Documentos del XVII Encuentro del Foro de São Paulo


Managua, Nicaragua – 16 al 21 de mayo de 2011

1) DOCUMENTO BASE
Capítulo 1
Presentación
El Foro de São Paulo realizará, los días 17 y 21 de mayo de 2011, su XVII Encuentro.
Recordamos a seguir las fechas y sedes de los encuentros anteriores:
– I Encuentro: São Paulo, Brasil, 1990
– II Encuentro: Ciudad de México, México, 1991
– III Encuentro: Managua, Nicaragua, 1992
– IV Encuentro: La Habana, Cuba, 1993
– V Encuentro: Montevideo, Uruguay, 1995
– VI Encuentro: San Salvador, El Salvador, 1996
– VII Encuentro: Porto Alegre, Brasil, 1997
– VIII Encuentro: Ciudad de México, México, 1998
– IX Encuentro: Managua, Nicaragua, 2000
– X Encuentro: La Habana, Cuba, 2001
– XI Encuentro: Antigua, Guatemala, 2002
– XII Encuentro: São Paulo, Brasil, 2005
– XIII Encuentro: San Salvador, El Salvador, 2007
– XIV Encuentro: Montevideo, Uruguay, 2008
– XV Encuentro: Ciudad de México, México, 2009
– XVI Encuentro: Buenos Aires, Argentina, 2010
Las declaraciones finales y demás resolutivos de estos encuentros están disponibles en formato digital, en la página Web del Foro de São Paulo (www.forodesaopaulo.org).
Analizando estas resoluciones, y evaluando la trayectoria de la región, percibimos que el Foro de São Paulo atravesó hasta hoy tres grandes etapas.
La primera etapa (1990-1997) estuvo caracterizada por la resistencia y el enfrentamiento al neoliberalismo y la búsqueda de alternativas. La segunda etapa fue dominada por la victoria de los partidos vinculados al Foro, en las elecciones de los gobiernos nacionales (1998-2009). La tercera etapa, en que aún nos encontramos, está marcada por la crisis internacional del capitalismo y el deterioro de la hegemonía estadounidense, pero también por el contraataque del imperialismo y de la derecha en América Latina y Caribe.
En esta tercera etapa, los partidos del Foro de São Paulo tenemos los siguientes desafíos:
1) mantener los espacios conquistados, en especial los gobiernos nacionales;
2) continuar luchando con el fin de derrotar la derecha en los países donde ella gobierna;
3) profundizar y consolidar los cambios donde nuestros partidos gobiernan;
4) ampliar y fortalecer los nexos con los movimientos sociales;
5) acelerar el proceso de integración regional;
6) derrotar el contraataque del imperialismo y de la derecha
7) ampliar el debate sobre las alternativas al neoliberalismo y al capitalismo;
8) dar un salto de calidad en el funcionamiento orgánico del Foro de São Paulo y en sus influencias políticas a escala continental, fortaleciendo la unidad de sus miembros y las acciones solidarias y de interés mutuo para hacer avanzar la lucha por objetivos comunes.
Este documento base, elaborado por el Grupo de Trabajo del Foro de São Paulo, busca contribuir al debate sobre cómo construir desde el presente las alternativas del futuro. Este análisis se fundamentó sobre dos principios esenciales: el espíritu de unidad y el respeto por la diversidad de sensibilidades y opiniones que existen en nuestros partidos.
El capítulo 2 de este documento base analiza la actual coyuntura, incluyendo la situación en EE.UU., Europa, Asia y África, con destaque para América Latina y el Caribe.
El capítulo 3 de este documento trata de los desafíos actuales de las izquierdas populares, democráticas, nacionalistas, socialistas y comunistas en América Latina, con énfasis en:
a) el campo cultural, ideológico, teórico, educacional y comunicacional;
b) el campo de las luchas sociales;
c) el campo de las luchas electorales;
d) el campo de la acción parlamentaria;
e) el campo de los gobiernos;
f) donde somos oposición a gobiernos de derecha y neoliberales;
g) el proceso de integración;
h) el debate estratégico.
Finalmente, el capítulo 4 de este documento base habla sobre el papel del Foro de São Paulo y los cambios organizativos que se hacen necesarios.
