El Partido Frente Amplio, en apego a sus principios de pacifismo y respeto por el orden democrático, manifiesta su rechazo a la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) contra la hermana República Bolivariana de Venezuela.
Dicho pacto, firmado en 1947 con la intención de proporcionar defensa a los Estados miembros en caso de eventuales ataques de países externos al continente Americano en el contexto de la Guerra Fría, es ahora utilizado como medida intimidatoria y de presión contra un país soberano que aboga por su autodeterminación y el respeto por sus asuntos internos.
El TIAR ha demostrado ser un instrumento incapaz de velar por la real protección de los Estados que lo suscriben, tal es el caso de la invasión inglesa a las islas Malvinas de la República Argentina y la guerra derivada de ello en 1982; y se configura ahora como una herramienta que busca derrocar gobiernos mediante posibles intervenciones militares bajo la excusa de “razones humanitarias” o la supuesta urgencia de acabar con peligros para la estabilidad de la región.
Saludamos la decisión del gobierno del Uruguay al sumarse a las naciones que han abandonado dicho pacto. Deploramos la postura del gobierno costarricense en apostar por la vía de la intervención y el grave riesgo que eso significa para la paz de toda América.
Consideramos que el diálogo constante sin presiones intervencionistas, ha de ser el camino necesario para alcanzar acuerdos y consensos.
 
¡Por la paz, el diálogo y la autodeterminación de los pueblos: no a la guerra!
 
Originalmente publicado aquí.