En la Ciudad de La Paz, Bolivia, reunida la Plenaria del XX Encuentro del Foro de São Paulo los días del 25 al 29 de agosto de dos mil catorce, considerando que:
– Este año se han cumplido 40 años desde el Golpe de Estado organizado en julio de 1974 por los Coroneles negros de Grecia y la organización fascista EOKA B’ contra el Presidente elegido de la República de Chipre, Makarios, y la invasión y ocupación militar por Turquía que utilizo dicho Golpe como pretexto para ejecutar sus planes expansionistas hacia Chipre;
– 40 años después Turquía sigue ocupando 37% del territorio de República de Chipre, violando flagrantemente el Derecho Internacional; sigue violando los derechos humanos y libertades fundamentales de todo el pueblo chipriota; sigue alterando el carácter demográfico de la isla con el colonialismo continuo que practica, por lo que, cuarenta años después, el pueblo chipriota sigue viviendo la consecuencias con el país dividido, con refugiados y desaparecidos;
– Que este crimen gemelo del Golpe de Estado y de la invasión fue planificado por los Estados Unidos de América y la Organización del Tratado del Atlántico Norte, (OTAN) con el objetivo de dividir la isla y unir una parte con Grecia y otra con Turquía – países ambos pertenecientes a la OTAN, RESUELVE:
1. Reiterar que el problema chipriota es en su esencia un problema internacional de invasión y ocupación ilegal, en violación de los principios fundamentales del Derecho Internacional y de la Carta de Naciones Unidas, por lo que el problema chipriota sigue manteniendo también su aspecto interno del restablecimiento de las relaciones entre las dos comunidades en Chipre, Grecochipriota y Turcochipriota;
2. Condenar la política que perpetúa el problema chipriota y consolida los hechos divisionistas en el terreno. La comunidad internacional no puede continuar tolerando esta ilegalidad que sigue en Chipre hace 40 años;
3. Demandar la solución del problema chipriota lo más pronto posible en la base del derecho internacional y las resoluciones de la ONU;
4. Que la única solución debe ser la de restablecer los derechos humanos y libertades en el marco de una federación bizonal y bicomunal, con igualdad política como se ha definido en las Resoluciones exprofeso emitidas por Naciones Unidas;
5. Demanda la paz permanente que permitiera la reunificación, independencia y libertad del pueblo chipriota en su totalidad;
6. Llamar a la inmediata verificación de lo que ha pasado con los desaparecidos de la tragedia chipriota; y
7. Expresar nuestra solidaridad con la justa lucha del pueblo chipriota.