Repudian bloqueo contra Venezuela en XXV Foro de São Paulo

Organizaciones populares de latinoamérica y el mundo suscribieron este sábado una Declaración y Plan de Lucha para frenar la arremetida imperialista en la región.

En el marco del desarrollo del XXV Foro de Sao Paulo en Caracas (capital), organizaciones populares revolucionarias y progresistas de latinoamérica y el mundo repudiaron este sábado el conjunto de medidas coercitivas impuestas por el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra el pueblo venezolano.

“Venezuela es una de las democracias más atacadas por el gobierno estadounidense y sus aliados (…) las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos contra Cuba y Venezuela son un genocidio y violación masiva de derechos humanos”, resaltó la Declaración y Plan de Lucha emitido por delegaciones internacionales.

Asimismo, el documento enfatizó en la importancia de frenar la arremetida imperialista en la región, debido al peligro que representa para la soberanía, autodeterminación e integración de los pueblos.

“Esta nueva ofensiva imperialista pretende romper todos los principios del derecho internacional público e imponer escenarios de guerra en nuestra región, que se expresan en las múltiples formas de agresión contra Venezuela, en particular a través del criminal bloqueo impuesto por los Estados Unidos y el cínico uso de instrumentos que deberían estar al servicio de los derechos humanos para promover escenarios guerreristas de intervención militar”, recalca el escrito aludiendo al informe de Bachelet.

Asimismo, las organizaciones se pronunciaron a favor de la libertad del exmandatario Lula da Silva en Brasil; rechazaron el exterminio de líderes sociales e incumplimientos en la implementación de los Acuerdos de Paz en Colombia; denunciaron la represión contra manifestantes en Honduras y Puerto Rico; y alertaron sobre el avance de las políticas neoliberales en Argentina; entre otros puntos.

Dentro del plan de acción suscrito este sábado, los movimientos de izquierda incluyeron la lucha contra el patriarcado, racismo, xenofobia y criminalización de la migración, y contra cualquier forma de discriminación por motivos religiosos, étnicos u orientación sexual.

Publicado originalmente en teleSUR.