Alternativa Nueva Nación condena el asalto criminal al Estado de la República de Honduras

Alternativa Nueva Nación (ANN) – Guatemala

Nota de condena

El Golpe de Estado fue perpetrado por militares alineados a la estrategia contrarrevolucionaria dictada por el imperialismo norteamericanas y obedecida por las oligarquías centroamericanas.

El día 28 de junio de 2009 los pueblos del mundo fueron despertados con la nefasta noticia del intento de Golpe de Estado, por parte de un grupo de militares retrógrados y criminales de ese País, que expulsó temporalmente a Manuel Zelaya Morales de la presidencia de la República de Honduras. Haciendo uso de la fuerza, los militares golpistas trasladaron violentamente a San José de Costa Rica al presidente hondureño.

Alternativa Nueva Nación -ANN- denunció el 26 de junio de 2009 que “las verdaderas razones que se esconden detrás de las claras amenazas para concretar un Golpe de Estado en Honduras no guardan relación alguna con la iniciativa del presidente Zelaya para que se decida si se convoca a una asamblea constituyente que apruebe una nueva Constitución; por el contrario, las verdaderas razones se encuentran en la posición consecuente del presidente Zelaya Rosales con aliarse a los movimientos revolucionarios, como expresión de la lucha por los cambios que buscan t r a n s f o r m a c i o n e s p o l í t i c a s y socioeconómicas con enfoque intercultural y de género en América Latina. Las estrategias y los métodos de los sectores de la derecha para deslegitimar las transformaciones impulsadas por los movimientos revolucionarios y transformadores en América Latina, son de todos conocidos, estas han sido puestas en marcha en Nicaragua, Venezuela Bolivia y Ecuador, y ahora en proceso de consolidarse en Honduras, para desarticular los proyectos revolucionarios en marcha, y han sido las expresiones de la ofensiva imperialista contra la revolución cubana por más de cincuenta años”.

Alternativa Nueva Nación -ANN- se une patrióticamente a todas las expresiones de condena y rechazo a este hecho criminal, el cual es orientado por las burguesías latinoamericanas con el apoyo de militares golpistas y el Parlamento hondureño y que de manera peligrosa pretende interrumpir el proceso democratizador en América Latina.

Alternativa Nueva Nación -ANN- denuncia el atropello a funcionarios públicos y dirigentes populares que han sido consecuentes y leales a las políticas del Gobierno de Honduras. Así mismo condena el criminal atropello a miembros del cuerpo diplomático, que siguiendo orientaciones de sus propios gobiernos, se solidarizaron con el presidente Zelaya Morales y exigió restablecer el orden constitucional.

Alternativa Nueva Nación -ANN- hace un llamado a todos los gobiernos de América Latina, y del mundo, para que condenen con toda energía este acto que fractura el proceso democratizador en el Continente, proceso que hasta la fecha ha permitido desterrar los gobiernos dictatoriales. De la misma manera alerta a la comunidad internacional y a nuestros pueblos que permitir la consolidación del intento de Golpe de Estado en Honduras es allanar el camino para que se repitan actos semejantes en el resto de América. Los gobiernos de América Latina y del Caribe, y principalmente los gobiernos centroamericanos, deben cerrar cualquier posibilidad de reconocer al gobierno golpista avalado por el Parlamento Hondureño.

Las expresiones de la derecha en América Latina deben de entender con mucha claridad que los revolucionarios del Continente han demostrado, en diversidad de jornadas y métodos, su decisión de vencer a los enemigos del pueblo y que jamás se dejarán someter. Sean los obstáculos que los enemigos de clase levanten y las penalidades a que la lucha nos lance y mientras quede un hombre y una mujer, se continuará luchando por la revolución. Las fuerzas reaccionarias deben de tener claro este mensaje.

En América Latina miles de mártires han ofrendado con heroísmo su vida por la construcción de una nueva sociedad, aquella donde sea el poder y los intereses del pueblo los que prevalezcan. Los revolucionarios no estamos decididos a abrir ningún espacio para regresar al pasado en ningún país de nuestra América.

ANN llama a hombres y mujeres, de todas las generaciones, a que nos mantengamos preparados para adoptar cualquier forma de lucha para impulsar el proceso transformador y enfrentar de manera valiente a las hordas criminales de la derecha.

Ningún gobierno del mundo democráticamente electo debe reconocer el falso gobierno instalado por los militares y los parlamentarios golpistas.

El gobierno de los Estados Unidos de América debe demostrar la vocación democrática publicitada, no reconociendo a los golpistas hondureños.

Los organismos internacionales deben condenar el intento de Golpe de Estado y cerrar cualquier relación con el ilegal Gobierno establecido en Honduras.

Las organizaciones que luchan por la construcción de una auténtica democracia en Guatemala deben manifestar su solidaridad real, protestando y exigiendo la salida de los golpistas.

Guatemala 28 de junio de 2009