MIU -República Dominicana- reafirma apoyo a la Revoluc …

MIUMIU reafirma su apoyo a Revolución Bolivariana impulsada por Chávez en Venezuela

Miguel Mejía deploró la muerte de siete personas, todos del lado del chavismo, como consecuencia de una actitud irresponsable de una derecha que con sus pretensiones de no reconocer el triunfo de Nicolás Maduro, busca desestabilizar y desacreditar el avance del proyecto socialista bolivariano ante evidentes logros en los planos sociales, económicos, salud y educación.
SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Movimiento Izquierda Unida (MIU) reafirmó su apoyo al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y a la Revolución Socialistas Bolivariana impulsada por el fenecido Presidente Hugo Rafael Chávez.
El MIU, organización política que lidera Miguel Mejía, planteó mediante un documento aprobado por su Dirección Nacional, que Venezuela exhibe un sitial democrático demostrado durante 14 años de Revolución en los que se han realizado 18 procesos electorales (presidenciales, legislativos, de gobernaciones o municipales), de los cuales el Presidente Chávez Frías ganó 16.
“No hay  otro país en el mundo con mayor nivel de exposición a la consulta popular y con un sistema electoral más avanzado que Venezuela”, aseguró Mejía.
El Secretario General del MIU planteó que durante todos estos años la Revolución Bolivariana ha realizado una inmensa obra social: mejoró los estándares de educación,  constituyéndose Venezuela en el quinto  país del mundo y el segundo  de América Latina con mayor matricula de jóvenes universitarios; eliminó el analfabetismo en el 2010, reconocido este logro por la ONU; democratizó el acceso a la salud, redistribuyó la renta petrolera y casi universalizó el acceso de las mayorías a una alimentación decorosa.
Dijo que a esos logros es preciso añadir “importantes avances económicos y políticos, además de una exitosa política internacional.”
Afirmó que el MIU estará presto a acompañar el proceso socialista bolivariano el avance de las conquistas abrazadas por el pueblo venezolano.
“En los comicios de este domingo en Venezuela ganó de manera transparente Nicolás Maduro, político que nunca antes se midió en una justa de esta magnitud y enfrentó la compleja misión de ser el sucesor del Presidente Chávez, en una campaña electoral fugaz de sólo diez días, frente al eterno candidato Henrique Capriles Radonsky”, manifestó.
Dijo que una importante representación internacional certificó el proceso; entre los que se puede destacar el Centro Carter, de Estados Unidos; el Parlamento Centroamericano (Parlacen); la delegación de la Unión de Naciones del Sur (UNASUR); la Unión Interamericana de Organismos Electorales- UNIORE-, y numerosas autoridades de diversos países del mundo.
Miguel Mejía deploró la muerte de siete personas, todos del lado del chavismo, como consecuencia de un llamado irresponsable de una derecha que con sus pretensiones de no reconocer el triunfo de Nicolás Maduro, busca desestabilizar y desacreditar el avance del proyecto socialista bolivariano ante evidentes logros en los planos sociales, económicos, salud y educación.
En República Dominicana conocemos bien lo que significa defender la democracia y la voluntad popular, expresada en las urnas. Este año se conmemora el 50 aniversario del artero golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963 que derrocó al presidente Juan Bosch.  Entonces, oligarquía nacional, en contubernio con el imperialismo norteamericano, intentó imponer su dominio a toda costa. La heroica Revolución de Abril de 1965, y la resistencia a la invasión yanqui, fueron la respuesta, la misma que da hoy el pueblo venezolano defendiendo las conquistas de su proceso.

RESPALDO A LA REVOLUCION BOLIVARIANA

El domingo 14 de abril se realizaron las últimas elecciones presidenciales en Venezuela, una disputa entre Nicolás Maduro, que representa la continuidad de la Revolución Bolivariana y Henrique Capriles Radonski, candidato de los principales grupos económicos y políticos opositores.

