Al no llegar a un acuerdo con la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión europea), por considerar inaceptable, el primer ministro Griego Alexis Tsipras, convocó el pasado domingo 5 de julio a un Referéndum para que el pueblo tome la suprema decisión del curso de su destino.

Para sorpresa de propios y extraños, sobre todo la de los acreedores, el NO a las insostenibles condiciones de los acreedores ha tenido una victoria contundente con más del 61%.
El pueblo griego con este resultado, ha demostrado al mundo entero que ha llegado la hora de romper con el perverso yugo del capital financiero internacional, y sean los pueblos los que marquen su destino. Esta victoria también es una victoria de Syrisa y sus dirigentes, que desde una posición inteligente y realista, ha logrado llegar al pueblo griego que, si bien debe pagar con apremios inmediatos, lograrán en un mediano plazo, alcanzar su autonomía definitiva como nación.
El gobernante griego y su equipo están situados en el epicentro de una crisis europea provocada por el gran capital financiero internacional, ante los puntos críticos a los que ha llegado la perversa especulación banquera, que nunca ha tenido escrúpulos para sacrificar la vida de los pueblos del mundo. El Estado griego acumuló una deuda sin precedentes en su historia, de trescientos cincuenta mil millones de dólares, deuda que fue contraída por venales gobiernos anteriores al actual y la complicidad de la banca privada griega, que dieron lugar al gran negocio financiero proveniente principalmente de Alemania, teniendo que destinar la mayor parte de sus recursos al pago de los servicios de esa deuda, sacrificando progresivamente las coberturas sociales básicas de su población.
Alexis Tsipras desde su campaña electoral, rechazó los planes de austeridad impuestos por la Troika que sacrifican a su pueblo, y en honor a su coherencia, rechazó las condiciones impuestas en las últimas conversaciones en Ginebra por los acreedores representados por la Troika, que implicaban más recortes sociales.
En honor al compromiso de preservar su soberanía y dignidad el pueblo griego, consciente de los costos de su lucha, asume hoy el compromiso de enfrentarse a los poderosos de la Troika para desenmascarar a los principales responsables de las desigualdades sociales en el mundo actual: el capital financiero internacional.
En este histórico capítulo, el Frente Guasu saluda y felicita al gobierno y pueblo griego que hoy libra una lucha trascendental no sólo para Europa sino para la humanidad entera.
Asunción, 6 de julio de 2015
Frente Guasu