Entendemos que el Foro de São Paulo necesita dar un salto de calidad en su funcionamiento, a fin de poder hacer lo siguiente:
1) ampliar el diálogo, la integración, cooperación y unidad de acción entre las izquierdas latinoamericanas y caribeñas;
2) ampliar la capacidad de elaboración (análisis teórico, programa, estrategia, táctica, temas específicos) de las izquierdas latinoamericanas y caribeñas.
Ofrecemos esta breve presentación, invitando no solo a la lectura, sino también al debate y a la reflexión del documento base. Solicitamos que ello se haga extensivo a cada país y en cada organización, para que las ideas se puedan enriquecer a la luz de cada realidad nacional y de las posiciones de cada organización integrante del Foro.
Capítulo 2
Coyuntura
Analizar la coyuntura global implica un inmenso desafío, debido -por una parte- a la velocidad de los cambios y -por otra- a la complejidad del tema, que incluye por lo menos dos vectores: la crisis económica y el deterioro de la hegemonía estadounidense. Lo que sigue a continuación es solamente un guión para el debate.
La crisis
La crisis tiene varios componentes, uno de los cuales es el económico. El Foro de São Paulo debe proseguir el debate sobre las características de la crisis, sobre las perspectivas y escenarios.
La crisis sistémica actual del capitalismo tiene múltiples aristas. ¿Tratase o no de una crisis clásica de acumulación, semejante a la vivida en los años 1930 y 1970? ¿Hasta qué punto se pueden mantener las definiciones clásicas sobre el tema? En el marco de la globalización ¿podemos hablar de una crisis de acumulación global? Y en otro orden, ¿la coyuntura actual implica una crisis civilizatoria?
Considerada globalmente y en perspectiva histórica, ¿crisis de esta naturaleza pueden ser superadas a través de una profundización del modelo vigente, o esto apenas provocaría una crisis aún más profunda en el futuro?
¿Será posible cambiar el modelo, pero mantener el mismo modo de producción? ¿O llegamos a una situación en que sólo una transformación más profunda, que signifique un cambio de modo de producción, podrá dar solución a los desequilibrios?
¿Una crisis de esta profundidad puede avanzar en dirección a la destrucción de las partes en conflicto, amenazando en este caso la supervivencia de la humanidad como tal?
Estas son cuestiones que el Foro debe debatir en un sentido amplio, y de la discusión colectiva deben surgir las respuestas y los análisis que nos permitan operar en nuestra época.
Pero una cosa es cierta: profundizar el modelo neoliberal o, por lo menos, escapar del neoliberalismo, pero preservando las riquezas acumuladas por los que se beneficiaran de él, es el objetivo -consciente o no- de las clases dominantes en Estados Unidos y sus aliados.
Estados Unidos
En Estados Unidos, el gobierno Obama adoptó medidas que no afectaron los intereses del capital financiero y especulativo. Como consecuencia, las tasas de crecimiento continuaron su tendencia a disminuir y se contrajo aún más el consumo.
Las dificultades económicas (incluidas la dependencia energética), así como las políticas de ajuste por parte del gobierno Obama y de gobiernos estaduales, provocan una ola de resistencia social. A lo anterior, se une una acelerada desilusión política con Obama y fortalecimiento de la derecha más conservadora.
El gobierno de Estados Unidos examina enfrentar la crisis internacional y el deterioro de su hegemonía ideológica y política, buscando fortalecer su hegemonía monetaria y militar.
Por una parte, promueve una fuerte desvalorización del dólar, con el objetivo explícito de recuperar mercados para sus productos y enfrentar la competición con China. Poco a poco, se van escuchando más voces que hablan de la necesidad e una moneda global que sustituya al dólar y a ese llamado se han sumado varios países, entre ellos en gigante asiático. Por otra, retoma la práctica de proponer soluciones militares para casi todos los problemas mundiales.
Esta tentativa que hace Estados Unidos, de recuperar su liderazgo, tiene menos posibilidades de éxito que la tenía después de la crisis de los años 1970, por cuatro motivos principales: las dificultades estructurales de EUA, Europa y Japón; la emergencia de los BRICs; la nueva situación en América Latina y Caribe; y la nueva situación en Oriente Medio.
