“Queridos compañeros y queridas compañeras, delegados y delegadas del Foro de São Paulo, queridos invitados y queridos participantes de este vigésimo encuentro del Foro de São Paulo, que se realiza en La Paz, capital de nuestra querida Bolivia.
Desafortunadamente, no puedo estar allí para darles personalmente un abrazo a cada uno de ustedes. Pero quiero transmitirles de forma muy cariñosa mi saludo especial al compañero Evo Morales y a los compañeros del MAS. Y los felicito por las grandes transformaciones políticas, económicas y sociales que han promovido en Bolivia.
Estoy seguro de que el pueblo boliviano reconoce estos avances y defenderá su continuidad el día 12 de octubre, votando nuevamente por Evo para presidente y por los candidatos del MAS para el Senado y Cámara de Diputados.
En los próximos meses, también tendremos elecciones muy importantes aquí en Brasil y esperamos también ganarlas.
Acompaño con mucha alegría el progreso de nuestro Foro de São Paulo y quiero saludar especialmente a mi querida compañera Mônica Valente, del Partido de los Trabajadores de Brasil, por la conducción de su Secretaría Ejecutiva.
Desde la realización de nuestro primer Encuentro en la ciudad de São Paulo, el Foro creció y América Latina y el Caribe han pasado por transformaciones extraordinarias.
Por infortunio, algunos de los responsables por esas transformaciones, como el compañero Hugo Chávez y el compañero Néstor Kirchner, ya no están entre nosotros, pero lo importante es que los legados que nos dejaron sigan floreciendo.
Tenemos muchos problemas por delante. Empezando por la crisis económica mundial, que fue generada en los países ricos, pero termina perjudicando a todas las naciones. Tenemos, además, guerras crueles e inaceptables en otras regiones del mundo. Y aquí en nuestro continente, una derecha cada vez más rabiosa y antipopular que se opone a cualquier avance social y democrático.
Es importante que aprovechemos momentos como el del Encuentro del Foro para debatir de modo libre y fraterno la forma de seguir avanzando y ampliando las conquistas.
Estoy convencido de que un camino importante para asegurar nuestra soberanía, nuestro desarrollo y el progreso de nuestros pueblos pasa fundamentalmente por la integración de América Latina. Hemos conquistado mucho a lo largo de los últimos años, con el rescate del Mercosur y la construcción de nuevos mecanismos de integración, como la Unasur y la CELAC.
Pero debemos hacer mucho más, creando nuestras cadenas productivas regionales, integrando nuestra infraestructura, articulando nuestras políticas sociales y promoviendo la integración política y cultural de nuestros pueblos. Cuando logremos eso, contaremos con condiciones mucho mejores para asegurar la plena emancipación de nuestros pueblos y el debido lugar a América Latina y el Caribe en el mundo.
Y podremos contribuir de modo mucho más efectivo para superar la miseria que todavía afecta a gran parte de la humanidad.
Ojalá este encuentro del Foro de São Paulo haga avanzar el debate de la integración de la misma forma que en los años 90 fue decisivo para derrotar a los gobiernos neoliberales.
Deseo a ustedes que hagan una excelente reflexión colectiva y reitero mi confianza en el resultado de este vigésimo encuentro.
Un abrazo y buen encuentro para todos ustedes.”