ANTO DOMINGO.-El impedimento de vuelo al avión que trasportaba al presidente de Bolivia, Evo Morales, a su regreso desde Moscú, constituye una acción violatoria del derecho internacional que puso en peligro la vida del gobernante de una nación democrática, afirmó el Presidente del Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD).
Hablando a nombre del Comité Político de esa organización, José González Espinosa dijo que las acciones de varios gobiernos de    Europa, entre ellos Francia y Portugal, principalmente, a las que de alguna manera se sumaron otros, son a todas luces repudiables, por lo que deben ser condenadas enérgicamente por todas las fuerzas progresistas de América Latina y el mundo. 
“La responsabilidad de esa violación cae por entero en el gobierno de los Estados Unidos en su afán de perseguir implacablemente a quien ha tenido la osadía de denunciar el caliesaje internacional que practica la administración del presidente Barack Obama, sobre numerosos países incluyendo a sus más fieles aliados, expresó en franca alusión a las revelaciones del ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Edward Snowden.
Las revelaciones del ex agente han creado revuelo en todo el mundo, porque refieren espionaje en numerosos países, que incluyen a gobiernos, instituciones y ciudadanos, y hasta a los  propios norteamericanos.
Considera el PTD que el hecho de que varios países cerraran el espacio aéreo al avión que transportaba al gobernante boliviano, fue un acto de sometimiento de tipo neocolonial que pone en entredicho el carácter soberano que debe prevalecer en todos los estados en atención al espíritu y la letra de la Carta de las Naciones Unidas que garantiza la libertad de tránsito para fines civiles.
“Por lo tanto, repudiamos las acciones cometidas por los gobernantes de esos países, en el entendido de que no pueden ser justificadas en lo más mínimo, a la luz de la razón y el derecho internacional, y las normas de convivencia internacional, expresó González Espinosa.
El también ex Senador de la República llamó a las organizaciones y gobiernos progresistas y revolucionarios de toda Latinoamérica a condenar la agresión de que fue v”’ictima el presidente Morales.