Recordemos que si Estados Unidos pierde espacio en otras regiones del mundo, una de sus alternativas es reforzar su presencia en América Latina y Caribe. Y que Estados Unidos puede perder la condición de potencia hegemónica, al mismo tiempo que el capitalismo puede seguir dominante en el mundo.
Sin embargo, en los últimos meses observamos que la política del “poder inteligente”, instrumentada por Obama, que implica acciones militares en diferentes lugares del mundo, ha tenido algunos resultados favorables para los EE.UU.; al contrario del rechazo mundial que provocaron en su momento las acciones bélicas emprendidas por Bush. Esta ofensiva internacional, que incluye, entre otros, los bombardeos aéreos a Libia y el presunto asesinato de Osama Bin Laden le ha servido al actual Presidente para mejorar su imagen ante los estadounidenses y enfrentar los sistemáticos ataques de los conservadores con vista a un segundo mandato.
La estrategia imperial es aún más peligrosa en estos momentos, por cuanto logra confundir a la opinión pública internacional, con lo cual corremos el riesgo de que se desmovilicen, también, nuestros movimientos populares. La política de Obama logra hacer difusa su responsabilidad y apetencias, al otorgar a otros actores la posibilidad de asumir un rol más protagónico. Lo anterior se suma a la habitual desinformación sobre sus objetivos militares y el reiterado discurso de erigirse como garante de la democracia y los derechos humanos en cualquier lugar del planeta. Con ese accionar, en los momentos actuales, se consolidan de manera alarmante conceptos como la soberanía limitada y la impunidad de las acciones de las principales potencias capitalistas.
Europa y Japón
Como en Estados Unidos, en Europa los gobiernos europeos adoptaron medidas dirigidas que protegen al capital financiero y especulativo, en detrimento de los trabajadores y demás capas populares, provocando una situación de estancamiento económico, crisis política y social.
Los niveles de desocupación y los indicadores macro económicos aún no han vuelto a los niveles previos a la crisis y el FMI ha establecido políticas de ajuste en varios países europeos. Esas estrategias a su vez provocan creciente resistencia popular. Sin embargo, estas manifestaciones no significan una amenaza al sistema capitalista. En algunos casos ello tiene relación con la postura de los gobiernos socialistas, que en lo económico no se diferencia de la asumida por los partidos de derecha. En Grecia, España y Portugal también se aplican políticas de ajuste.
Como parte de los retos que hoy enfrentan las organizaciones de izquierda en Europa, no debemos soslayar la labor enemiga para debilitar, desacreditar y minar internamente estos partidos. La ofensiva derechista que hoy tiene lugar en Europa hace cada vez más difícil la labor de las formaciones de izquierda en la movilización contra las políticas de ajuste implementadas por los gobiernos de derecha y sus proyecciones imperiales.
En ese marco, el giro a la derecha de casi toda Europa, así como las posiciones débiles de algunos sectores de la izquierda europea, son hechos a analizar.
La crisis agudiza las inmensas asimetrías dentro de Europa, y crea dificultades ante los mecanismos de compensación del euro, la crisis en Europa que comenzó siendo una crisis de hipotecas ha pasado en estos momentos a convertirse en una crisis de endeudamiento e inestabilidad de esa moneda y sus efectos se han hecho sentir en las distintas posiciones geopolíticas de sus motores: Alemania y Francia. Las caídas de Grecia, España, Portugal e Irlanda -aún no superadas- son las amenazas más importantes, pero no son menores los efectos sociales que se han hecho sentir a lo largo de toda Europa.
Por su lado, Japón, que ya vivía una difícil situación económica, sufre ahora los efectos del terrible terremoto, el tsunami y la catástrofe nuclear. Situación que refuerza la necesidad de un debate más amplio sobre los temas energéticos, sobre la naturaleza, sobre los controles públicos en áreas estratégicas (está claro, por ejemplo, que parte del ocurrido con la planta nuclear tiene que ver con ganancia empresarial).
EE.UU., Japón o el Reino Unido buscan devaluaciones competitivas y han bajado a casi cero sus tasas de interés para alentar el crecimiento. Los inversores buscan mejores rentas financieras en países en vías de desarrollo, que entonces ven que sus monedas se aprecian y terminan por adoptar controles de capitales. Vista de conjunto, hay una situación de inestabilidad monetaria, que debilita las posibilidades del dólar e interpela la fiabilidad del euro.
