"El gobierno de Horacio Cartes: un peligro para la …

El Frente Guasu se dirige a la opinión pública nacional e internacional, a los demócratas y movimientos sociales, a las fuerzas democráticas nacionales y regionales para expresar cuanto sigue:
1. El proyecto encabezado por  Horacio Cartes  ha sido y es incapaz de dar respuestas  concretas a los grandes problemas y necesidades que acucian a la sociedad paraguaya y a la población. Su incompetencia se ha venido agravando y extendiendo, con sus políticas desatinadas y a favor de una minoría concentradora de la riqueza. La miseria, el desempleo, la desestructuración del sistema educacional, el desmantelamiento del sistema de salud pública, el vaciamiento de hospitales, la marginación y la discriminación, la persecución al movimiento sindical y social con represiones e imputaciones totalmente injustas. El descontento y la indignación  ciudadana son manifiestos,  por los conocidos casos de narcotráfico a plena luz del día, de la narco-política, de la  criminalidad incrustada en la institucionalidad del Estado, de la inseguridad, de la corrupción, de la violación sistemática de los Derechos Humanos y la impunidad reinante.
2. Ante el  notorio fracaso del proyecto económico y político, Horacio Cartes manifestó  públicamente, durante el cumpleaños de un Diputado –y con una conducta y actitud  indecorosa- su voluntad de “eliminar” al Frente Guasu, voluntad que luego fuera apoyada y justificada por su entorno.
3. La manifestación de esta voluntad de “eliminar” al Frente Guasu, denota la orientación autoritaria del gobierno y de la instauración de una práctica de intolerancia y “ELIMINACIÓN” de quienes buscan una sociedad más justa. Es la explicitación de una política real que está siendo implementada desde  el Estado mismo, vehiculado desde las más altas esferas del gobierno, revelando su verdadero rostro y proyecto: saqueo de bienes públicos y de recursos naturales para ponerlos al servicio de potencias extranjeras, para lo cual requiere concentración unipersonal y grupal de poderes, copamiento del Estado y control de la sociedad,  impunidad, acaparamiento de la institucionalidad del Estado, control y criminalización de la población.
4. La expresión vertida por Horacio Cartes y su entorno, es una amenaza directa a la democracia, al pluralismo, a la diversidad de expresiones políticas, a los demócratas, y un agravio  a la sociedad  y la manifestación más explícita de la profunda crisis de legitimidad. Estamos ante el desafío de derrotar una expresión nueva del stronismo.
5. El Frente Guasu alerta a la ciudadanía que se encuentra en vías de ejecución  un gran fraude electoral para las elecciones municipales de noviembre, como parte de un proyecto que conlleva el germen de la destrucción de la democracia y del pluralismo.  Estamos confrontados con un gobierno que busca acallar toda discrepancia y aniquilar la democracia.  Como muestra de la ejecución de dicho plan, el Frente Guasu es sistemáticamente excluido del proceso electoral con la negación, por parte del TSJE, de su carácter de tercera fuerza y el copamiento de todos los espacios de control electoral en el TSJE  por parte del bipartidismo, restando de esta manera las garantías para unas elecciones democráticas y transparentes.
ANTE ESTO:
El Frente Guasu hace un llamado a todas las fuerzas progresistas, a todos los demócratas, a los movimientos sociales, a reagruparse en la defensa de los valores democráticos, del pluralismo y a favor del cambio que tanto necesita nuestro país.
El Frente Guasu hace un llamado a todas las fuerzas políticas democráticas progresistas y de izquierda del continente, de los movimientos y partidos nucleados en el MERCOSUR y UNASUR, a mantenerse alertas  y solidarias ante la deriva autoritaria del Gobierno de Horacio Cartes y ante los intentos de instaurar un régimen negador del pluralismo y de la democracia.
El Frente Guasu acepta el desafío de participar en la lucha electoral con un real programa de cambio social en cada municipio y  llama a la ciudadanía a movilizarse para impedir que se concrete el fraude electoral  en vías de preparación.  El control ciudadano, la participación directa en estas elecciones, es la garantía para impedir la confiscación de la soberanía popular.
Asunción, 14 de setiembre de 2015