El PCdoB (Brasil) rechaza calumnias y expresa su apoyo …

(21/10/11)
Como forma de dar continuidad a los intentos de desestabilización del exitoso gobierno de la Presidente Dilma Rousseff el  campo político reaccionario del país, asociado a los vehículos de los monopolios de las comunicaciones, realizan una cobarde campaña difamatoria contra el Ministro de Deportes, Orlando Silva. Divulgan las calumnias de un farsante como João Dias Ferreira, individuo descalificado, procesado por el Ministerio Público Federal y que incluso ha sido encarcelado por corrupción.
También atacan la honra del PCdoB con el objetivo de desacreditarlo. Han instaurado contra el ministerio y el Partido una especie de “tribunal de excepción” que se enarbola en el derecho de juzgar y condenar en rito sumario y sin pruebas. Este expediente es una agresión a la democracia  brasileña.
Esa verdadera “cacería” emprendida contra el ministro Orlando se produce también hacia el Partido y fue desencadenada el pasado día 15 por la revista Veja. Se asemeja o compara a las criminales agresiones de las que fueron víctimas los comunistas en periodos autoritarios de nuestra historia. Después de una semana las acusaciones arrojadas contra el ministro de Deportes permanecen sin pruebas. Dichas pruebas no aparecieron ni tampoco van a aparecer tal y como ha sostenido el ministro, con serenidad y firmeza, en las audiencias de la Cámara de los Diputados y en el Senado Federal  a las que se hizo presente por iniciativa propia. En los dos Recintos del Congreso Nacional recibió el apoyo unísono de los partidos que componen la base del gobierno y el trato respetuoso de sectores de la propia oposición. Contrariamente a las denuncias nunca existió la audiencia del ministerio con el farsante para pactar acuerdos. Por otra parte una de las motivaciones de la actitud criminal de João Días deriva del hecho de que el Ministro Orlando habría enviado al Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) un expediente para que João Dias devolviese más de tres millones de reales desviados del programa Segundo Tiempo. En relación a la “bombástica” denuncia de la revista Veja de que el ministro habría recibido “propina” en el estacionamiento del Ministerio, esa bomba ya exploto en el “regazo” de la propio revista. Es una mentira tan descarada que el mismo farsante se echo atrás. “No, en ningún momento dije haber visto al ministro recibiendo la propina” tal y como declaro al periódico Folha de São Paulo.
Queda claro que el material de la revista Veja y de otros medios de comunicación no se pauta por la búsqueda de aclaraciones. Se trata de derrotar inapelablemente a un líder de los comunistas que sobresale para, de esta forma, atacar al PCdoB. Es realmente falsa la acusación de que existen vínculos entre las finanzas del Partido y las ONGs. El pérfido carácter de esta campaña nos es más que el intento de convertir en blanco con mentiras descaradas a un partido de 90 años; embanderado de socialismo en Brasil; vibrante con sus banderas que conmueven a los trabajadores y a la juventud; sin manchas en su historia, salvo las manchas rojas de sangre de sus inúmeros mártires y héroes heridos en las luchas contra las dictaduras que infectaron la historia brasileña.
Subrayamos que el PCdoB defiende y apoya al Ministro Orlando Silva. La gestión del Ministro fortalece al deporte en Brasil y ha dado una importante magnitud a un Ministerio que prácticamente no existía. Muestra de ello ha sido la participación de la delegación brasileña  en los juegos Pan–Americanos que en estos momentos se llevan a cabo en México. Es la delegación brasileña más numerosa ya enviada al exterior a esta competición. La delegación  ha tenido un buen desempeño con la conquista de medallas destacadas. Orlando tuvo un papel relevante para que Brasil se transformase en la sede de la Copa del Mundo y las Olimpiadas. Sin embargo las acciones para asegurar con eficacia y lisura estos dos mega eventos obviamente contrariaron los intereses de grupos poderosos. El porte que hoy por hoy tiene el Ministerio de Deportes provoca codicia. Por los ataques recibidos, de estos aspectos pueden emanar motivaciones más de fondo.
A los trabajadores, los partidos y los movimientos sociales; a los líderes de la base aliada del gobierno transmitimos la seguridad de que, en cuanto baje la polvareda de calumnias, la verdad prevalecerá por sobre la mentira. Quedará demostrado que esa orquestación – la de los grandes vehículos de los monopolios que controlan la comunicación y de los sectores políticos más reaccionarios del país contra los comunistas – viene de la creciente fuerza política y social legada de nuestra historia. El fortalecimiento de un Partido revolucionario como el PCdoB incomoda a los poderosos. Esta maquinación forma parte de un objetivo más amplio de los reaccionarios, el de impedir el fortalecimiento de las fuerzas democráticas y progresistas y el de atacar al gobierno de la presidente Dilma Rousseff en un momento en que ella lidera con éxito la defensa del país ante los efectos nocivos de la crisis capitalista mundial.
El PCdoB con el apoyo del pueblo y sus aliados defenderá, de forma implacable, la dignidad de su historia y de sus líderes. Las direcciones, el colectivo militante, los líderes del movimiento social, los parlamentarios, todos hemos sido llamados a realizar una campaña en defensa del Partido. Debemos ir al encuentro con el pueblo, de los trabajadores, de los amigos, presentando la verdad y combatiendo a la mentira. Una campaña con una propaganda que aclare y afirme el legado de los comunistas en defensa de Brasil y los brasileños.
Brasilia, 20 de Octubre de 2011
La Comisión Política Nacional del partido Comunista de Brasil – PCdoB