China
Fue China la que “salvó” al Euro de su crisis a fines de 2010, y con el agregado de su permanente “salvataje” a EE.UU. con la compra masiva de bonos, ha transformado a Beijing en el acreedor del mundo desarrollado, con las inevitables consecuencias geopolíticas.
La creciente participación china en la economía europea, africana y latinoamericana, para no hablar de la propia economía estadounidense, no constituye solamente un fenómeno económico, sino también político, que el Foro de São Paulo debe debatir con mucho detenimiento.
En un primer momento, debemos evitar dos errores. El primero sería perder de vista que el principal problema en América Latina y Caribe sigue siendo la hegemonía económica y política de Estados Unidos y sus aliados europeos. Y cambiar el modelo, incluso las influencias neoliberales, es la única manera segura de evitar los riesgos de una reprimarización latinoamericana. El otro error sería no percibir los riesgos de convertir a la región latinoamericana en exportadora exclusiva de materia prima. Esa situación puede llevar a una pura y simple sustitución de EUA por China, en nuestras relaciones comerciales. Lo que se puede evitar, además del cambio de modelo, estimulando las relaciones comerciales de entidades colectivas como la UNASUR y la CELAC con China.
La crisis dinamiza el reacomodo geopolítico, que ya venia de antes. En este sentido, es fundamental monitorear la evolución de la situación de China, Rusia, India y África del Sur: situación económica interna, situación política interna, y la articulación entre los países. Además, dar seguimiento al tema de la moneda y de la paz.
Magreb y Oriente Medio
En punto central da la crisis está hoy en el Magreb y el Oriente Medio. El detonador inmediato de las rebeliones populares fue el violento deterioro en las condiciones de vida de las masas en la región, a lo que se suman la corrupción y los efectos de la crisis económica mundial, que sólo beneficia a las grandes compañías y empresas occidentales que son las que sostienen a los círculos de poder en EE.UU. y sus aliados. Mientras que la política migratoria de Unión Europea ha ido paulatinamente cerrando lo que podría haber sido una válvula de escape a esa situación.
Las rebeliones tienen dos efectos inmediatos: dificultan el ejercicio de la hegemonía de EUA e Israel en la región; y afectan los precios del petróleo que en efecto de cascada impactan también los precios de los alimentos, en un fenómeno en que está presente también la especulación de las grandes firmas productoras de alimentos de EE.UU. y Europa.
Aún no está claro cuales serán los escenarios de mediano plazo de las rebeliones. Esto dependerá en primer lugar de la posición de los nuevos gobiernos. ¿Serán democráticos y laicos? ¿Adoptarán políticas que van a atender las necesidades más profundas de los pueblos? ¿Que postura geopolítica adoptarán?
Los escenarios dependerán, también, del grado de influencia que Estados Unidos y Europa mantengan. Este es el verdadero propósito del ataque militar de OTAN a Libia. Otras variables que deben ser acompañadas de cerca son: la actitud del gobierno de Israel; la reacción del pueblo palestino; y los efectos de esta coyuntura sobre Irán y Turquía.
De todas maneras, las rebeliones en el Magreb y el Medio Oriente tienen un significado ideológico y geopolítico que no debe ser minimizado, por estar directamente relacionadas con la gran crisis del capitalismo.
Sobre Libia, aunque existan diferentes opiniones acerca del gobierno Kadafi, es fundamental un rechazo rotundo a la injerencia externa en los asuntos de ese país, y a la intervención militar. Al mismo tiempo, se hace necesario censurar la amenaza que ello significa para la soberanía nacional libia. De igual manera en Siria, los acontecimientos que allí tienen lugar constituyen un problema interno que debe ser resuelto por ese pueblo sin interferencia extranjera de ninguna índole, lo cual incluye la demonización mediática y las sanciones de todo tipo.
Es importante percibir las diferencias tácticas entre las potencias, acerca del tema de la intervención. Así como tomar nota de las diferencias dentro de la propia administración Obama al respecto, y la postura que adoptaron esta vez, de sólo atacar después de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Con el pasar de los días, tiende a quedar más clara la hipocresía de la decisión (vista la postura tan diferente asumida frente a lo que pasa en Bahrein) y el costo humano de los ataques. Pero es necesario denunciar y movilizar, exigiendo el cese inmediato de los ataques.
