URNG – Periodico Debate versión julio

Editorial Periodico Debate

Estamos a dos meses de las elecciones del once de Septiembre, o sea tenemos sesenta días para definir el destino de Guatemala. Muchos dicen que el tiempo se agotó, la realidad es otra, es decir tenemos que hacer uso del tiempo y del espacio para avanzar y cambiar la situación.
Lo que se señala tiene fundamento, no es un sueño, es un llamado a la valoración de lo que somos, a lo que tenemos y a lo que debemos y tenemos que hacer. En ese sentido demole una lectura a la situación de la derecha oligárquica la cual a través de sus diferentes proyectos electorales se desgrana y se divide, así como cada día se evidencia más la demagogia y manipulación como la única forma que tienen para dirigirse al pueblo.
Esta derecha despilfarra cantidades navegables de dinero por medio de la propaganda aplastante que le costean los diferentes grupos de poder económico nacional y transnacional incluyendo dentro de estos al capital delincuencial, así como la multimillonaria campaña electoral que con fondos del Estado hace el proyecto oficial. Este despilfarro es un insulto a la realidad guatemalteca, y a su vez constituye un delito político ante la historia pues están empeñando y comprometiendo al país, es decir a su tierra y territorio, a sus recursos naturales y a su población.
A pesar del derroche, las encuestas financiadas por ellos los mantienen igual, es decir que se encuentran unos en posiciones ganadoras pero estancados en algunos resultados, y bajando en otros, así como la mayoría en posiciones exageradamente bajas en comparación al derroche de su propaganda. Con estas encuestas también pretenden hacernos creer a nivel mediático, que ya todo está definido y que los punteros son los que ellos pretenden imponer como únicas opciones, es de señalar que algunos de los supuestos punteros si sacaran en las elecciones el porcentaje que les dan las encuestas, desaparecerían como partidos, se señala esto para evidenciar la falsedad.
Nosotros en medio de nuestras limitaciones económicas hacemos la lucha, contamos con una moral revolucionaria alta, tenemos al Frente Amplio, el cual constituye el primer resultado concreto del proceso de unidad de la izquierda. Tenemos que reconocer que en cuanto a la unidad falta un buen trecho por recorrer, sin embargo con lo que hemos alcanzado podemos y debemos avanzar y cambiar la situación, tomando en cuenta que casi el treinta por ciento del electorado no ha decidido por quién votar.
Nuestro partido se ha capacitado para esta lucha, estamos impulsando la promoción y defensa del voto por medio de las Brigadas Electorales Revolucionarias B E R, el impulso de estas brigadas nos puede colocar en situaciones que nos permitan cambiar la correlación de fuerzas existentes, es decir que nos permitan incidir en la coyuntura de manera significativa. Hay que tener presente que esta forma de trabajar se basa en nuestras experiencias y las que pueblos hermanos nos han compartido.
Tenemos además de nuestra trayectoria de lucha, el programa de gobierno producto de la misma y consensuado en el seno del Frente Amplio, así como nuestro programa de gobierno municipal y nuestra agenda legislativa.
Además de lo señalado tenemos a todo un pueblo que demanda y exige que se cambie la realidad en que vive, o sea que exige grandes transformaciones para tener una vida digna y segura, en donde su identidad y derechos estén garantizados a partir de la preeminencia de la justicia social.
Decargar aqui todo el contenido del DEBATE de julio :
[download id=”31″]