"Ha triunfado la paz, ha triunfado el pueblo colom …

La firma de los acuerdos para el cese del conflicto armado en Colombia, suscrito el 23 de junio en la ciudad de La Habana, Cuba, es un triunfo del pueblo colombiano en su anhelo de avanzar hacia una pacificación de su sociedad.

Saludamos la voluntad mantenida tanto por las FARC-EP como por el Gobierno colombiano, que perseveraron en su disposición a la negociación y el diálogo, a pesar de las situaciones de tensión que muchas veces ensombrecieron el proceso y desoyendo las voces guerreristas de la derecha conservadora colombiana.
Reconocemos el papel fundamental que jugó el Gobierno de la República de Cuba, sin cuyo concuso moral y material, es probable que este proceso no hubiera llegado a buen puerto. Igualmente saludamos y felicitamos el papel de UNASUR y CELAC, como nuevos mecanismos de integración de la comunidad de países latinoamericanos y caribeños, en cuanto, junto con el apoyo de la ONU, se han convertido en garantes, acompañantes y observadores del proceso.
A las FARC-EP les ofrecemos todo nuestro apoyo en la nueva era que se abre ante sí. Les garantizamos que así como no estuvieron solos en la guerra, mucho menos lo estarán en la construcción de la paz. El nuevo rol que deberán asumir sabemos lo harán siempre con la mira puesta en beneficio de las grandes mayorías populares del pueblo colombiano.
Por último, al Gobierno de la República de Costa Rica y su presidente, Luis Guillermo Solís, le llamamos a convertirse en un garante y acompañante de las partes firmantes del acuerdo.

San José de Costa Rica, 27 de junio del 2016