XVII Encuentro del Foro de São Paulo

16 al 21 de mayo de 2011

Managua, Nicaragua

Taller sobre defensa
La mesa de trabajo sobre defensa ocurrió el día 20 de mayo, en las instalaciones del Holliday Inn Managua, con la presencia de representantes de todas las subregiones de América Latina y el Caribe que integran el Foro de São Paulo. Por la segunda vez consecutiva hubo un debate específico sobre temas de defensa en un Encuentro del Foro de São Paulo, que refleja la creciente importancia del tema en la agenda de integración regional.
Para allá de esto, la decisión de realizar debates específicos que expresen la mirada de la izquierda latinoamericana y caribeña sobre asuntos de defensa tiene que ver, antes que nada, con un tema estratégico de efecto trascendental. Nos referimos a la creciente valoración de la llamada cuestión nacional por parte de las fuerzas de izquierda en nuestra región. Junto con valores tradicionalmente atribuidos a la izquierda, como la búsqueda de la igualdad y de la justicia social y de la defensa de la democratización de nuestras sociedades, cada vez más, hay una creciente valoración de temas vinculados a la soberanía e independencia nacional por parte de las fuerzas progresistas y de izquierda.
Por definición del Grupo de Trabajo del Foro, la mesa contó con la ponencia inicial de Ronaldo Carmona, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB) e investigador académico del tema. Varios participantes de la sesión de trabajo intervinieron en la mesa, haciendo aportes al debate. A continuación, publicamos los temas principales en debate en la mesa sobre defensa y que fueron resumidamente presentados en la plenaria final del 17º. Encuentro:
1) El debate sobre defensa ocurre en un contexto internacional de transición, en el cual nuevos y renovados fenómenos pueden traer incidencia directa sobre el escenario geopolítico y sobre la soberanía e integridad de nuestros países y de nuestra región. Entre otras, en especial se destacan dos importantes amenazas.
2) Una primera cuestión es la incorporación al llamado derecho internacional, y en especial a las reglas multilaterales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de conceptos con alto grado de selectividad, tales como los de “responsabilidad de proteger”, “seguridad humana” o “seguridad multidimensional”. Bajo esta naturaleza de conceptos, se dio por ejemplo, las recientes agresiones a Libia y a la Costa de Marfil, donde la llamada comunidad internacional claramente tomó partido de uno de los lados beligerantes en un contexto claro de guerra civil -y no es sorpresa que el lado escogido fue justamente el lado aliado a las potencias occidentales.
3) La segunda cuestión que hacen prender la luz amarilla en nuestra región es lo que podemos denominar de una nueva carrera imperialista por el dominio de los recursos naturales en América Latina y Caribe y también en África. Y aquí hay que ser claro: los que emprenden manejos típicamente imperialistas cuanto a nuestros recursos naturales son las viejas potencias imperialistas como Estados Unidos y Europa; apuntar sus manos sucias de sangre en contra países en desarrollo es pura maniobra ideológica de las potencias imperialistas centrales.
4) Junto con importantes hechos nuevos en el cuadro internacional, en el contexto “hemisférico”, al lado de la disminución relativa de la influencia estadounidense sobre ALyC y del acenso de gobiernos progresistas y volcados hacia la izquierda, se registra, en el contexto de defensa, la completa falencia del mal llamado “sistema hemisférico” representado por la viejas estructuras de la Guerra Fría, como el TIAR -Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca- y la JID -Junta Interamericana de Defensa. No hay razón, creencia o percepciones “hemisféricas” comunes, al revés, los latinoamericanos y los anglosajones tienen percepciones distintas en temas esenciales. De manera que, por ejemplo, los países sudamericanos, en el ámbito del Consejo de Defensa Sudamericano, ya empiezan una movida de salida de estos anacrónicos instrumentos.
