Pronunciamiento político frente a la crisis de Estado

El Estado guatemalteco, estructurado estratégicamente para servir intereses de reducidos grupos de poder, está en una grave crisis que precipitadamente lo lleva al colapso total. Esto se evidencia en la falta de legitimidad e inestabilidad del Gobierno, el Congreso de la República y la Justicia, aunque también alcanza a varios gobiernos municipales.
Todo la estructura del Poder sistemáticamente ha caído en graves prácticas de corrupción de miles de funcionarios, articulados en negocios ilícitos con el sector proveedor de bienes y servicios que controla absolutamente el sector privado empresarial. Esta debacle del Sistema de Poder ya tiene repercusiones nefastas en la calidad, eficiencia y eficacia de los servicios públicos, del gasto e inversión social, infraestructura productiva, funcionamiento del sistema de seguridad y en la imagen del país para atraer inversión interna y externa.
La crisis del sistema se agrava con las recientes revelaciones de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad del Ministerio Público, FECI-­‐MP, y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, sobre el involucramiento directo (dirigiéndola), del presidente Otto Pérez Molina y su ex vicepresidente Roxana Baldetti, en el caso: “La Línea”.
Tiene mucha importancia el que el MP, con el apoyo de la CICIG, haya solicitado a la Corte Suprema de Justicia iniciar proceso de ante juicio en contra de Otto Pérez Molina, y logrado que la ex vicepresidente haya sido capturada y puesta en prisión, en ambos casos por actos de corrupción, defraudación aduanera y asociación ilícita.
El clamor popular en plazas y calles de todo el país exigiendo la renuncia del presidente Pérez Molina es muy fuerte. Nuestra posición es la de respaldar plenamente estas exigencias, a pesar de tener muy claro que la renuncia de este par de políticos corruptos no resolverá una crisis que demanda ser abordada en el marco de la construcción de un nuevo Estado, auténticamente democrático, representativo de los intereses de los pueblos y de todas las personas que habitamos Guatemala.
Conforme avanzan las revelaciones de las investigaciones realizadas por el MP y la CICIG, se hace más evidente la descomposición del sistema de dominación en Guatemala, algo que desde CONVERGENCIA, CPO-­‐CRD, advertimos desde el primer semestre del año 2012. Por ello llamamos a respaldar la creación de una nueva correlación de fuerzas en el Congreso de la República, en el que deben prevalecer las fuerzas democráticas, único camino para avanzar en la construcción de un Estado auténticamente democrático y representativo.
Ante esta situación desde CONVERGENCIA, CPO-­‐CRD exigimos
1. La renuncia inmediata del presidente de la República.
2. Enjuiciar inmediatamente a funcionarios públicos, cómplices y empresarios, vinculados a actos de corrupción y enriquecimiento ilícito.
Guatemala, 25 de agosto de 2015