Versión Estenográfica de la primera mesa del Foro Int …

JULIO CÉSAR TINOCO: Daríamos inicio con la primera mesa que será moderada por el Licenciado Jesús Zambrano, y será, y habrá una ponencia magistral de la Presidenta del Frente Amplio del Uruguay Mónica Xavier.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Gracias, muchas gracias, para los que recién se incorporaron aquí al auditorio; buenos días para quienes se mantienen, que han estado desde el principio pues igualmente nuestro reconocimiento y muy confiado de que este foro, con distintos ponentes y que arranca además ahora sí que para satisfacción nuestra, con una mujer: Presidenta del Frente Amplio del Uruguay, Senadora de la República, Mónica Xavier ¿así se pronuncia? que tiene escasos cuatro meses de haber sido electa para esta responsabilidad partidaria.
Para nosotros, el Frente Amplio del Uruguay es un referente obligado, cada vez que hablamos cómo unificar en la diversidad en distintas vertientes, en distintas versiones de la izquierda y que –particularmente- en el Uruguay, un país que durante décadas se debatió en el escenario de dictadura militar, de dictaduras militares, haber salido de esa situación, haber entrado a la modernidad democrática y que ya por dos periodos consecutivos, gobierna la izquierda a través del Frente Amplio del Uruguay, este país –incluso- actualmente por un ex preso político, por un ex guerrillero de allá de los años 70, y que demuestra toda esta evolución que ha tenido también la izquierda latinoamericana y, en este caso concreto, la izquierda Uruguaya.
Yo, sin más preámbulo, agradeciéndole infinitamente y orgullosamente que este aquí, a nuestra colega Presidenta del Frente Amplio de Uruguay, le damos la palabra.
¡Felicidades muchas gracias por estar aquí presente!
MÓNICA XAVIER: Muy buenos días a todas y a todos.
Muchas gracias Presidente, muchas gracias al PRD por invitarnos, y bajo una consigna como esta: “Unidad en la diversidad” que es prácticamente nuestra seña de identidad como frente-amplistas.
Un saludo fraterno del Frente Amplio de Uruguay a todos los compañeros y compañeras del PRD, y a todos los representantes de organizaciones fraternas que hoy coincidimos en este foro tan importante.
Para nosotros, es un honor y una inmensa alegría siempre volver a México porque acá tenemos muchos compatriotas que aún desarrollan su proyecto de vida después de haber recuperado la democracia; pero muchos otros que regresaron a Uruguay y que pudieron tener en México las posibilidades de salvar su vida, de desarrollar su familia y sus proyectos.
Así que eso es una inmensa, un inmenso agradecimiento y un inmensa deuda que siempre tendremos con todos ustedes por haber acogido en tan difíciles momentos en nuestros compatriotas.
Hoy, conversar sobre qué significa: “Unidad en la diversidad”, es hablar sobre la historia en nuestro Frente Amplio que el próximo 5 de febrero va cumplir 42 años de existencia y que, sin duda, creemos que se puede considerar que ha sido verdaderamente exitoso ¿Por qué? En primer término, porque sobrevivió a una -sin duda- una dictadura más feroz que hubo en Uruguay desde 1973 hasta 1984. Y sobrevivió siendo apenas un bebé, porque un 5 de febrero del 71 se conformaba, y en junio del 73 comenzaba ese largo periodo dictatorial.
Y no obstante ello, sobrevivió más allá de tener una feroz represión sobre su gente durante todos esos años.
Hay cosas que si las transportáramos al siglo XXI, las volaríamos hacer en la izquierda uruguaya y es, sin duda -en un contexto histórico como aquel- haber reivindicado la democracia, haber reivindicado la alternativa diferente de las fuerzas políticas verdaderamente democráticas, y la voluntad de hacerlo porque puede haber muchos fundamentos ideológicos; pero también hay algo que decían los compañeros: Las ganas, la convicción de que hay que recorrer ese camino cueste lo que cueste porque vale la pena, porque -en definitiva- es la alternativa para que su gente, nuestros pueblos, vivan mejor.
Por tanto, con convicción y corazón fue que, en aquel 5 de febrero del 71, muchos uruguayos y uruguayas tomaban la resolución de emprender este camino del Frente Amplio, y tuvo -en aquel momento- un contexto histórico de una enorme crisis económica, y una enorme vulneración de los derechos democráticos.
Vivíamos prácticamente, al filo de la dictadura, lo que luego se consuma, efectivamente.
Y uno puede decir que, frente a aquel autoritarismo y frente a aquella profundización de la crisis económica y social, hubo este conjunto de hombres y mujeres que se propusieron forjar la unidad, y que rescataron experiencias que venían desde muchas décadas anteriores, intentando agrupar sectores políticos y conformar estas instancias unitarias que anteceden a la conformación del Frente Amplio, y también de la unidad sindical.
Y nosotros con orgullo decimos hoy, en el siglo XXI y en el 2012, que tenemos una única central sindical porque hemos recorrido todas esas instancias en las cuales -sin lugar a dudas- con avances y con retrocesos; pero nunca esos retrocesos llevaron a desistir del desprendimiento. Y por tanto, creemos que son sólidas las raíces de esta: “Unidad en la diversidad”.
Sin duda, hubo antecedentes -como decíamos- de experiencias políticas unitarias; pero también hubo antecedentes, previo al 5 de febrero del 71, de gente que le reclamaba al país una alternativa, y esa gente era de tradición de izquierda, de tradición democrática de una extracción con una impronta cultural muy fuerte: La gente de la educación, la gente de la cultura; pero también militares profundamente compenetrados con la democracia Uruguaya, militares patriotas; y como decíamos, también dirigentes sindicales muy importantes.
Aunque, hasta el día de hoy, nosotros manejamos una clara independencia entre la fuerza política y el movimiento sindical.
Y decimos que: “Independencia no es indiferencia”; por ello queda muy claro que tenemos lógicas diferentes; pero que hay un interés común que es el bienestar de nuestra sociedad que es sobre el que debemos siempre estar guiando nuestras conductas permanentes.
Entonces, el Frente Amplio se conforma en aquel entonces con la izquierda tradicional, el Partido Socialista -del cual yo soy miembro- que tiene hoy 102 años de historia (a punto de cumplir 102 años de historia) de los partidos históricos más antiguos no solo de nuestro país sino de la región y del mundo. Se conforma con el Partido Comunista y se conforma con la Democracia Cristiana.
Esta es una de las diferencias con muchas de las coaliciones de izquierda de nuestra Latinoamérica, donde la Democracia Cristiana se ubicaba en otro espectro y no junto al Partido Comunista y al Partido Socialista.
Pero también se conforma de aquellas personas que. en los partidos tradicionales: El blanco y el colorado (así se llaman) por divisas que se usaron en determinado momento de la historia, tenían personalidades que querían una opción diferente para el país.