Las elecciones tuvieron lugar en un país polarizado, en el que por más de una década hay una confrontación entre dos proyectos de sociedad: los que desean una transformación revolucionaria y democrática de la sociedad, bajo el liderazgo del fenecido líder Hugo Chávez, y los que pretenden restaurar el orden vigente antes de la Revolución.
Venezuela exhibe un sitial  democrático demostrado. En los 14 años de Revolución se han realizado 18 procesos electorales (presidenciales, legislativos, de gobernaciones o municipales), de los cuales el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías ganó 16. No hay  otro país en el mundo con mayor nivel de exposición a la consulta popular y con un sistema electoral más avanzado que Venezuela.
Durante todos estos años la Revolución Bolivariana realizó una inmensa obra social: mejoró los estándares de educación,  constituyéndose Venezuela en el quinto  país del mundo y el segundo  de América Latina con mayor matricula de jóvenes universitarios; eliminó el analfabetismo en el 2010, reconocido este logro por la ONU; democratizó el acceso a la salud, redistribuyó la renta petrolera, casi universalizó el acceso de las mayorías a una alimentación decorosa. A lo que es preciso añadir importantes avances económicos y políticos, además de una exitosa política internacional.
En los comicios de este domingo en Venezuela ganó de manera transparente Nicolás Maduro, político que nunca antes se midió en una justa de esta magnitud y enfrentó la compleja misión de ser el sucesor del Presidente Chávez. En una campaña electoral fugaz, de sólo diez días, frente al eterno candidato Henrique Capriles Radonsky.
Una importante representación internacional certificó el proceso; entre los que se puede destacar el Centro Carter, de Estados Unidos; el Parlamento Centroamericano (Parlacen); la delegación de la Unión de Naciones del Sur (UNASUR); la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE) y numerosas autoridades de diversos países del mundo.
“Los resultados electorales del pasado 14 de abril serán, sin dudas, profundamente analizados por la dirección de la Revolución Bolivariana, el PSUV y el pueblo. De este análisis se derivarán las medidas que deban ser adoptadas, con sabiduría y firmeza, para garantizar el apoyo popular al proceso, perfeccionar la gestión del  Estado y fortalecer la democracia, la participación y la conciencia política”, señaló.
Planteó que el candidato Capriles nueva vez reitera su actitud de no reconocer el triunfo bolivariano, representado en estas elecciones por  Nicolás Maduro y que, junto a los sectores de la derecha aupados por sus aliados internacionales, está convocando a numerosas manifestaciones y acciones de calle para que se realice un reconteo del 100% de los votos, obviando que con estas acciones, en un país polarizado, pudieran desembocar en complejos conflictos sociales.
Citó como resultado de  estas acciones irresponsables y antipatrióticas la muerte de 7 personas del lado chavista y poco más de 60 lesionados, tras un proceso en el que la población se comportó de manera cívica y ejemplar.
Esas intenciones de la derecha no son más que pretensiones para desestabilizar y desacreditar el avance del proceso bolivariano, ante los evidentes logros alcanzados por el proceso revolucionario que impulsó el Presidente Chávez, los que sin dudas dieron el triunfo a Nicolás Maduro; un triunfo que, si bien no alcanzó la dimensión de las anteriores victorias de Chávez, constituye una manifestación popular por la Revolución.
Como forma de no reconocer su derrota la derecha ha desarrollado,  desde antes del proceso electoral, una guerra electrónica, hackeando correos electrónicos y cuentas de twitter. Cabe preguntarse qué efectos pudieron causar, además,  los sabotajes a la energía eléctrica? Todas estas son acciones terroristas, que las autoridades bolivarianas ya están desentrañando.  Para los líderes de la Revolución Bolivariana tal vez a futuro fuese útil responder una interrogante: ¿Por qué después de una década de una impresionante obra económica, política y social, las elecciones presidenciales concluyen por un margen tan estrecho?
Felicitamos al pueblo venezolano y a los compañeros de la dirección bolivariana. Con ellos toda nuestra solidaridad; estamos convencidos que enfrentarán con firmeza e inteligencia las complejidades actuales para sostener las conquistas de la Revolución y superar los nuevos desafíos.
Nuestra organización reitera su apoyo al Partido Socialista Unido de Venezuela, a la Revolución Bolivariana. Estaremos prestos a acompañar este proceso en el avance de las conquistas abrazadas por el pueblo venezolano.
En República Dominicana conocemos bien lo que significa defender la democracia y la voluntad popular, expresada en las urnas. Este año se conmemora el 50 aniversario del artero golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963 que derrocó al presidente Juan Bosch.  Entonces, oligarquía nacional, en contubernio con el imperialismo norteamericano, intentó imponer su dominio a toda costa. La heroica Revolución de Abril de 1965, y la resistencia a la invasión yanqui, fueron la respuesta, la misma que da hoy el pueblo venezolano defendiendo las conquistas de su proceso.
 
 

DIRECCION NACIONAL