La Habana, 11 de diciembre de 2012
 
Comandante Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
 
Querido Presidente Chávez:
Usted es un gladiador de la Revolución y la vida. Como todos los guerreros indomables ha sufrido reveses, pero no derrotas. Su fortaleza, coraje, disciplina y entereza le permitirán vencer este nuevo desafío que se interpone a su salud.
En circunstancias tan delicadas, incontables expresiones de respeto, lealtad, cariño, y solidaridad han coincidido en un torrente de corazones, voluntades y voces que compartimos el sincero deseo de su pronta recuperación.
Esos sentimientos no son inmerecidos, ni protocolarmente huecos. Usted los ha ganado con su inequívoco compromiso con el bienestar y la justicia social para el pueblo venezolano y para todos los pueblos hermanos de Nuestra América y el Tercer Mundo; con su humanismo y generosidad ilimitados,  con su inamovible opción por los pobres, por los verdaderos acreedores de tantas deudas del colonialismo y el capitalismo; con el magisterio de sus convicciones y su conducta revolucionaria consecuente, con su arrojo que no cede tantitos al imperialismo ni a los oligarcas locales a su servicio; con la firmeza de su permanente batalla por la emancipación y el socialismo, que es nuestro horizonte común.
Los pueblos del planeta, los oprimidos y humildes que junto a Usted luchamos con la certeza de que es posible construir  un mundo mejor, le entregamos toda nuestra ternura, ánimo, energías y los más sentidos deseos;  le pedimos hacer suya la suma de toda nuestra fuerza;  le aseguramos que lo necesitamos para hacer avanzar y concluir la obra libertaria de Bolívar, de Martí y de Fidel.
 
Un muy apretado abrazo para unidos aclamar que
¡Viviremos y Venceremos!
  
Alfonso Fraga Pérez
Secretario General