Los partidos políticos que integran la Secretaría de Mesoamérica y del Caribe del Foro de Sao Paulo, reunidos en San Salvador, República de El Salvador, CONSIDERANDO:
–          Que con la conformación del Frente Amplio, integrado por los 2 partidos guatemaltecos miembros del Foro de Sao Paulo, Alternativa Nueva Nación –ANN- y Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca –URNG-MAIZ-, así como por el  Movimiento Político Winaq, el Comité pro formación del partido Movimiento Nueva República y otras fuerzas sociales y populares, se creó un instrumento político electoral que participó en las elecciones generales realizadas el pasado 11 de septiembre en Guatemala;
–          Que los resultados electorales obtenidos por el Frente Amplio, expresados en un 3,27% de los votos para la elección presidencial, 3 diputaciones al Congreso de la República y un total de 5 corporaciones municipales, si bien no satisfacen las expectativas, sí representan un avance importante en la unificación de las fuerzas de la izquierda guatemalteca;
–          Que los resultados de las elecciones generales en Guatemala arrojan una correlación desfavorable para la izquierda y para el pueblo de Guatemala, que se refleja en las corporaciones municipales y en el Congreso de la República, así como en la disputa de la Presidencia de la República por parte de dos opciones de derecha, que no representan ninguna expectativa concreta de solución de los profundos problemas sociales, económicos y políticos de las mayorías de la población discriminada, marginada y excluida.
Por lo tanto, RESUELVEN:
–          Felicitar a la URNG, a la ANN y a todas las fuerzas integrantes del Frente Amplio, por los grandes esfuerzos realizados por alcanzar niveles de acumulación de poder institucional en los ámbitos municipal, legislativo y presidencial, pese a la adversidad del sistema y de las reglas electorales vigentes.
–          Apoyar al Frente Amplio en la consolidación de su unidad como única fuerza política de izquierda en Guatemala y en la continuación de su lucha a favor de los intereses del pueblo guatemalteco frente a una clase política que, como ocurre en los países regidos por el sistema político tradicional, se impone a espaldas del pueblo, a favor de cuyos derechos solamente podrá gobernar una fuerza como el Frente Amplio, identificada con sus  genuinas reivindicaciones históricas.
San Salvador, 25 de septiembre de 2011