Entonces, en esa diversidad ideológica, en esa multiplicidad de estructuras políticas es que el Frente Amplio decide conformarse y tiene algunos aspectos de esas definiciones del 71 que aun están vigentes.
De alguna manera, sus principios siguen siendo los mismos. Su estatuto, lógicamente, se ha modificado pero… y su orgánica esencialmente también porque son tiempos diferentes, una cosa es la oposición, otra cosa es ser gobierno, y una cosa es tener como en el 71, el 18% del electorado de apoyo, a hoy que “ballotage” mediante y “ballotage” puesto para evitar que se ganara por parte de la izquierda, hoy nuestro Presidente de la República, Pepe Mujica, está en ese lugar por el 50 por ciento más uno de los votos que le confirieron esa responsabilidad.
Por tanto, desde el 71 hasta los tiempos que corren, el Frente Amplio fue creciendo en el apoyo popular, y fue de cuando mínimamente, su estructura, a veces es parte de la critica: Que deberíamos aventarnos de mejor manera a los desafíos no sólo del gobierno nacional por segunda vez consecutiva, y aspiramos que en el 2014, sea por tercera vez, no porque no estemos convencidos de la necesidad de la alternancia democrática -que sí lo estamos, y mucho- sino por la necesidad de completar un ciclo de gobiernos progresistas que nos permita realizar determinadas reformas estructurales y consolidarlas para el bienestar de nuestra gente.
Por tanto, nosotros estamos siempre actualizándonos desde el punto de vista programático, y tratando que, desde el punto de vista ideológico, podamos tener siempre un debate que nos enriquezca.
Pero volviendo por un momento a aquel 71 en donde elegimos con una enorme generosidad a un presidente que luego dio todo lo que uno podía esperar de una fuerza política progresista y de izquierda; al General Liber Seregni, venido de filas coloradas.
A veces, en la evolución del Frente, uno dice: Si gana el sectarismo y uno se retrotrae a ese momento de fundación, se da cuenta que para la unidad de la izquierda, es fundamental la generosidad también, porque en ese entonces, un militar demócrata, representaba la alternativa a los militares que -junto a los civiles junto a nuestro país- gestaban en esas terribles dictaduras apoyadas por el imperio.
Y entonces, en aquel momento podía haber sido alguien de la izquierda tradicional; sin embargo fue un militar, en una sociedad que no es pro militar ¿no? Más bien, si algo tiene, es su así como es muy laica, también es media reticente al militarismo que, en nuestro país, estuvo siempre vinculado a pérdidas de los derechos democráticos.
Por tanto, en aquel momento el poder conformar el Frente Amplio implicó esa generosidad en donde cada uno sabía que formaba parte de algo más que la suma de cada uno de nosotros.
Era una sumatoria que, en definitiva, nos mantenía en nuestra identidad individual (no la desdibujaba sino que éramos parte de un todo), y fue así que desde aquel entonces ya tuvimos un reglamento de organización que marcaba esa característica: Éramos un Frente pluri-clasista, pluri-partidario, que reconocía esa diversidad ideológica porque tenía pautas de comportamiento que implicaba que enriqueciéramos las resoluciones finales, y las resoluciones finales siempre debían estar pautadas por la unidad de acción; pero una unidad gestada en esa diversidad, en el enriquecimiento de posiciones que luego nos permitieran -con mucho más fuerza- trabajar en la dirección definida.
Entonces, hoy, 42 años después, seguimos reivindicando esa unidad en la diversidad. Y no es que no hayan existido momentos en los cuales no se planteara: “ Bueno pero ¿por qué no conformamos en un único partido, con corrientes? ¡Bueno! Porque creemos que esta es la formulación que más nos preserva en la identidad a cada uno de los componentes: En la necesidad de respetar los proyectos finalistas que, en todo los casos, no son los mismos, y en reivindicar un largo camino común que -sin duda- tenemos para afianzar la democracia no porque esté en riego la democracia representativa, sino porque creemos en una democracia representativa y también participativa, en donde necesitamos gestar una cultura de participación para que, efectivamente, la sociedad se apropie de los avances que se vienen realizando en materia de gobierno nacional y de gobiernos departamentales.
Entonces, esa tentación de que a veces cuando las situaciones son críticas, si uno unifica puede estar a salvo de las rupturas, creemos que no, que la reivindicación tiene que ser en esa doble condición que no anula el perfil específico de cada uno de nosotros, sino de que trata de unificarnos en un frente con definiciones claras.
Desde ese entonces, desde el 71, la unidad se forja a dos niveles: Al de las definiciones que nos unen a la coalición de partidos y de movimientos; pero también a una estructura de base que nos permite ir gestando esa unidad y en donde todos: Comunistas, socialistas, democristianos, ex blancos y ex colorados o independientes, se juntan en estructuras de base, que dimos en llamar nuestros “Comités de Base”.
Por eso, el Frente Amplio es una estructura muy compleja -sin duda- que implica la coalición y también el movimiento.
¿De qué ha servido forjar esa estructura de bases? (Que también por momentos recibe muchas críticas) Ha servido en su momento original, para concertar desde la base -no sólo desde la cúpula- la unidad que se venía proponiendo; pero a lo largo de su evolución, ha servido también para amortiguar muchas veces, las confrontaciones entre los diversos sectores de la coalición que, sin duda, se dan y no son pocas veces.
Entonces, se ha criticado, se ha dicho: “Es demasiado compleja una estructura de esta naturaleza. Hay que simplificar”. Y en muchos casos se ha pretendido en más de una ocasión decir: “Bueno, la estructura de base es la que complica la historia”.
Yo en particular, les digo, he sido siempre una convencida de que, más allá de lo complejo que es llevar una estructura con esta doble condición son los contrapesos, las amortiguaciones que permiten seguir construyendo esa unidad porque abajo, las cosas también se viven de alguna manera diferente y donde la unidad se puede ver con mucha claridad porque así es donde hay que enfrentar el día a día, hay que enfrentar a la ciudadanía, hay que dar las explicaciones y, sin duda, hay que decir por qué vamos por tal lado y no por tal otro, porqué hemos podido conquistar tantas cosas y hoy me gustaba mucho cuando ustedes reflexionaban, los tres oradores, acerca de “de dónde venimos y cuánto trecho hemos recorrido”, porque muchas veces tenemos fragilidad en nuestra memoria y cuando a veces los esfuerzos los gastamos o los malgastamos en luchas fratricidas nos olvidamos que hemos construido cosas que ningún otro actor en el escenario político podría haber construido.
Entonces, esto no significa decir que “somos menos malos que otros”. Significa reconocer que hay determinadas cosas que, si no las hacemos, no las hacen otros actores, y son imprescindibles para que nuestra gente viva mejor ¿Por qué? Porque nuestro norte es una sociedad más justa y de éso no nos podemos salir, ese es nuestro compromiso.
