Comunicado

Lo ocurrido ayer 4 de agosto en Caracas, Venezuela, es la más seria intentona directa de asesinato del Presidente Nicolás Maduro. Fue otro manotazo al vació de la extrema derecha nativa manipulada desde centros de poder del exterior, que dejó siete militares de la Fuerza Armada Bolivariana heridos.

Lo anterior se produce después de continuos fracasos de estos sectores reaccionarios en las urnas; el desgaste en movilizaciones pagadas; utilización de jóvenes y estudiantes como carne de cañón en búsqueda de egoístas intereses para los viudos del poder y de quienes desean las riquezas petroleras para seguir imponiendo sus designios; el descredito público; el golpe blando y otra serie de frustraciones que los condujeron a deslizarse, cada vez más, hacía actos vandálicos, anárquicos y ahora abiertamente terroristas.

Son los mismo que trataron de impedir, con el magnicidio, el triunfo electoral de Chávez al cual trataron también de asesinar antes y después del triunfo electoral. Son los mismos golpistas, los ocultos organizadores de las guarimbas; los exportadores del modelo golpista a Centro América y otros lugares de la Patria Grande.

Desde la FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMUN, FARC, rechazamos y condenamos este grotesco atentado personal contra Maduro; esperamos que las investigaciones e indagaciones a los detenidos y la captura de otros personajes comprometidos, den frutos urgentes y puedan ser desenmascarados y castigados los irresponsables aventureros materiales y los cerebros intelectuales con su doble moral.

Todos los demócratas y revolucionarios de la América Nuestra, todos los patriotas venezolanos, todas las mentes honestas y libres del mundo, tenemos la obligación de rodear a Maduro y la Revolución. No más acciones injerencistas ni terroristas contra Venezuela.

Con la solidaridad internacionalista

¡NO PASARÁN!

CONSEJO POLITICO NACIONAL

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMUN, FARC

Bogotá, Agosto 5 de 2018.

Originalmente publicado aquí.