Junto con saludarlos, a través del siguiente comunicado nos gustaría mostrar nuestra posición oficial relativa al aun no ratificado Tratado de Libre Comercio entre MERCOSUR e Israel.
 Considerando que Israel, la potencia ocupante, ha violado sistemáticamente la legalidad internacional durante los últimos 61 años, condenando al pueblo palestino a vivir en el exilio o bajo ocupación militar.
 Reconociendo que la acción de Israel, la potencia ocupante, ha sido contraria a los valores básicos sobre los cuales la comunidad internacional fue creada.
 Considerando que la catastrófica acción de Israel, la potencia ocupante, durante su pasada masacre en Gaza así como la falta de seriedad mostrada frente al Proceso de Anápolis, donde siendo Brasil uno de los 57 estados que legitimaron el retorno a las negociaciones, Israel, la potencia ocupante, aumentó en un 1580% la licitación de unidades habitaciones en el territorio Palestino ocupado.
 Recordando los profundos lazos de fraternidad y hermandad entre los pueblos latinoamericanos y el pueblo palestino, en particular durante los tiempos mas difíciles de las dictaduras latinoamericanas donde la Organización para la Liberación de Palestina se sumó a todos los frentes de boicot y en contra de la normalización con esos regimenes ilegítimos.
Considerando que los productos que Israel, la potencia ocupante, ofrece al mundo son producidos mayoritariamente en tierra usurpada a los refugiados palestinos, producidas con recursos naturales como el agua que son vedados a los palestinos, y provocando cuantiosos daños medioambientales a los palestinos.
 Considerando por ultimo que un elemento que viola el derecho a la autodeterminación de los pueblos, MERCOSUR ha firmado un Tratado de Libre Comercio que no define las fronteras de Israel, la potencia ocupante, y que por ende legitima la usurpación del territorio Palestino ocupado.
 Señala:
 1) Firmar un TLC con Israel, la potencia ocupante, significa enviar un mensaje erróneo al mayor violador de resoluciones unidas de los últimos 60 años.
 2) No reconocer las fronteras de 1967 en el TLC significa legitimar la ilegal ocupación israelí.
 3) Llamamos a los parlamentos del MERCOSUR a no ratificar el TLC con Israel, la potencia ocupante, mientras los derechos del pueblo palestino no sean logrados, incluidos el derecho a la autodeterminación con un Estado Palestino sobre las fronteras de Junio de 1967 con Jerusalén Oriental como capital mas una solución justa a la cuestión de los refugiados palestinos de acuerdo con la Iniciativa de Paz Árabe.
 Atentamente,
 Movimiento de Liberación Nacional Palestino – Al Fatah