Y cuando discutimos acerca de cómo logramos mejor ese objetivo, ¡bueno, bienvenido! pero ¿saben qué?, el Frente tiene claro las reglas para obtener las unidades ¡claro, pero no es fácil, ninguna cosa es fácil acá!
Siempre de alguna manera uno debe recordar que las cosas fáciles no son las más importantes y seguramente sean solas, el general Liber Seregni nos decía: “Bueno, las cosas complejas son las que requieren de nuestro esfuerzo; pero son las que valen la pena en realidad.
Entonces, nosotros durante muchas décadas, previo a ser gobierno, teníamos la regla del consenso, básicamente impuesta por la presidencia del general Liber Seregni. Nos obligaba a todos a estar de acuerdo.
Luego nos pareció que, cuando llegábamos a las exigencias del gobierno, los tiempos se nos acortaban y teníamos que lograr que, por mayoría (que obviamente siempre estuvieron previstas), debíamos resolver nuestros problemas.
Pero, después de un trecho -obviamente después del general Liber Seregni, vino Tabaré Vázquez presidiendo la fuerza política, luego pasa a ser presidente de la nación, viene el compañero ingeniero (Jorge) Brovetto a ser presidente, y a mí me toca la cuarta presidencia de esta fuerza política.
Y yo he vuelto a reivindicar el consenso, no porque crea que los tiempos son ilimitados para tomar resoluciones, sino porque creo que es bueno intentar el consenso. Y cuando los tiempos exigen ¡bueno! resolver ahí sí -y sólo en esos casos- por la mayoría. ¿Por qué? Porque es bueno buscar la unidad en la diversidad, porque es bueno si no podemos avanzar diez y podemos avanzar 6, decir –bueno, nuestro mínimo común denominador es este y a este todos nos comprometemos, y es más importante impulsar esto, ese seis, que dividirnos porque no podemos obtener el 10.
Entonces, uno empieza a lograr restituirle al Frente Amplio -que a mi juicio lo estaba necesitando- una lógica diferente porque si no, uno tiene que pasar por las mayorías que, en nuestro caso –fíjense que interesante- siempre fueron rotando.
O sea que esto nos muestra que el Frente Amplio es más, efectivamente, que la suma de sus componentes. Es gente independiente que se siente profundamente frenteamplista, pero que no se siente ni comunista, ni socialista, ni democristiana ni ninguno de los sectores que -a esta altura son 30 (imagínense poner de acuerdo a 30 sectores, más a las bases)- porque a nosotros nos ocurrió un fenómeno diferente al que le ocurría a las izquierdas Latinoamericanas.
Nosotros fuimos unidos sobre 4-5 corrientes fundamentales, a ganar el gobierno; pero una vez que ganamos el gobierno, los sectores empezaron a sentir que tenían diferencias irreconciliables con algunos de sus componentes y empezaron a fragmentarse.
De todas formas, esos múltiples sectores no implican visiones diferentes acerca de cómo generar una alternativa de izquierda en el Frente Amplio en el país.
Entonces, nosotros hemos sentido que importa mucho cuando la sectorización se venía imponiendo y ¡bueno! con esa lógica de mayorías, había que postergar la decisión de las minorías, volver a recuperar la fórmula del consenso, porque la fórmula del consenso implica un proceso, un debate en el cual uno se siente identificado como parte de esa discusión que logra una resolución, aunque no sea la que uno estaba intentando que se impusiera; pero de alguna manera, formó parte del debate, de alguna manera, a veces modifica en parte esa resolución.
Entonces, volviendo -porque sin duda es un proceso- la lógica de conformación de la estructura política, debe dar cuenta de la diversidad; pero debe de tener una regla muy clara: La unidad de acción es la única forma de lograr avanzar en un proceso.
Y nuestra unidad de acción, por tanto, tiene garantías de reconocimiento de la diversidad. Una es el proceso de debate, que hay que tratar de que sea lo más democrático posible; y muchas veces nos gana aquello de que: “Le hacemos el caldo a la derecha, le hacemos el caldo a los medios, le hacemos el caldo a otros si discutimos” y eso nunca es verdadero.
En realidad, con eso queremos ocultar la posibilidad de discutir y de alcanzar un consenso.
Por tanto: Procesar, eso sí, con fraternidad, con criterios que no nos impliquen después heridas irreconciliables ¿verdad? Las diferencias tienen que ser parte de nuestra forma de trabajo.
Seregni decía -y me parece importante, yo traía esta cita escrita para leérselas- en diciembre del 71 cuando los comités base conformaban un espacio de debate entre ellos mismos: “La nuestra es una unidad critica que sabe discernir con toda claridad nuestras insuficiencias, que no las evita, que no las escamotea, porque si nos regodeamos con la sola apología de nuestra unidad, poco o nada avanzaremos, poco de bueno brindaremos al país sino la mera repetición de que somos unidad, unidad de diálogo es el frente y por ser diálogo es crítica –y agregaba- una crítica leal, una crítica confiada, una crítica que apunte a fortalecer, a fortificar el despliegue del Frente Amplio en el pueblo Oriental”.
Y esto es importante porque, si no, el tema de la unidad pasa a ser un slogan que no condice con la realidad.
Nosotros tenemos muchas instancias de democracia interna, tenemos diferentes organismos y los hemos ido adaptando a las realidades, en las cuales -me imagino, multiplicado por la realidad de países complejos, federales y con diversidad- nosotros somos sólo 3 millones 250 mil habitantes, ¡imagínense que lo nuestro es bastante más fácil! Pero bueno, todo es a escala ¿no? todo es proporcionado. También, cuando se son más, se tiene más gente para poder ayudar en esta conformación.
Bueno, nosotros hemos tenido siempre la voluntad de que nuestra fuerza política tenga múltiples instancias y, como decía, una cierta adaptación para organismos que hoy conjuguen esfuerzos que nos costaron mucho conjugar cuando fuimos el primer gobierno, y donde se nos disoció la fuerza política y el gobierno nacional.
El gobierno nacional nos agarró todos los cuadros y dejó a la fuerza política “guacha” de esos cuadros. Entonces, ¡eso nos ha puesto otro desafío! Y es que –efectivamente- tenemos que poder renovarnos en nuestros cuadros, debemos poder renovarnos en algo que para las políticas públicas tenemos muy claro, que es: La inclusión, no dejar a nadie fuera de las posibilidades de los derechos esenciales.
Ahora, en la estructura política nos cuenta reconocer que tenemos que incluir y que entonces, es importante la mirada del interior del país, es importante la mirada desde el gobierno, es importante la mirada desde la fuerza política, es importante la inclusión de hombres y mujeres y es importante la renovación generacional.
Entonces, todas estas cosas -sin duda- son procesos que a unos los pueden ir llevando por diferentes etapas de la realidad que el Frente Amplio supo vivir en sus diferentes momentos.