En este sentido, el Foro de São Paulo debe -de manera similar a lo que hicieron los gobiernos de la región- incrementar sus relaciones con los partidos, movimientos y pueblos de África y Medio Oriente. Es importante también que el Foro reafirme el derecho del pueblo a una rebelión. Y oponerse, con todas sus energías, a cualquier tipo de ingerencia militar de EUA y Europa en la región.
América Latina
En América Latina y el Caribe, vista de conjunto, hay un cierto equilibrio de fuerzas, pero con riesgos para las fuerzas populares.
Sigue el contraataque de EE.UU. y de la derecha regional, que combina diferentes formas de lucha: expansión de la presencia militar (bases, IV Flota); presión económica, especialmente a través de acuerdos bilaterales; golpismo (como en Honduras y otros sitios); mediática, especialmente tratando de enemistar los diferentes gobiernos progresistas; con el apoyo a una nueva centroderecha regional. No se debe subestimar los efectos de la situación mundial -incluso económica- sobre la región.
Como decimos antes, la crisis económica internacional aún no fue superada. La política adoptada por Estados Unidos y Europa, sumada a la creciente competencia entre las potencias en declive y las potencias emergentes, puede agravarla. Entretanto, la mayoría de los países latinoamericanos quedaron fuera de la debacle y los efectos del derrumbe se sintieron sin la fuerza de otros tiempos. América Latina, y más concretamente América del Sur, consiguió proteger su economía de la crisis de los países centrales, confirmando que tiene capacidad para construir un nuevo tipo de crecimiento, desde que consiga hacer cambios estructurales, superar las dependencias que siguen existiendo y evitar los riesgos de convertirse en exportadoras de materias primas.
Los gobiernos progresistas de América Latina se encuentran frente al desafío económico, pero que también es político, de transformar el crecimiento cuantitativo en desarrollo cualitativo. Los teóricos de la derecha auguran un final más o menos rápido de la actual coyuntura y así intentan inculcar en las sociedades latinoamericanas temores a futuro, por los cuales el crecimiento de hoy debe transformarse en “ahorros” para prever los futuros cimbronazos. Las izquierdas deben dar ese debate y demostrar que las ganancias de hoy deben volcarse al desarrollo sostenido y autónomo de nuestras economías, así como también hacia la redistribución de las riquezas. Son esas las medidas fundamentales para contrarrestar las incertidumbres del futuro.
En relación con los temas nacionales, es necesario dar atención inmediata a los países donde tendrán lugar elecciones en 2011, como los casos de: Peru, Guatemala, Nicaragua y Argentina. Debemos seguir apoyando con fuerza al Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras y tomar medidas concretas para la reconstrucción de Haití. Debemos reforzar nuestro apoyo a la paz en Colombia y mantener la denuncia del colonialismo en la región, como en Puerto Rico y las Malvinas. Además, es necesario expresar nuestra solidaridad a los países integrantes del ALBA y contribuir a su avance.
Damos seguimiento al proceso de actualización y fortalecimiento del socialismo en Cuba, país que ha mantenido, durante más de 50 años y bajo la agresión permanente de los EE.UU., los conceptos esenciales de su Revolución. La isla ha constituido una referencia importante para la lucha revolucionaria y antiimperialista latinoamericana y caribeña, la Revolución Cubana ha experimentado transformaciones en diferentes momentos. El Foro tomará las medidas necesarias para que la militancia de izquierda en América Latina tenga la información necesaria y estudie los cambios que se están produciendo en el socialismo cubano, lo que estimulará aún más el rechazo mundial al bloqueo y a las políticas hostiles de EE.UU. contra ese heroico y solidario pueblo.
Capítulo 3
Desafíos
Debemos debatir y enfrentar los desafíos actuales de las izquierdas populares, democráticas, nacionalistas y comunistas en América Latina, teniendo en cuenta sus múltiplas dimensiones:
a) el campo cultural, ideológico, teórico, educacional y comunicacional;
b) el campo de las luchas sociales;
c) el campo de las luchas electorales y nuestra lucha contra la derecha, donde somos gobierno y donde somos oposición a gobiernos de derecha y neoliberales;
d) acción parlamentaria y de los gobiernos;
f) el proceso de integración y el tratamiento común de los temas de la defensa, seguridad y migraciones;
g) el debate estratégico.
