Entrevista a Valter Pomar: ¡A fortalecer la izquierda …

Por Perla Franco (08/11/11)

Valter Pomar, Secretario Ejecutivo del Foro de Sao Paulo y miembro de la Dirección Nacional del Partido de los Trabajadores de Brasil –que ha ganado tres elecciones corridas en ese país– estuvo de visita en Puerto Rico la pasada semana. Visitó el pueblo de Jayuya para la conmemoración de la Insurrección Nacionalista del 1950, fue a los Recintos Universitarios de Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, Cayey y Río Piedras donde habló de “Brasil y la unidad latinoamericana y caribeña, (La unidad nos hace grandes)”.
La actividad principal de su visita se celebró en la sede de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), con la participación de las tres organizaciones políticas puertorriqueñas que trabajan en el Foro de Sao Paulo: Frente Socialista, Movimiento Independentista Nacional Hostosiano, y Partido Nacionalista. A la actividad asistió el cónsul de la República Bolivariana de Venezuela en Puerto Rico, Jesús Sevillano.
En su presentación, Pomar destacó que a dos décadas de creado el Foro de Sao Paulo, la izquierda tiene que fortalecerse. Que aunque el capitalismo enfrenta una crisis estructural mundial, la hegemonía de las grandes potencias, con su poderío militar, ha aumentado. Enfatizó que los espacios ganados por los gobiernos progresistas en Latinoamérica no están seguros sin una integración regional que sirva de freno a intervenciones extranjeras.
“El Foro (de Sao Paulo) tiene una trayectoria victoriosa”, acotó. “El mundo de los años 80 y 90 eran de hegemonía profunda del capitalismo, de hegemonía profunda de Estados Unidos y una izquierda que parecía condenada al olvido. Hoy tenemos un capitalismo en crisis, un Estados Unidos en declive, y una izquierda fortaleciéndose. El panorama que prevé requerirá acelerar el proceso de integración latinoamericana “ante el peligro de alianzas entre derechas nacionales y gobiernos externos”.
“Nosotros tuvimos mucha fortuna estos años, pero hay que tener mucho más virtud, mucho más capacidad política, capacidad estratégica en estos años venideros porque a la larga se trata de acelerar este proceso de integración antes que los impactos de la crisis internacional abatan a nuestro continente”, advirtió.
Reconoció que en el tema de la integración existe una visión de que Suramérica se consolide, pero se ve al Caribe y Centroamérica como una “zona de conflicto abierto” que no necesariamente habrá de entrar al mismo tiempo en ese proceso. La premura de la consolidación se basa esencialmente en que las grandes potencias intentan recuperar su dominio. Y es precisamente ese escenario donde los gobiernos progresistas o de izquierda en Latinoamérica ocupan ahora los espacios que antes eran “cotizados” por la derecha. Estados Unidos, añadió, “quiere perpetuar su hegemonía con las armas, lo que lo hace más peligroso”. Por ello defendió la necesidad de la “estrategia defensiva” latinoamericana junto a “reconstruir los espacios que perdemos”. Así se refirió a Chile y Panamá, pero también a Honduras y su “derecha cavernícola”. Sin obviar que para ello hay que “tener fuerza para sostener los procesos”.
La aparente contradicción que podría presentar que el capitalismo esté en crisis pero a la vez fortaleciéndose las hegemonías de las grandes potencias, recordó Pomar, se dio también a finales de la segunda guerra mundial hasta los años 70 cuando el capitalismo “colapsó, pero supo crear mecanismos como la informática, la tecnológica y la financiación” para lograr su permanencia. Sin embargo, con ello también “aceleró el proceso de explotación”.
Fuente: Claridad