Creo que una de las cosas es que, además de esos cimientos con los que nos construimos y que para todos son una referencia permanente más allá de que 42 años pasaron entre el surgimiento y los desafíos que tiene el Frente Amplio son muy diferentes, pero nos muestran que algunas cosas no deben cambiar y esas cosas tiene que estar muy bien cimentadas desde el lanzamiento, desde que uno se convence y que tiene un papel jugar en la sociedad.
Hoy, el Frente Amplio tiene su segundo gobierno, y reivindica la tradición “artiguista”, la de nuestro libertador (José Gervasio Artigas Arnal), como desde aquella gesta, porque sentimos que la vocación latinoamericanista, que las posibilidades de un ideario con una fuerte impronta en la soberanía nacional, tienen que seguirnos afirmando en este mundo global, en donde corremos riesgo de ser todos más o menos igualitos, y en donde la reivindicación de esa diversidad también pasa por cómo plantarnos en el mundo. Y, sin duda que estos son fundamentos ideológicos de nuestra existencia en donde, más allá -y por suerte, por ser de izquierda nos adaptamos a los cambios- la reivindicación de estos principios son esenciales.
Y los principio de la libertad, estuvieron siempre presentes siempre en el Frente Amplio, y los reivindicamos desde la democracia, y una democracia concedida en los tres niveles: La democracia política, la económica y la social. Una democracia que combine la representación con la participación.
Sin duda, una posibilidad de generar una redistribución del ingreso a través de nuestros planes de gobierno efectiva, porque seguimos viviendo en el continente que reparte de manera más desigual su riqueza; pero seguimos viviendo en el continente que ofrece mayores posibilidades de diversidad en el tema del ambiente, en el tema cultural, lingüístico, en el tema energético, en mil y una cosas, por tanto que nosotros tengamos la responsabilidad de conquistar la voluntad de nuestros pueblos para transformar la realidad de nuestros países, es también la posibilidad de que transformemos la realidad de nuestra América.
Y en esas cosas, uno las ve a cada paso. Hoy decíamos con un compañero: “Qué difícil es llegar. Uno tiene que ir más al norte para después bajar, tiene que ir haciendo zigzag para conectarnos”.
Y bueno, no ha sido sobre la base de los principios de la unidad latinoamericana que se generaron nuestros… los cimientos de nuestra democracias; sino más bien, sobre otras visiones.
Hoy es tiempo de que nosotros estemos en los resortes de gobierno para poderlos transformar, y esos ciclos de gobiernos democráticos que hay ya en Latinoamérica con un sesgo progresista que, sin duda, en muchos años ha estado más preocupado por sus problemas internos, que por mirar a la región en la que vivimos y yo creo que hay que bajar la escalera y mascar chicle a la vez ¿eh?
No tenemos tiempo de afirmar, primero lo de nuestro país, para después pensar en la región. Tenemos que hacer las dos cosas a la vez. Y yo creo que a veces lo vemos como muy disociado; pero no lo es tanto, y nosotros podemos tener un grado de convergencia en la mirada ¡que mucho hemos avanzado!
Yo creo que una sur es una voluntad de conjugar esfuerzos más allá de las diversidades ideológicas que existen, pero que no las plantearon otras orientaciones ideológicas en Latinoamérica; sino que se crearon a punto de partida de la existencia de nuestros partidos progresistas en la región.
Voy a ir redondeando, no sé si tengo mucho más tiempo… pero quiero dejar algunas cosas firmes:
Nosotros, en Uruguay como Frente Amplio, siempre recortamos nuestro proyecto político, y éso no implicaba no tener puentes de diálogo con el resto del sistema político; pero le mostramos a la gente, que éramos una opción diferente.
Le mostramos a la gente que podíamos llegar al país, y no ser el cuco del cual se había hablado, de que si la izquierda llegaba, la corrida financiera iba a ser incalculable, y éso ocurrió en gobiernos de derecha que sumieron al país en la más profunda crisis de su historia.
Uruguay, desde que tiene -desde hace siete años y medio- gobiernos progresistas, estabilizó su situación económica-financiera, partiendo de niveles terribles. Éramos el segundo país más endeudado en el mundo después de Turquía, estábamos en el horno, como dicen los muchachos en mi país. Y sin embargo, hoy tenemos una estabilidad económica-financiera importante, más allá de la crisis que acosa a los países del norte desde hace tantos años y que, lamentablemente, tampoco tiene una solución por lo menos a ojo de vista.
Salimos, por lo menos de tener prácticamente un 40 por ciento de población bajo la línea de pobreza; en siete años hemos reducido ese 40 por ciento al 13 por ciento. Partimos de un 5 por ciento de indigencia, de pobreza extrema, de exclusión social; y al finalizar este período de gobierno -el segundo período de gobierno- estaremos erradicando la exclusión.
Partimos de cuadruplicar el Producto Bruto Interno; partimos de ser el último o el penúltimo país en quien un inversor extranjero miraba -como países de oferta para invertir en Latinoamérica- a ser el primero o el segundo.
Hemos mejorado las condiciones de salud de la población en una reforma de salud compleja, sin duda, mucho más compleja que la propia reforma tributaria la cual también implementamos; pero la verdad yo soy médica y sé bien que, a nivel de la salud los intereses económicos-financieros que se mueven y los intereses corporativos, son muy duros; pero la salud es un derecho y, por tanto, hay que hacer los esfuerzos para que se tenga accesibilidad y universalidad y calidad.
Partimos de una postergación enorme en materia de los recursos que se le podían dar a la educación, y hoy estamos incorporando importante cantidad de recursos. Eso sí, nos falta todavía tener mucho más control de la calidad del gasto porque, en realidad, más que gasto es inversión; pero hay que poder regular y armonizar esos desarrollos.
Por tanto, lo nuestro ha sido una agenda con visión estratégica, con proyecto de país, con alternativas claras al proyecto de la derecha que con un país plaza financiera andaba bárbaro; tenemos un país que tenía una migración brutal, la cual había comenzado, cuando el Frente Amplio surge, y que -por primera vez, después de 40 años- es en estos gobiernos de izquierda en que viene más gente de la se va.
Y uno puede decir: “Bueno, pero la crisis en los países del norte justifica ese retorno”.
No. Son muchos más los que han sido exitosos y los que podrían seguir siéndolo en el exterior los que retornan porque hay una esperanza en su país, que aquellos que retornan por las dificultades en el norte.
Por tanto, una agenda de inclusión y de equidad, de inclusión de todos los compatriotas. Nosotros teníamos mucha gente fuera siquiera del registro cívico, del registro de identidad ¿no? y hoy estamos tratando de recuperar toda esa gente con su identidad, incluso la que está en el exterior, la cual prácticamente había sido desafectada como ciudadanos uruguayos, y hoy estamos revinculando.
Y una agenda de equidad, teniendo claro lo que decía el compañero hoy ya fallecido; pero un hombre que se llamaba José Pedro Cardoso, médico siquiatra, que nos decía: “Cuando estén en la cruz de los caminos y sea difícil la elección, no duden que si se ponen del lado de aquellos que más nos necesitan no se equivocarán”.
