Por el triunfo de la Revolución Bolivariana estaremos …


Por Alejandro Javier Rusconi
El 7 de Octubre próximo, el pueblo venezolano, concurrirá nuevamente a las urnas y, esta elección, no solo tendrá una enorme trascendencia para nuestros hermanos sino también para toda Nuestra América.
El pueblo venezolano a partir del triunfo del compañero Chávez ha recuperado su independencia, su libertad y su dignidad. La Revolución Bolivariana le ha restituido el poder y lo ha transformado en un actor imprescindible en este proceso de construcción del socialismo del Siglo XXI.
Las misiones sociales impulsadas por el gobierno bolivariano, entre ellas: Misión Barrio Adentro y Misión Milagro, relacionadas con la salud, Misión Robinson, Misión Ribas y Misión Sucre, con la educación y, la Gran Misión Vivienda Venezuela han logrado revertir la situación de miles de familias que históricamente estuvieron excluidas y relegadas de los proyectos de gobierno y, si bien, todavía queda mucho por construir no existen dudas de que el único capaz de llevar adelante esas transformaciones y de profundizarlas es el compañero Chávez.
Por otra parte, desde la perspectiva geopolítica, el triunfo de la Revolución Bolivariana tiene una enorme importancia para la región que esta transitando por una etapa que representa un avance importante en la construcción de la Patria Grande pero permanentemente se enfrenta a los embates diseñados por el imperio, apoyados por las burguesías nacionales y reproducidos, amplificados y demonizados por los grupos hegemónicos que manejan los medios de comunicación.
Todos somos concientes de que existe un gran interés en desestabilizar a los gobiernos que en la región llevan adelante proyectos nacionales y populares, para desarticular este proceso de Unidad de Nuestra América.
En tal sentido, es necesario destacar el rol trascendental que el Gobierno de Venezuela ha tenido en la consolidación de este proceso y en el fortalecimiento de la cooperación Sur-Sur.
El Comandante Hugo Chávez fue quien dio el puntapié inicial en esta etapa de cambios que hoy vive Nuestra América. Con la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y el Tratado de Comercio de los Pueblos acabo por enterrar definitivamente al ALCA, que encarnaba el modelo neoliberal y, genero un nuevo esquema de integración basado en principios de cooperación, solidaridad y complementariedad, fomentando las ventajas cooperativas entre las naciones con el fin de compensar las asimetrías existentes entre los países. También puso su impronta en la construcción y el fortalecimiento de la UNASUR y fomento la creación de la CELAC que constituye el proceso de integración política, social, económica y cultural mas importante en la historia de Nuestra América.
Apoyar la candidatura del Comandante Chávez para garantizar la continuidad de la Revolución Bolivariana implica no solo defender las conquistas alcanzadas por el pueblo venezolano, sino también, por toda la Región.
Por esto, este 7 de Octubre vamos a estar ahí, junto nuestros hermanos venezolanos trabajando por el triunfo del Comandante Chávez, por el Triunfo de la Revolución Bolivariana.
Por el pueblo de Venezuela y de toda Nuestra América
¡UNIDOS LA VICTORIA ES NUESTRA!

*Alejandro Javier Rusconi es Secretario de Relaciones Internacionales del Movimiento Evita.