El Frente Guasu condena el intento de golpe en Venezuel …

Una vez más, el golpe militar violento es el gastado repertorio de la resquebrajada hegemonía norteamericana en complicidad con sus aliados de siempre, las oligarquías criollas. Ahora se trata de un intento más de quebrar el
proceso democrático y revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela.
Cuando ya se creía que esos procaces recursos tácticos serían reemplazados por mecanismos más sutiles, hoy asistimos al mismo guión que desde finales del siglo XIX, viene desatando sobre Latinoamérica la potencia del Norte, lo
que da cuenta de su franca decadencia. El gobierno venezolano logró abortar el proyectado golpe militar, deteniendo a los oficiales implicados. El golpe, que estaba programado para el 12 de febrero, aniversario de las manifestaciones orquestadas por la extrema derecha venezolana, se tenía que realizar bombardeando el Palacio de Miraflores, el Ministerio de Defensa y el canal TeleSUR. Los detenidos son generales y tenientes de la aviación, que de acuerdo a informes oficiales tendrían los auspicios, además de la derecha del país caribeño, del Departamento de Estado de los Estados Unidos, ya que se descubrió que los conjurados contaban con visas del país del Norte.
El plan se basaba en un programa político con objetivos precisos, como la disolución de los poderes públicos, designación de una nueva directiva de PDVSA, “insertar al país” en los circuitos financieros internacionales, privatizar
las empresas básicas y resarcir a los empresarios expropiados por el proceso revolucionario.
En las computadoras de los oficiales detenidos se encontraron fotos de los puntos a bombardear, además de fusiles R15, granadas, pistolas, uniformes y teléfonos.
El manifiesto y la proclama del golpe estaban suscriptos por connotados líderes de la derecha venezolana, como Leopoldo López, María Corina Machado, Antonio Ledesma y otros. De acuerdo a informes oficiales, está demostrado
que estos políticos estaban en comunicación permanente entre sí y con altos funcionarios del Departamento de Estado norteamericano.
Este ya conocido macabro espectáculo injerencista y oligárquico que tanto daño ha causado a nuestra sufrida Latinoamérica, no puede sino causar indignación en todos los pueblos de nuestra región que hoy se proponen liberarse, para alcanzar su definitiva independencia.
El Frente Guasu, acorde con los principios de democracia y soberanía popular, condena con todas sus fuerzas el nuevo intento de golpe a la República Bolivariana de Venezuela y, al mismo tiempo, hace un llamado a todos los
pueblos de Latinoamérica a consolidar nuestra unidad, para contrarrestar esta nueva contraofensiva hegemónica imperial y oligárquica.

¡Por la unidad latinoamericana!
¡Basta de golpes fascistas!

Asunción, 14 de febrero de 2015

Frente Guasu