Hoy, en la cruz de los caminos, siempre que hemos resuelto de esa manera hemos resuelto bien, y es mi mensaje.
Gracias.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Muchísimas gracias a nuestra amiga, colega, senadora y presidente del Frente Amplio de Uruguay.
Una exposición como ustedes la escucharon, rica en conceptos, rica en historia, rica en enseñanzas, rica en la conciencia de ser de izquierda, diría yo, que es con lo que termina de qué lado hay que ponernos cuando estamos en el cruce de los caminos.
No quiero abusar, más bien yo diría si hay –como lo anunciamos en el formato presidenta- preguntas que fueran justamente eso.
Podríamos, si se quiere, que se hagan todas las preguntas que haya así de un solo jalón y luego ya de parte suya las agrupa y busca darles respuesta, porque luego sucede que se repiten preguntas.
Les pediríamos eso, no intervenciones porque tenemos otras mesas en los minutos siguientes. Por favor, les rogaríamos eso.
Adelante. Si se presentan.
SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS:
PREGUNTA: Mi nombre es Javier Centeno, soy profesor de bachillerato de la UNAM. Mira, lo que siempre hemos visto también es que hay muchas diferencias en la cuestión ideológica. No es lo mismo el enfoque –por ejemplo- de la Democracia Cristiana, a de los movimientos comunistas o socialistas. Entonces, para mí, la estrategia depende mucho de ese enfoque ideológico con el que abordamos la realidad.
Yo quisiera saber ¿cómo resolvieron ustedes estas contradicciones ideológicas en el Frente Amplio? Es nada más una pregunta.
PREGUNTA: Víctor Reyes, luchador social. ¿El sistema electoral de Uruguay permite el registro al Frente? ¿El Frente es un partido registrado? ¿Participa en las elecciones como tal? Porque eso va a determinar en el país si podemos avanzar hacia un esquema así y ¿cuál es la vida interna que les da, cuál es la independencia que les da a cada uno de los integrantes del Frente? Nada más sería eso.
PREGUNTA: Buenos días a todos. Gabriel Gutiérrez de Chiapas. La pregunta sería: En el caso de ustedes, entiendo que fue una conformación de partidos muy larga por el propio proceso de dictadura y las condiciones que ahí se dieron; pero eran entidades, partidos. Aquí en el PRD estamos en la situación de un partido con muchas corrientes; incluso, con una circunstancia y un debate en este momento sobre otra conformación política más en MORENA. Es decir, no viene de partidos estructurados, sino más bien de fuerzas internas y, de alguna manera, mucho se ha hablado en el partido del caso de ustedes en el Frente Uruguayo y que ésa pudiera ser una de las alternativas. ¿Usted lo recomendaría para el caso de México? ¿Ha tenido la oportunidad de reflexionarlo en esos términos en el caso nuestro? Es una pregunta muy concreta.
PREGUNTA: Buenas tardes. Gracias ¿qué mecanismos emplean para elegir a sus candidatos y candidatas a puestos de elección popular? Natividad Rosas, de Tlalnepantla, estado de México, militante del PRD.
PREGUNTA: Domingo Juárez Santillán, coordinador del frente Democrático de Tlalnepantla. PRD, expresión Izquierda Democrática Nacional. Bueno, pues son de hecho, tres preguntas. La pregunta concreta es la siguiente: Dentro del marco de la crisis permanente en el sistema capitalista de producción y todo lo que esto conlleva, la pregunta es la siguiente ¿cómo consideran ustedes como gobierno la etapa del Frente Uruguayo? ¿Como una etapa de coyuntura? Concreto. Segundo ¿consideran a la izquierda desde la óptica de (inaudible)? Valdría la pena que destacáramos aquí el papel del sujeto histórico tal y como lo planteó ella, pues en toda su línea de trabajo que lleva en América Latina. ¿Qué etapa de la lucha sigue para el gobierno uruguayo? Partiendo principalmente de la confrontación con la crisis permanente del sistema económico del capitalismo.
PREGUNTA: Víctor Manuel Bautista, militante del PRD. Usted decía que el mecanismo para poder llegar a acuerdos es el consenso, la búsqueda del consenso y la discusión, el acuerdo. Me gustaría dos cosas saber. Primero: ¿Usted considera al Frente Uruguayo un partido de masas o un partido de cuadros? Segundo: ¿Cuántos comités de base existen en el frente Amplio y cuál es el promedio que integra a un comité de base en Uruguay? Gracias
PREGUNTA: Camilo Valenzuela. PRD. Pedirle pudiera extenderse sobre el funcionamiento de los comités de base, su regularidad. ¿Se incorpora a los miembros de base de todas las fuerzas del Frente y a los que no lo son? Que pudiera también pasarnos algunos elementos del tema de la cultura política que está relacionado con su régimen político.
Uruguay ha sido un país que ha conocido la democracia liberal. Nuestro país tuvo un régimen corporativo durante muchas décadas y recién a fines del 79 conocimos una Reforma Política que abrió la posibilidad de que como izquierda aspiráramos a gobernar. Que se extendiera sobre este tema de la cultura política y los debates en el Frente Amplio.
Si hay períodos de debate generalizado, abierto, otros donde el centro es la unidad de la acción y en ese período ¿qué rol tiene ese debate?
PREGUNTA: Gracias. Buenos días, bienvenida a nuestro país. Martín Ramos Castellanos, del estado de Chiapas. Preguntarle ¿qué estrategias, qué visión y qué políticas públicas utilizaron para poder abatir el sobre endeudamiento del Estado y a la vez combatir la marginación y la pobreza?
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Como no va a tener tiempo para otra conferencia magistral, van dos últimas preguntas y acá el Senador que también nos está pidiendo. Entonces….
PREGUNTA: ¿Qué tal Senadora? Soy María Ramos, soy antropóloga y he llevado trabajo de campo. Ahí, me he percatado de que hay un gran desfase entre lo que hay del partido y lo que es la sociedad. Entonces, a partir de esto sí me gustaría saber cuál ha sido su método para interactuar estas dos grandes fuerzas. El partido tiene una presencia y, de verdad ¿eh? Hay un estado de orfandad por parte de la ciudadanía. Quieren una alternativa y quieren tener una opción de vida.
Entonces, si el partido está preocupado en observar estas situaciones, su Frente Amplio ¿cómo resolvió esta situación? ¿En su país cómo se llevó al cabo? Gracias.
PREGUNTA: Gracias, buenos días. Bueno, yo soy Guadalupe Almaguer, soy feminista y militante del PRD. Yo quisiera saber que nos compartieras tu experiencia de cómo eliminar o, por lo menos, aminorar las resistencias que hay en las dirigencias y en la militancia de los partidos o del partido para poder abrirlo. Tú terminas con una frase que dices: “Hay que estar siempre… Tener como prioridad acercarnos a la gente o priorizar las necesidades de la gente”. Pero para llegar a eso, tienes que ocuparte de otros sectores que arrojan la cercanía y darle respuesta a la gente. Esa es mi pregunta. Muchas gracias.