5) No obstante, para allá de la falencia de estas viejas estructuras, hay una búsqueda por actualizar la agenda estadounidense en materia de defensa para el “hemisferio”. Como señala el Documento Base presentado a este 17º. Encuentro, “las propuestas de basar las doctrinas de defensa en la agenda de las nuevas amenazas -como Estados Unidos buscaron establecer consenso con los latinoamericanos en la Cumbre Hemisférica en Santa Cruz de la Sierra- es una propuesta que establece una división de trabajo que impone a ALyC contener la llegada de estas amenazas al territorio estadounidense, así como transformar nuestras FF.AA. en policías, apartándolas de su función esencial de defensa de la soberanía y la independencia nacional”.
6) En Sudamérica, los gobiernos progresistas buscan afirmar una clara distinción conceptual que atiende a lo anteriormente dicho: vale registrar que en el ámbito de UNASUR, se decidió establecer, por un lado, el Consejo Sudamericano de Defensa y, por otro, un Consejo Sudamericano de lucha contra el narcotráfico.
7) También registramos, en especial desde Sudamérica, gran preocupación con la amenaza de la dicha Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, de extender su campo de actuación para el Atlántico Sur, bajo conceptos nuevos y exóticos como el de la Cuenca Atlántica, amenazando directamente la soberanía de los Estados nacionales sur atlánticos de América del Sur y África Occidental. Esta amenaza se refuerza con la existencia de un conjunto de bases militares ubicadas en islas británicas usurpadas a nuestros países -cuyo caso más escandaloso es lo de las Malvinas argentina-, convirtiéndose en bases de agresión y amenazas.
8) Frente a estas amenazas y riesgos, los gobiernos progresistas de ALyC reaccionan, antes que nada, con la búsqueda de un pensamiento común, una visión estratégica autóctona sobre los riesgos y potencialidades que enfrentamos. Como reconoce el Documento Base, “consideramos de gran importancia desarrollar políticas de defensa comunes en el ámbito de la CELAC -Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”-, así como en “la búsqueda de obtener mayor autonomía y cooperación en material de defensa, saludamos, en Sudamérica, el rol del Consejo Sudamericano de Defensa (CDS), en el ámbito de la UNASUR”. Este último, en especial, recién estableció un Centro de Estudios Estratégicos para aportar a la generación de este pensamiento autóctono.
9) Así que valorando la experiencia en el sur de nuestra América Latina de construcción del Consejo Sudamericano de Defensa (CDS), en el ámbito de la UNASUR. Su surgimiento deriva antes que nada de la búsqueda ya señalada de generar pensamiento autóctono. Su objetivo esencial, puede ser definido como la búsqueda de establecer Sudamérica como una zona de paz, pacífica y estable.
10) Se afirma la comprensión de que no alcanzaremos el objetivo de una ALyC de paz, pacífica y estable sin enfrentar quizá nuestra mayor vulnerabilidad: las grandes disparidades de riqueza y renta y de nivel de desarrollo relativo en el interior de nuestros países y entre nuestros países. Solo lograremos estabilidad en un contexto de desarrollo acelerado, por lo que el problema del desarrollo se vuelve en un problema geopolítico central de ALyC.
11) El desarrollo de un complejo industrial-militar de uso dual con elevada capacidad científica y tecnológica que nos permita tener independencia en la industria de defensa y en áreas claves como la informática y la biotecnología; el aprovechamiento de nuestro elevado excedente energético como insumo para la industrialización; el manejo racional de nuestros recursos naturales, minerales, acuíferos y biológicos, así como de nuestras vastas extensiones de tierras fértiles son algunas de las claves para ingresarnos en un contexto de fuerte crecimiento económico, con reducción de las asimetrías económicas y sociales.
Teniendo en vista lo señalado, se aprobó, en la plenaria final del 17º. Encuentro, que en el 18º. Encuentro del Foro de São Paulo, a realizarse en Caracas, Venezuela, en el año 2012, se realice nueva mesa de trabajo sobre Defensa, buscando profundizar una visión desde la izquierda sobre los retos que enmarcan la lucha por la soberanía e independencia en el ámbito geopolítico y de defensa.