Panamá, 7 feb (PL) La cacica general ngöbe buglé Silvia Carrera, con un papel destacado en la rebelión contra un proyecto de ley minera que desconocía los derechos comarcales, espera que el acuerdo de hoy supere lo ocurrido el año pasado.
La dirigente indígena panameña se refería a los convenios del 27 de febrero de 2011 rubricados por el presidente Ricardo Martinelli después de una revuelta semejante a la de ahora, que luego se diluyeron y condujeron a los bloqueos de carretera esta semana y una represión policial que dejó dos muertos.
El propio pueblo ngöbe buglé apoyado por el resto de los panameños, dijo, le ha manifestado al gobierno que no quiere la creación de hidroeléctricas, porque “los recursos naturales e hídricos no quedan en Panamá, sino van para los extranjeros”.
“Creo y tengo fe en Dios que se cumpla lo pactado en el acuerdo y espero no pase como el año pasado, que hubo muchos acuerdos y no se cumplieron”. No queremos seguir cerrando calles, dijo la cacique.
Por su parte, el ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, quien integró la parte oficial con su colega de Gobierno, Ricardo Fábrega, afirmó: “queremos una vez más, manifestar como Gobierno, que estamos dispuestos a dialogar sobre el artículo No. 5 del proyecto de ley 415”.
Ese artículo consagra la voluntad del pueblo Ngöbe buglé de prohibir la exploración y explotación de recursos minerales metálicos y no metálicos y proteger los recursos hídricos en la comarca y territorios aledaños.
Además, manifestó que se pedirá a las autoridades que se libere a los manifestantes que han sido retenidos en Chiriquí y que se buscará la manera de compensar a la familia de Jerónimo Rodríguez, el primer fallecido durante los enfrentamientos.
Fuente: Prensa Latina