El Movimiento Evita apoya el reclamo para que haya elec …

En Brasil se cierra el círculo del golpe a Dilma Rousseff llevado adelante por Cunha y Temer. Los golpistas que impulsaron el impeachment contra la presidenta constitucional fueron descubiertos in fraganti pidiendo coimas y hoy el pueblo de Brasil les pide que se vayan.
Temer asumió la presidencia a través de un golpe institucional con el único fin de que la derecha retome el poder político, frene las reformas impulsadas por el PT e imponga una restauración liberal en Brasil.
Los grupos concentrados de Brasil y los grandes medios -sobre todo la red O Globo-, de la mano de partidos políticos como el PMDB, han puesto en marcha un monstruo que hoy los golpea y está demostrando el nivel de corrupción de esa clase política que desplazó a Dilma para frenar el avance de un proyecto popular y democrático en ese país y de una fuerza renovadora como el PT.
Estos mismos poderes se encuentran hoy gobernando la Argentina. Recordemos que fue Mauricio Macri el primer mandatario de la región que reconoció el nuevo gobierno en Brasil y recibió al golpista Michel Temer avalando su presidencia.
Desde el Movimiento Evita condenamos la corrupción y repudiamos el uso de la política como una herramienta de los poderosos para enriquecerse y beneficiar a unos pocos. Estos episodios contribuyen a la deslegitimación de la política y de quienes estamos convencidos de que es el único instrumento de transformación que tienen los pueblos.
Asimismo, expresamos nuestro profundo apoyo y solidaridad con el pueblo brasileño que exige que su voz sea escuchada y se convoque a elecciones directas ya.

Alejandro Javier Rusconi
Secretario de Relaciones Internacionales
Movimiento Evita