PREGUNTA: Gracias presidente, senadora. Bienvenida. Dice: “Unidad de acción gestada en la diversidad”. Quisiera que me pusiera un ejemplo en el caso de su reforma Tributaria, la Reforma Fiscal o Tributaria que menciona que hicieron. Es decir ¿cómo de una diversidad ideológica, los une una acción y la acción significa –cuando se está en el gobierno- políticas públicas, y cuando se está en la oposición, pues posturas sobre políticas públicas. Gracias.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: En los últimos minutos, se han ido… a ver, miren, vamos ahorita a permitir que, como ya se juntaron varias… A menos que aquí nuestra ponente diga que se sigan haciendo, ahorita vemos si podemos hacer una segunda ronda.
MÓNICA XAVIER: No. Si podemos ir…
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Le damos también la bienvenida a compañeros senadores, diputadas que se han incorporado: Amalia, a Rocío, a Mario, a Iris. Si hay por ahí alguien que no haya visto desde acá que se incorporado. Bienvenidos también. Luis Sánchez, Senador; compañero Carlos Sotelo, compañero de la Comisión Política Nacional y el integrante también de la Comisión Política Nacional, Enrique Romero. Bueno si se me escapa uno es porque ya, ya mencione a Amalia.
Adelante Senadora.
MÓNICA XAVIER: Bueno yo me quedo más tiempo, me quedo hasta el domingo hay dos posibilidades, yo me quedo en la intervención, entonces acá vienen las preguntas o el Frente Amplio despierta interés y la verdad que yo creo que esto. Y la verdad es que muy bueno que así sea porque creo que es parte de lo que tenemos que hacer, tenemos que transferir nuestra experiencia no para copiarla, sino para aprender y para pensar que bueno hay cosas que son claves para encontrar las diferentes alternativas, no.
Como hicimos con nuestras diferencias ideológicas, las hay pero en ningún momento pretendemos anularlas eso si hay bases programáticas que nos definen un rumbo y en una sociedad más equitativa, nosotros no tenemos definiciones socialistas aquí en el frente por lo menos todavía. Pero si tenemos partidos con definiciones socialistas. No forzamos más allá de que la fuerza política puede hacer. Y lo que queremos es conformar un gran bloque que efectivamente en determinado momento en el bloque alternativo para llegar al gobierno. Y una vez que estamos en el gobierno no cometer el error que nos viene pasando y que estamos advertidos para revertirlo y desvincularnos de la sociedad o de las organizaciones de la sociedad.
Entonces pensar desde el gobierno el vinculo, fuerza política, sociedad y hacer que el mimo ruede es muy importante, por aquello que yo decía que nos concito una enorme energía es ser gobierno por primera vez cuando nosotros no hemos tenido experiencias de cogobierno. En esa entidad nítida de la izquierda y del progresismo en Uruguay nosotros no concebimos como un proyecto de nuestra fuerza política el tener distancias de cogobierno, de habitación como se le quiera llamar.
La derecha hacia sus presione políticas tuvo coparticipación en el gobierno cuando le toco a uno ser gobierno y al otro no, nosotros llegamos de primera vez a los resortes del Estado. ¿Qué respetamos en nuestras bases fundacionales hasta el día de hoy? Las cuestiones de conciencia, las cuestiones de conciencia si no son producto de la unidad de acción sino son materia de respeto.
Acabamos de tener la sanción de una norma que despenaliza el aborto en Uruguay, en realidad no aplica el código penal a determinada circunstancias en las cuales la mujer puede interrumpir su embarazo. En este caso es un tema de conciencia, la fuerza política había resuelto avanzar en ese sentido, el de legislar. Pero aquellos individuos que tienen una cuestión de conciencia con este tema, no se les obliga a votar, vienen su suplentes, viene quien no tiene objeción de conciencia al respecto.
Entonces se puede combinar una decisión tomada en un Congreso que dice que se avance en materia legislativa sobre el respeto al derecho de la mujer, bueno y se consigue una votación sobre un proyecto que ahora no consagra el derecho de la mujer sino que no aplica el código penal a determinada circunstancias.
Y esas son las condiciones que con un tema fuerte de conciencia pretende, tratamos de zanjar de esa manera.
Nuestro sistema electoral permite que bajo el lema de Frente Amplio comparezcamos las diferentes opciones que conformamos la coalición, entonces ahí se pueden incluso reagrupar todas las fuerzas que se han ido dividiendo y que funcionan cotidianamente la orgánica separados, pero que pueden hacer un sub lema, una coalición para la instancia electoral.
Pongo un ejemplo, Frente Amplio Partido Comunista, entonces le da los senadores comunistas dentro de la Coalición Frente Amplio o diputados. Después otra opción puede ser que más de un grupo se junte y hay determinado grupos que han constituido un Frente libersereñe como una opción electoral dentro del lema del Frente Amplio.
Eso es algo que nos permite nuestro sistema electoral y que entonces no solo en nuestra orgánica podemos seguir funcionando y cada sector de la coalición tiene su dinámica permanente, el Congreso del Partido Socialista define sus cosas, tiene su ejecutivo, su organización de base pero tenemos como Frente Amplio una doble militancia. Pertenecemos a nuestros sectores y pertenecemos a la estructura del frente, si se es independiente se pertenece a la estructura del frente, no se tiene doble militancia.
Yo de alguna manera no puedo recomendar, me parece que lo importante es que no nos metamos en la vida de las estructuras fraternas. Lo que sí, es que digo a todos los sectores mi única recomendación es que sepan superar las diferencias que siempre va ser más o que nos una entre nosotros cuando tengamos una opción progresista, una opción de izquierda, una función de interés de los más desposeídos siempre va ser más lo que nos una que lo que nos separe.
La derecha se junta para impedir que los progresista y que la izquierda lleguemos al poder, nuestro objetivo tiene que estar muy claro. Y cuando tenemos el objetivo claro que si es si llega tal o llega cual al Congreso de la nación, sino como podemos mejorar la vida de la gente, me parece que ahí, es claro el camino.
¿Cuál es nuestra etapa de gobierno? Bueno uno puede decir que hay alguna reforma en el gobierno actual del Frente Amplio que es protosocialista, así lo han definido algunos compañeros. Porque por ejemplo en materia de sistema de salud hay acceso universal, hay un fondo de salud al cual se aporta si se tiene condiciones de aportar, sino se tiene igual derecho a acceder a la salud.
