ADELANTE CON LA PROTESTA POPULAR Y EL PARO NACIONAL DESDE EL 21 DE OCTUBRE DE 2019

Movimiento del Socialismo Allendista

Lo que partió como una serie de actos de desobediencia civil de estudiantes secundarios contra el alza del Transantiago hace nueve días, con evasiones masivas, se ha transformado en el mayor estallido social desde la dictadura cívico militar saltando desde la región metropolitana a todo el país. El gobierno de Piñera ha mostrado su total incapacidad para enfrentar las demandas y las necesidades del pueblo trabajador, injuriando y criminalizando a los jóvenes. Este es un gobierno incapaz que ha sumido a nuestro país en la mayor crisis en tres décadas.
Desde la dictadura de Pinochet ningún gobierno había recurrido al toque de queda y el control militar ante su impotencia. La brutalidad policial ha sido monstruosa, reprimen manifestaciones de desobediencia civil pacificas mientras hacen la vista gorda frente a saqueadores y verdaderos delincuentes y los medios de comunicación siguen mintiendo para desprestigiar la protesta popular. No dicen nada de la violencia que Carabineros, militares y navales están ejerciendo contra su propio pueblo. ¡Piñera debe irse!

Por tercer día consecutivo cientos de miles de chilenos y chilenas siguen movilizados en una amplia protesta popular espontanea incluso con toque de queda, y se enfrentan con militares que patrullan y reprimen junto a Carabineros.

Estamos ante una crisis de régimen, que supera la crisis del gobierno. Está saltando por los aires el pacto de las élites de civiles y militares que tomó su forma en la Constitución de 1980 y la transición democrática controlada a gobiernos civiles asegurando la continuidad y profundización del modelo capitalista neo liberal, con un crecimiento que destruye el medio ambiente y el ser humano, y que concentra la riqueza en manos de una pequeña minoría hasta limites inauditos. Mientras la mitad de los y las chilenas viven endeudados con salarios menores a $400 mil pesos y pensiones de $150 mil pesos.

Pero Chile despertó. Millones de chilenos encabezados por la juventud se han movilizado contra un sistema económico basado en el abuso y el privilegio de unos pocos.

Esto no da para más. Chile necesita ahora una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución basada en los derechos sociales, y la extensión de la Seguridad Social, que ponga fin al Estado subsidiario y el respeto por la gran propiedad privada como el centro de toda la legalidad por sobre el bien común.

Por eso los Socialistas Allendistas respaldamos los llamados a protesta y paro nacional desde mañana lunes 21 de octubre y demandamos junto al pueblo movilizado:

Que renuncie Piñera y su gobierno.

Que se anule el estado de emergencia, los militares a sus cuarteles.

Que se cancelen las alzas de los servicios básicos como el transporte y la electricidad.

Por el fin a las AFP. Pensión básica universal igual al salario mínimo.

Por el reajuste inmediato de salarios y plan nacional de empleos.

No al TPP y a todos los tratados que impiden el desarrollo soberano de nuestros pueblos.

Asamblea Constituyente Ya!

Constituyamos mesas y comités de Unidad Social en todo el país para llevar nuestras demandas a la victoria.

Santiago de Chile, 20 de octubre.
Movimiento del Socialismo Allendista.

Publicado originalmente aquí.