Promover en Brasil la activa solidaridad para con los pueblos de: Siria, Irán y Palestina.
La situación en Medio Oriente está cada vez más tensa y no se pueden descartar mayores conflictos o guerras regionales. En los últimos meses se ha dado una escalada de agresiones y amenazas contra Siria e Irán además de intensificarse la represión contra el pueblo palestino.
El pueblo y el gobierno de Siria resisten a un intenso ataque de grupos oposicionistas mercenarios armados por los EUA, Turquía y las monarquías reaccionarias del Golfo Pérsico. A pesar de la guerra informacional a respecto de lo que sucede en Siria, la resistencia patriótica y antiimperialista siria ha venido consiguiendo controlar la situación en su país.
Irán sufre crecientes presiones y un fuerte bloqueo económico de Estados Unidos y de la Unión Europea, y mismo frente las serias amenazas de ataque aéreo por parte de los Estados Unidos e Israel, Irán no desiste de la soberana decisión de continuar con su programa nuclear con fines pacíficos.
Es bajo este escenario que aparecen nuevas señales de contestación real a los intereses imperialistas de los EUA y sus aliados de la OTAN. Surgen poco a poco nuevos polos objetivamente contra hegemónicos, por ejemplo Rusia y China que han venido afirmando los derechos de soberanía de Siria yComitê Central – Secretaria de Relações Internacionaisrechazando la tesis de substitución de la soberanía del pueblo sirio por “injerencia humanitaria”.
Desde que Rusia y China ejercieron el valiente veto a una resolución contra Siria, presentada por los EUA en el Consejo de Seguridad de la ONU en febrero pasado, una nueva situación ha venido generandose en la región y particularmente en relación al conflicto en Siria. Si por un lado el llamado Consejo Nacional Sirio no controla una parte del territorio sirio, no tienen unidad ni apoyo popular suficiente, por el otro si la resolución propuesta por los EUA fuese aprobada por la ONU, la OTAN atacaría fuertemente a Siria y poderia ocurrir algo similar a lo que ocurrió en Libia. Por el momento estos planes de guerra abierta y frontal fueron contenidos.
Las reformas que han sido realizadas en Siria son importantes. La nueva Constitución, cuyo referendo popular alcanzo la aprobación de un 85%, tiene la marca de la pluralidad ideológica. A los ocho partidos existentes, los cuales integran el Frente Nacional Patriótico, varios otros están siendo legalizados, la mayoría de oposición. Todos participaran de las elecciones el próximo mes de Mayo.
Hacer reformas democráticas y ampliar la participación popular en Siria o en cualquier país árabe nunca fue objetivo de los EUA, Turquía o de las monarquías de Arabia Saudita y Catar. En el caso de las monarquías del Golfo, que reprimen durante protestos populares en sus países, no tienen siquiera parlamentos funcionando. El real y gran objetivo de estos verdaderos enemigos del pueblo sirio es desencadenar una guerra sectaria generalizada en suelo sirio, instalar un estado islámico, abolir el Estado laico y substituir el actual régimen sirio por otro pro imperialista, confiable a los EUA e Israel.
En este contexto una agresión externa y abierta contra Siria aun es posible, y crecen las amenazas a la soberanía iraní. El programa nuclear de Irán es el pretexto para la posible agresión imperialista. Los iraníes tienen derecho a proseguir con su programa nuclear, semejante al de Brasil, para fines pacíficos, en aéreas como energía y medicina. Varias agencias de inteligencia y seguridad, inclusive de los EUA, demuestran que no existe algún tipo de fabricación de bomba nuclear en Irán.
En medio de estos conflictos en la región, continúa la lucha por la implantación del Estado Palestino. Para que la ONU admita y proclame a Palestina como su 194º Estado miembro. Y, no es por casualidad, Siria e Irán apoyan con toda firmeza la causa palestina.
Frente a la actual situación en Medio Oriente, la Comisión Política Nacional del PCdoB, reunida el día 19 de abril del 2012, decide aclamar a su militancia a ejercer una solidaridad activa: en las calles, en los parlamentos brasileños, en los medios alternativos y donde sea posible. Para manifestar nuestra posición por la paz y contra las guerras imperialistas:
1 – Reafirmamos nuestro apoyo al pueblo y al gobierno Sirio en su lucha por la independencia y soberanía nacional, por su integridad territorial y contra la injerencia imperialista. Apoyamos las reformas democráticas y progresistas en curso en Siria y una solución pacifica para el conflicto.
2 – Defendemos la soberanía y el derecho del pueblo iraní de desarrollar su programa nuclear para fines pacíficos.
3 – Luchamos por la urgente aprobación del Estado Palestino en el ámbito de la ONU.
Comisión Política Nacional del Partido Comunista de Brasil – PCdoB
Descargar el documento in PDF aqui:
[download id=”91″]