Pero realmente nosotros seguimos bajo un régimen capitalista en donde las relaciones de producción son las que hay y que aun no falta mucho como país, desarrollar el tercer sector de economía el asociativismo, el cooperativismo. En donde yo creo que no ofendo la realidad y la visión de nadie. Se sigue teniendo una remora de pensar que ese es un sector de pobres para pobres, que es una economía de segundo nivel.-
Yo creo que y se lo digo a mi fuerza política, si pensamos que efectivamente es una alternativa económica, no actuamos en consecuencia, no falta mucho como para colocar con mucha más fuerza el cooperativismo de todo tipo en el desarrollo de nuestra economía. Y tenemos múltiples realidades en las cuales podríamos cerrar mucho la brecha de remuneración, podríamos cambiar la modalidad de vínculo en particular de trabajo de nuestros jóvenes y de nuestras mujeres que son las que menos empleabilidad tienen.
Y los jóvenes hombres y mujeres y las mujeres de todas la edades tienen menor empleabilidad, mayor brecha de remuneración salarial y por tanto creo que mejorar significativamente.
Bueno el Frente Amplio es un partido de masas, sin duda los componentes del Frente Amplio, Andrés Manuel por allá por el fondo me preguntaba, los componentes individuales, los sectores del Frente Amplio algunos tienen definición, un partido de cuadros por ejemplo, el Partido por la victoria por ejemplo es un partido de cuadros sino un partido de masas. Pero el Frente como tal es un partido de masas, verdad.
Como funcionan nuestros comités, funciona semanalmente para mí es un exceso, tienen un nivel intermedio de coordinación que es la Coordinadora y luego tienen representación en la dirección nacional, 50 y 50. O sea que es una presencia muy importante.
Tenemos el Congreso, el congreso de Comité de bases, no tienen la representación de la coalición y la dirección cotidiana es la Mesa política que funciona semanalmente con representación de las bases.
De la ciudad capital Motevideo, de Canelones que es el segundo departamento en el número de personas y cercano a Montevideo y del resto del interior del país. Entonces ¿Cuál es la esencia del Comité de Base? Trabajar hacia el territorio, también tenemos comités funcionales que son de los funcionarios frente amplistas por ejemplo; de las empresas del Estado o de empresas importantes privadas. Esta el sindicato pero aquellos frente amplistas pueden conformar un comité de base, ahí le llamamos funcional.
Pero la estructura real es la estructura territorial y ahí participan todos los que quieren, hay algunos que tienen esa segunda militancia de la que yo hablaba y hay otros que solo militan en el Comité de Base.
Pero también son Frente Amplista aquellos miembros de los sectores que lo integran y que no van al Comité de Base porque sienten que el Comité de Base por ejemplo en estos últimos tiempos ha perdido incidencia en el territorio.
Y es cierto pero estamos intentando recuperarla porque creemos que no hay política, sino hay política en el territorio, no existe una verdadera política que tenga una inserción en el territorio, ahí es donde la gente vive, donde el problema le damos una solución nacional tiene que adquirir el perfil de la gente que ahí vive y que es diverso por más que seamos un país pequeñito sin mayores diferenciaciones.
¿Cómo salimos de la pobreza y del endeudamiento? , bueno, de la pobreza salimos con planes sociales muy fuertes en donde sin duda sufrimos la crítica de la derecha, de que bueno al igual que el plan del Partido de los Trabajadores del gobierno realizaba con los excluidos. Con los más pobres o que se hacía en el gobierno de Bachelet o lo que se hacía en los gobiernos progresistas, se decía que era una transferencia de dinero, sin contrapartida que lo estábamos dándole de vivir a un montón de holgazanes y no fortaleciendo las estructuras de base y la cultura de trabajo.
Entregamos una ciudad donde no había datos entonces tenía como base de datos el que efectivamente si yo le transfería un mediante el plan de que se llevaba adelante un monto de dinero para sobrevivencia en el núcleo familiar se registrara efectivamente que el niño o niña o adolecente concurría a la escuela o a los controles de salud.
Eso se dijo pero es una cosa que aun no hay, estamos insistiendo en la mejor identificación y coordinación de esos datos, obviamente se trabajo socialmente mucho para que más allá de que se tuvieron o no los datos exactos, la gente tomara conciencia de que ello debía ocurrir. Que era un esfuerzo del conjunto de la sociedad que había que valorar y bueno se ha trabajado en ese sentido muy firmemente y generamos un ministerio de desarrollo social que antes no existía con políticas concretas. Como por ejemplo recuperación de los analfabetos funcionales, aquellos que por desuso habían caído en el alcohol, en el analfabetismo, con recuperación de cooperativas para las mujeres o para hombres y mujeres. Pero las mujeres jefas de hogar son un porcentaje muy importante y una serie un plan muy basto de programas sociales para recuperar la pobreza.
Y con el endeudamiento, en el re perfilamiento de la deuda sin duda porque no podíamos sino trabajar, y se lo dijimos al fondo monetario internacional, no vamos a quitarle ni un peso a los planes sociales por cumplir con el pago de la deuda. Vamos a cumplir pero la plata destinada a los programas sociales no se toca para pagar compromisos internacionales.
Así, así de firme porque no había chances.
MÓNICA XAVIER: Abrir el partido a los más posibles. Yo creo que hay una cosa que uno tiene que tener claro, si quiere la sociedad inclusiva, si quiere la sociedad que reconozca todo sin importar su condición de ningún tipo, en el partido hay que preservar la sociedad que uno presea.
Uno no puede estar diciendo que quiere una sociedad se incorpore a todo el mundo, que todo el mundo tenga derechos, sean reconocidos, si a la larga el partido no logra prefigurar. Ese es un desafío importante.
No se resuelve con resoluciones ¿no?, se resuelve dando el ejemplo, y bueno liberando que la cosa funcione.
Bueno, me parece que por ahí van las preguntas esencialmente ¿no? Hay un rumbo, no hay posibilidades de, que más allá de nuestras diferencias tengamos opciones que tengan convivencia, ni composturas antidemocráticas ni composturas que privilegien a la oligarquía o a los más favorecidos de siempre, sino por el contrario una sociedad más justa es mencionable.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Muchas gracias.
Tenemos, andamos ya rondando el tiempo en el que debemos concluir esta mesa; magnífica sin duda, levantaron la mano, ahorita se quedaron pendientes, podemos darnos cinco minutos entre preguntas de tres de allá y, si no tiene inconveniente nuestra ponente, dije que tenía hasta el domingo, entonces… allá, el compañero que está alzando la mano, y luego allá mismo atrás, y luego otra de allá.
Tres, primero va a correr el tiempo, luego habrá oportunidad –con toda seguridad- de que fuera de la mesa de poder por allí acercársele a la senadora y, hacer un intercambio de reflexiones. Adelante.
LUIS ARMANDO CANO GARCÍA, (Unión De Trabajadores Agrícolas): Buenos días, mi nombre es Luis Armando Cano García, de la Unión de Trabajadores Agrícolas.
