Estimados y estimadas compañeros/as del Partido de los Trabajadores
La ofensiva que emprende la oligarquía local del Brasil en confabulación con el imperialismo utilizan la estructura del Parlamento para llevar adelante un Golpe de Estado Parlamentario a la compañera Dilma Rousseff, demuestran abiertamente la intensión de desestabilización y desprecio a la voluntad del pueblo expresado en las urnas. Esta ofensiva no solo a nuestro pueblo hermano de Brasil sino que a toda Latinoamérica, estas maniobras van  dirigidas al exterminio de los cambios y transformaciones que han alcanzado nuestros pueblos democráticamente.
Desde el Partido Convergencia Popular Socialista, condenamos enérgicamente las maniobras de sectores enemigos de los pueblos y de sus avances sociales, expresamos nuestra firme solidaridad y apoyo incondicional al Gobierno del Partido de los Trabajadores y al pueblo brasileño.