Declaracion del PC de Chile sobre la situación en Siri …

Los comunistas chilenos no podemos mantenernos ajenos a los graves acontecimientos que en estos momentos se están produciendo en la República Árabe de Siria.
El imperialismo norteamericano, con el apoyo de sus aliados de Israel, Francia e Inglaterra, y algunos de los mas retrógrados regímenes del medio oriente, han lanzado una guerra terrorista en contra del pueblo y del gobierno de Siria con el propósito de destruir dicho país. En su lugar se busca implantar un gobierno controlado totalmente por las grandes potencias occidentales, servil a los intereses de las principales transnacionales cuyo objetivo es ”repartirse el botín”, como lo hicieron en Libia, sin que importen las decenas de miles de víctimas que queden en el camino.
Los últimos acontecimientos nos muestran un incremento de las acciones terroristas que indiscriminadamente se ejecutan en contra de civiles y militares por parte del mal llamado Ejército Sirio Libre, que de Sirio tiene muy poco, ya que la mayoría de sus integrantes son mercenarios de diferentes países, reclutados y pagados  por aquellos gobiernos que buscan la desintegración de Siria y tampoco es Libre, ya que obedece plenamente al estado mayor de la conspiración cuyo centro no está en Siria, sino que en los cuarteles de las agencias de inteligencia de EE.UU., Inglaterra y Francia.
Lamentablemente el papel jugado por las Naciones Unidas, con su Secretario General a la cabeza, no ha sido imparcial, ya que en la práctica le han seguido el juego a las potencias que deliberadamente han estado tratando de destruir al pueblo y al gobierno de Siria.
Como en Libia, las acciones de guerra se amparan en el terrorismo mediático que intoxica la conciencia colectiva y facilita la justificación de la barbarie en donde se mezclan mercenarios y terroristas.  Los grandes monopolios mediáticos tergiversan, mienten y fabrican noticias tratando de mostrar al mundo que en Siria la lucha es entre un gobierno represivo y los civiles que se armaron para detener la represión. Nada más lejos de la verdad.  El nivel del desarrollo socio-económico de Siria había logrado entregar salud y educación gratuita y otros beneficios a su población, a diferencia de muchos países de la región
Desde el primer momento de la crisis, el gobierno sirio adoptó una serie de medidas y emprendió reformas políticas y constitucionales para aliviar las tensiones con los conjurados: se liberó a cientos de detenidos políticos y se dieron todas las facilidades a toda iniciativa Árabe para encontrar una solución a la crisis. Además, las autoridades colaboraron al máximo con los diferentes comités de observadores y facilitaron su misión.
El curso de los acontecimientos muestra que en ningún caso la intención de los conspiradores sea resolver los problemas de Siria; lo que se busca principalmente es el derrocamiento del presidente Assad y no se escatima la inversión de millones de dólares con este propósito. Los muertos, los heridos, los miles y miles de desplazados, la destrucción de la infraestructura del país, no cuentan para las grandes transnacionales.
Siria nos importa, aunque esté lejos de nuestras fronteras, ya que los métodos usados para destruir a ese pueblo no son distintos de los que se han usado y se pueda volver a  usar contra nuestros propios pueblos en América Latina.
Solidarizamos plenamente con la propuesta del gobierno y el pueblo sirios de abrir negociaciones que pongan fin a la violencia y a la retirada de todas las fuerzas militares reclutadas, controladas y financiadas por los gobiernos occidentales, que no han traído más democracia para Siria, sino que han masacrado a la población de ese país e impiden una salida democrática  que respete la integridad e independencia de Siria.
Los problemas del pueblo sirio deben ser resueltos por sus propios ciudadanos y rechazamos toda injerencia extranjera que promueve la violencia y el exterminio en Siria.
PARTIDO COMUNISTA DE CHILE

Santiago de Chile, 12 de Noviembre 2012