Agradeciendo la invitación al foro, ponencia magistral, y yo quisiera hacerle una pregunta: En su experiencia de lucha y política, bueno en su experiencia de lucha política, ¿qué nos puede comentar de la participación de los sectores rural y campesino en los gobiernos progresistas de izquierda? Muchas gracias.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Un par de preguntas de allá y, ni modo, no a todos se las podemos dar.
PARTICIPANTE: Yo quisiera referirme a un tema que, aunque ella no lo trató con profundidad, pero es, me parece muy importante, en relación al proceso de educación que ahí se vive, y de alguna manera más o menos como está lo de la privatización y cosas así, más o menos económicas, relativas a la educación.
Llama mucho la atención que en el desarrollo de la exposición y luego en la parte de respuestas a las preguntas, no se haya hecho mención para nada al concepto de participación ciudadana. Acá, en la experiencia que tenemos en el gobierno de la ciudad, desde 1948 estos… fue una de las fechas más importantes en el gobierno de la ciudad.
La otra, ¿qué dirán… cómo trabajan la dinámica de la estructura del partido con los Comités de base? La dinámica, ¿cómo trabajan la dinámica de la estructura del partido con los Comités de base, sobre todo si esos comités son más progresistas, que opciones particulares?
PARTICIPANTE: Sí, yo quería preguntarte que, ¿cómo el partido, como “Partido Frente”, cuál sería la actualización ideológica y modernización de su estructura, que estaría entreteniendo actualmente, ante situaciones internas como movimientos de redes y frentes amplios, que no están tan de acuerdo con el actual modelo del partido.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Bien, ahora que… presidenta por favor.
MÓNICA XAVIER: Bueno, con esta pregunta me hacen recordar que hay algo que no contesté en la anterior, y era ¿cómo elegíamos a nuestros candidatos? Se quedó pendiente esa.
Empiezo por ahí para mostrar algunas sesiones de la participación, y con relación al compañero que en más de una ocasión hizo referencia a una democracia representativa y participativa, y ha sido una guía –sin duda- del trabajo de la izquierda en el Frente Amplio de Uruguay.
Mecanismos de la elección de candidatos. Los candidatos en general durante una etapa fueron candidatos únicos, hoy hemos encontrado la necesidad de expresar la diversidad y permitir que haya candidatos múltiples a cuestiones de representación al gobierno nacional, al gobierno departamental y al gobierno municipal, que haya contienda electoral en las primerias, en las previas, y esto se define previamente, la estructura política hace un Congreso y elige a su candidato, y eso es internacionales ¿verdad?
Y eso es muy importante porque el candidato debe encarnar el programa, y el programa, si es único y es único, porque el programa es el que une, es al consenso que llegamos, entonces la diversidad de candidatos está en función del que sea o el o la que represente de mejor manera ese programa.
Para la interna del partido, yo producto de la elección, por primera vez directa del Frente Amplio de Uruguay. Habíamos cuatro candidatos a la presidencia del Frente Amplio y, en mi caso, obtuve muy importante apoyo que casi es el mismo que tuvieron casi los otros tres candidatos.
Hay una campaña electoral en donde recorrimos, los cuatro juntos, todo el país, además podíamos tener campaña individual si lo queríamos ¿verdad?, o de sectores que apoyaban a unos y a otros.
Y fue con el voto de la ciudadanía frenteamplista que resolvimos la elección, obviamente todos proponiéndonos el modelo del Frente Amplio, y es que el modelo del Frente Amplio –a mi juicio- tendría que estar más conclusivo, más abierto, más participativo, más moderno, y las redes son parte de la realidad.
Entonces, ya en la segunda instancia, en la Plenaria nacional, que es la dirección nacional, ya hemos definido el Frente Amplio en línea, o sea Frente Amplio online, y vamos a permitir el funcionamiento que convine lo presencial con el trabajo a través de Internet para dos cosas: Como estructura y comités de bases que se nutra también de aportes de integrantes del Comité que, a través de Internet pueden difundir e intercambiar, pero hay instancias presenciales y hay resoluciones que se toman con los integrantes allí.
O sea, ampliamos la participación, reconocemos la existencia de las redes, pero también de determinados compromisos que los militantes tienen que tener, que hay específicamente algunas instancias resolutivas en las cuales deben de estar.
La militancia puede estar presencial o no, pero las resoluciones, esas son de manera presencial.
Los trabajadores rurales en este Frente Amplio, por primera vez hubo una ley para los trabajadores rurales en el primer gobierno del Frente Amplio, que determina un horario de trabajo, determina la protección de sus derechos laborales, esenciales, la que estamos ejerciendo con valor, de que efectivamente la ley se lleve adelante.
Y estas son las cosas que un gobierno de derecha nunca hubiese hecho. Dos leyes importantes: La Ley de Trabajadores Rurales y la Ley de las Trabajadores Domésticas, y exhorto, por si México no lo ha hecho, a que los congresistas ratifiquen el convenio de OIT de protección del trabajo.
Con ello logramos un avance en materia de derechos muy significativo de dos segmentos de la población, siempre postergados.
Lo otro, que si a través de la reforma estructural que estamos llevando adelante, por ejemplo, de salud, hay un plan de salud rural, porque nuestra campaña está muy despoblada, y esa es parte de nuestra orientación de que la población se mantenga en el campo.
Hemos sufrido una migración hacia la capital brutal, con aquello de que, bueno, capaz en la capital encuentro las opciones que no encuentro en el campo. Entonces, hay una firme voluntad de desarrollar el interior del país, para que se busquen las nuevas inversiones extranjeras, inversiones importantes para lo que es nuestra historia, que radican en el interior del país, de forma tal de tener a la población en el interior.
En materia de educación sufrimos un descenso muy, muy grave. Nosotros tenemos educación gratuita y obligatoria, y tenemos los tres niveles de educación, escolar, el secundario y el universitario y el universitario gratuito, incluso los posgrados son gratuitos en nuestro país.
Hay una discusión que nunca hemos saldado de, acerca efectivamente del posgrado no debe hacer pagos para mejorar la accesibilidad a la universidad, porque hay una segmentación de clases, en la que puedes llegar a nivel universitario, hoy que desarrollamos la fuerza política y en el Parlamento, una decisión muy importante de llevar al interior del país el tercer nivel del desarrollo universitario y materia tecnológica.
Tenemos diferentes horarios, estuve participando en la discusión de si está fuerza política tomaba la decisión a este tema, donde no hay acuerdo en este sistema político, pero hay si la voluntad de mejorar el nivel educativo en regiones al interior del país, y si no tiene que venir a Montevideo y… ¿qué pasa con aquellos comités que son básicamente independientes? Bueno, en los comités están todos, a veces está la coincidencia de que hay de todo el espectro político, y en otras ocasiones son de gente que, altruista, pero que no tienen otro sector.
Todos ellos tienen una estructura por la cual llegan a la dirección y, esa representación de los comités de base, tenga la integración que tengan en materia de identificación con los sectores, tiene su representación en todos los niveles de decisión; 50-50.
JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA: Un aplauso a nuestra ponente.