Documento informativo sobre la jornada de movilización ocurrida en Santiago de Chile (Revolución Democrática)

19 de octubre de 2019

1. Desde hace aproximadamente una semana, algunas políticas de gobierno han provocado nuevas aumentos en los costos de vida, en el contexto de una difícil situación macroeconómica. Ya desde hace años el “modelo chileno” ha traspasado el costo a las mayorías, donde las condiciones de vida se han vuelto intolerables en nuestro país. Vivimos en una sociedad profundamente desigual donde las pensiones de la mayoría están bajo la línea de la pobreza; altísimos niveles de endeudamiento para estudiar, comer, vestirse; una salud pública en crisis, con medicamentos impagables y una salud privada inaccesible; una crisis política profunda protagonizada por partidos políticos neoliberales que atentan permanentemente contra los intereses de las mayorías sosteniendo múltiples prácticas de corrupción y enriquecimiento junto a los grandes empresarios. En definitiva, hay rabia, hay malestar, hay cansancio y soledad. El
miedo y el castigo han sido las herramientas a través de las cuales se ha intentado contener ese descontento. Pero el alza del transporte público decretada hace unos días fue la gota que rebalsó el vaso.

2. Las ciudadanas y ciudadanos de Santiago de Chile se han manifestado de forma pacífica contra el alza en los costos de la vida, a través de la evasión masiva del pasaje de metro. ​El Metro de Santiago, empresa pública, es parte del Transantiago junto con empresas privadas de buses. El gobierno, en lugar de renegociar los contratos con las empresas que detentan las licitaciones de Transantiago, elige traspasar los costos a los usuarios mediante un alza de la tarifa de Metro, medida recomendada por un panel de expertos que desconocen la realidad de quienes usan el transporte público.

3. En lugar de buscar una solución democrática, la respuesta del gobierno fue represiva. Esta irresponsabilidad por parte del gobierno ha generado un clima de ingobernabilidad, alimentando la violencia en las manifestaciones y agudizando el descontento de todas y todos. Se han registrado en video ​numerosos casos de víctimas de disparos de perdigones por parte de carabineros, o de otras formas de violencia policial.

4. El gobierno ha llegado a decretar Estado de Emergencia. Esto implica que el Presidente de la República ha cedido una serie de atribuciones al jefe de la defensa nacional, el que tomará el control del orden público: asumir el mando de las Fuerzas Armadas; impartir todas las instrucciones para el mantenimiento del orden interno dentro de la zona; autorizar o rechazar la celebración de reuniones en lugares públicos; controlar la entrada, salida y tránsito en la zona, entre otras atribuciones. En otras palabras, implica la posibilidad de suspender algunas garantías constitucionales como el derecho a reunión en espacios públicos y el derecho a movilización, así como eventualmente aplicarse medidas tales como el toque de queda. Esta es una situación inaudita en nuestra historia desde la recuperación de la democracia.

5. Llamamos ​al gobierno a terminar con la represión, revocar el estado de excepción y volver al estado de derecho democrático. El gobierno no fue elegido para reprimir a las personas cuando se manifiestan contra la injusticia, sino para buscar recoger la voluntad de la ciudadanía a través del diálogo y la democracia. ​En lugar de violencia y represión, los chilenos y chilenas necesitamos soluciones a los abusos que sufrimos diariamente, a la crisis de pensiones, los sueldos bajos, el endeudamiento y el alto costo de la vida.

6. En estos difíciles momentos para nuestro país, reafirmamos con más fuerza que nunca nuestro compromiso con la política democrática como solución al conflicto social, en contraste con el uso de la violencia y la militarización. Que la represión de quienes quieren proteger los privilegios de unos pocos no apague la esperanza de quienes levantan sus brazos por un país mejor para todas y todos.

7. Como Frente Amplio tenemos la disposición a construir soluciones que pongan fin al abuso que viven las mayorías en nuestro territorio: salarios y pensiones dignas; salud, vivienda y educación pública, gratuita y de calidad; fin a las zonas de sacrificio y robo de nuestros recursos básicos; entre otras.

8. Pedimos solidaridad con el pueblo de Chile. #DemocraciaParaChile ​#ChileDesperto

Download: Download - PDF | Descargar - PDF