La Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), ante la situación de violencia vivida los últimos días en la República Bolivariana de Venezuela, expresa lo siguiente:
1.- Condena el espiral de violencia y lamenta las víctimas fatales y heridas, provocadas alrededor de las manifestaciones y en otros escenarios en los cuales se ha escalado el conflicto. Llama a las autoridades del Estado a investigar y establecer las responsabilidades sobre las víctimas de la violencia, incluyendo el uso excesivo de la fuerza y violación de los derechos humanos por parte de efectivos policiales y militares, así como la actuación criminal de grupos violentos que participan de las manifestaciones pacíficas.
2.- Señala que la manifestación pacífica es un derecho democrático que debe ser respetado por el Estado y ejercido responsablemente por la ciudadanía, pero que no puede ser utilizado para provocar hechos de violencia ni menos justificar salidas de fuerza que cuestionen el ordenamiento democrático.
3.- Denuncia la estrategia de exaltación del conflicto promovida por pequeños grupos violentos, que se encubren detrás de legítimas reivindicaciones y promueven el caos, la desestabilización, la desinformación y la incertidumbre en la sociedad venezolana, con el objetivo de atentar contra el régimen democrático y sus instituciones. Denuncia además la forma en que esta estrategia viene siendo estimulada nacional e internacionalmente a través de las redes sociales, los grandes medios de comunicación privada y cadenas de información.
4.- Llama al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro y a todas las instituciones del Estado a insistir en la convocatoria y concreción de un efectivo y constructivo diálogo con los actores políticos y sociales que representan a la oposición democrática a fin de detener la escalada de violencia y construir una agenda para el abordaje de los problemas del país.
5.- Saluda la posición de los gobiernos de MERCOSUR, UNASUR, ALBA, CARICOM y CELAC, que frente al crítico momento que vive la República Bolivariana de Venezuela, han reiterado su firme compromiso con la plena vigencia de las instituciones democráticas, su rechazo a las amenazas de ruptura del orden constitucional y han expresado su solidaridad con el pueblo y gobierno de Venezuela.
Víctor Báez Mosqueira
Secretario General
São Paulo, 25 de febrero de 2014