Declaración de la Secretaría de Relaciones Internacionales del Frente Amplio al cumplirse 118 años de la ocupación colonial de Puerto Rico por parte de Estados Unidos
El 25 de julio de 1898, los Estados Unidos ocupan militarmente Puerto Rico, frustrando así el anhelo de liberarse del yugo colonial español. En lugar de ver cristalizada su aspiración de ser un país libre y soberano, lo que sucedió fue un simple trueque entre la vieja potencia colonial y la nueva potencia imperial que surgía. Desde entonces, y bajo el eufemismo de Estado Libre Asociado, se ha ejercido sobre el pueblo puertorriqueño la más abyecta explotación y un esfuerzo sistemático por destruir su cultura y su identidad. Pero esta intención ha chocado con la firme decisión de una gran mayoría de la sociedad de Puerto Rico por preservar su esencia y por mantener vivo el fuego de la independencia.
Al llegar a los 118 años de la ocupación estadounidense:
1. Nos solidarizamos con las organizaciones políticas y sociales puertorriqueñas que luchan por lograr la plena y total idependencia de su país.
2. Consideramos que aún tiene plena vigencia lo estipulado en la Declaración 1514 del 14 de diciembre de 1960 de la Asamblea General de la ONU en la que se dice que “Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación; en virtud de este derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.”
3. Que en virtud de la anterior declaración, se debe exigir que se respete el legítimo derecho del pueblo puertorriqueño a su legítima autodeterminación.
4. Exigimos que se ponga fin de inmediato al encarcelamiento que sufre el patriota Oscar López Rivera, símbolo de la lucha independentista de Puerto Rico. 35 años de cautiverio deben cesar de inmediato.
5. Al Gobierno de la República de Costa Rica le conminamos a que haga honor a su tradición de ser un país comprometido con la libertad y que, como parte de la comunidad latinoamericana, apoye que Puerto Rico logre su pospuesta independencia y le tienda su mano hermana para su plena incorporación a la Patria Grande.
San José de Costa Rica, 25 de julio del 2016