Texto de análisis sobre la expropiación petrolera en …

18 DE MARZO (75° ANIVERSARIO)
En la historia moderna de México, sin duda,  el hecho más importante y trascendente de nuestro país ha sido la expropiación  petrolera que realizó el General Lázaro Cárdenas del Rio, el 18 de marzo de 1938.
No solo recuperó la riqueza natural del subsuelo para el pueblo de México, sino que  nos dio la oportunidad  de crecer económicamente, nos brindo la oportunidad de liberarnos de barreras mentales de impotencia y sometimiento ante poderes facticos que controlaban el petróleo en ese momento, nos dio soberanía y consolido el nacionalismo entre los mexicanos, alimentando el amor a nuestra patria y a nuestra tierra.
Desde entonces, México ya se vislumbraba como una potencia energética, el 90% de la producción de petróleo de los Estados Unidos, en ese tiempo,  era de origen mexicano, las condiciones de los trabajadores quienes laboraban para las compañías americanas eran miserables y de explotación laboral, los impuestos por extracción eran casi nulos, y el control total de la renta petrolera la tenían las empresas trasnacionales (americanas y británicas) que estaban asentadas principalmente en las regiones  de Veracruz y Tamaulipas.
A lo largo de estos 75 años, Petróleos Mexicanos se consolido como una empresa petrolera de las más grandes y poderosas del mundo, desarrolló técnicas de exploración y explotación, construyo refinerías, terminales marítimas, complejos petroquímicos y llegó a contar  con una impresionante flotilla naviera que navegó por todos los océanos, las  Universidades se vieron en la necesidad de capacitar a nuestros jóvenes para servir como   profesionistas y técnicos con el propósito de  trabajar, levantar y administrar esta empresa, cumpliendo con una función social de “PEMEX al servicio de la patria”.
La riqueza que el petróleo ha dado a México en estas  siete y media décadas, ha servido entre otras cosas para construir carreteras, escuelas, hospitales y aportar recursos  a  la administración pública.
Pero también hay que señalar que en todo este tiempo, nuestra riqueza petrolera  ha estado al acecho de poderosos empresarios nacionales y extranjeros. Hoy más que nunca se encuentra en la antesala de la privatización, poniendo en riesgo nuestra seguridad energética.
En los últimos 12 años, Pemex aportó  7.3 billones de impuestos, exportó más de 7 mil millones de barriles de petróleo y generó empleos directos e indirectos para alrededor de   5 millones de trabajadores.
Pese a los intentos de desmantelar y entregar la paraestatal más importante de México, hoy se produce el 60% de las gasolinas que consumimos, el 30% de los petroquímicos utilizados en la transformación para uso diario, como medicinas, pinturas, alfombras, plásticos, etc. El 70%  del gas natural para uso domestico e industrial, así como  para generar la electricidad.
Pemex  se encuentra dentro de las “9  hermanas” que son  empresas  nacionales que tienen el 75% de los yacimientos petrolíferos mundiales:
1) Saudí Aramco  (Arabia saudita)
2)Gazprom  (Rusia)
3)INOC  (Irán)
4)NIOC  (Iraq)
5)Petronas  (Malasia)
6)PDVSA  (Venezuela)
7) Pemex  (México)
8)Petrochina  (China)
9)Petrobras  (Brasil)
Decir que no podemos y que necesitamos abrir este sector para compartir la renta petrolera, es un grave error. Si necesitamos nuevas tecnologías, hay que adquirirla esta de venta en el mercado mundial, si necesitamos mano de obra especializada hay que contratarla y pagar los servicios, si construimos infraestructura hay que comprarla y pagar los derechos, pero no debemos asociarnos ni compartir o entregar la riqueza nacional, por la sencilla razón de que NO NOS CONVIENE.
A 75 años de la heroica expropiación  petrolera, hoy decimos, no a la privatización, vamos por un Pemex nacional e integrado, por un Pemex al servicio de la patria y por un Pemex con autonomía de gestión y un régimen fiscal menos severo y flexible.
 
 

SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA

18 DE MARZO 2013