La visión de mundo
Empezamos reconociendo que nuestros avances políticos y sociales son aún mayores que nuestra capacidad de construir una nueva cultura, ideología, teoría, políticas educacionales y comunicacionales que no solamente se opongan, sino que también construyan una hegemonía alternativa al neoliberalismo, al capitalismo, al patriarcalismo, al imperialismo y al colonialismo. En este sentido, el Foro reafirma el carácter estratégico de esta dimensión de nuestra labor: la construcción de otra visión de mundo.
Luchas sociales
Seguimos constatando la necesidad de recuperar el papel de la lucha social en los procesos de cambio. La lucha social ha sido clave en el relanzamiento de la izquierda latinoamericana, producto del cual ésta ha logrado conquistar y crear los espacios con que actualmente cuenta para promover un modelo alternativo al neoliberalismo y avanzar en la transformación revolucionaria de la sociedad o en la creación de condiciones adecuadas para dicha transformación.
En este sentido, es importante, como parte de una reflexión autocrítica de la izquierda, reconocer que sus expresiones organizadas tradicionales no estaban en la capacidad de asumir por sí mismas de forma exclusiva, el papel de encabezar políticamente los procesos de cambio que de forma creciente la sociedad comenzó a demandar, como producto del rechazo creciente al neoliberalismo y el desgaste de la democracia representativa. Es así que han surgido y se han puesto al frente de los nuevos procesos de cambio, fuerzas alternativas dentro de la misma izquierda, con las que en muchos casos incluso, la izquierda tradicional ha entrado en contradicción producto, en gran medida, de una actitud sectaria por parte de esta última, y no pocas veces también un comportamiento intolerante e inmaduro por parte de aquélla; ambas, en gran medida, celosas del papel que consideran deben desempeñar en la conducción de todo proceso de transformaciones sociales que tenga lugar en el país correspondiente.
En los países donde la izquierda ha llegado a ser gobierno, la lucha por el cambio de sistema puede y debe seguir librándose desde los gobiernos de izquierda en alianza con los movimientos sociales.
Los vínculos entre los partidos, los gobiernos de izquierda y los movimientos sociales reflejan, sin duda, las diversas realidades de los distintos países. En tal sentido, el Foro debe evaluar las ricas experiencias latinoamericanas de aquellos procesos donde los movimientos sociales mantienen su autonomía relativa, integrando a sus luchas la más amplia diversidad de sectores y de puntos de vista. Por lo tanto, el Foro de São Paulo debe defender la autonomía de los movimientos sociales y, en consecuencia, su rol de agentes de la profundización de la democracia en América Latina.
Consideramos que ese debate es central para el futuro político de los gobiernos de izquierda en nuestro continente. La realización de las transformaciones en la sociedad y la radicalización de la democracia son las medidas centrales para enfrentar la ofensiva de la derecha; ofensiva que apela a todos los medios para reconquistar los espacios perdidos. Para no permitir ese avance el Foro de São Paulo debe estimular la relación de los movimientos sociales y los partidos. Será con más democracia y con más organización de la sociedad la manera de contrarrestar los peligros de una derecha que puede ser tan “gorila” como en Honduras, o tan “moderna” como en Chile, pero que al fin y al cabo, siempre representan intereses de clase contrarios a los intereses de la gente.
Los procesos de cambio social experimentados en los países donde la izquierda ha llegado a ser gobierno, plantean también un reto importante a aquellos movimientos sociales cuyo fundamento es una posición antisistémica y por tanto, revolucionaria, independientemente de en qué medida se encuentre cada movimiento involucrado de forma directa en los procesos políticos formales. El cambio de sistema es un objetivo común de la izquierda social y la izquierda política, aún estando esta última en el gobierno, lo cual no significa que el sistema sea adecuado a su proyecto, razón por la cual la lucha por el cambio de sistema puede y debe seguir librándose desde los gobiernos de izquierda en alianza con los movimientos sociales antisistémicos.
El reto planteado a estos movimientos sociales por los actuales procesos de cambio promovidos por la izquierda política gobernante, es el de adquirir la capacidad de ejercer el poder de forma creciente como parte del cambio de sistema en el ámbito político, el cual se ha venido perfilando con una característica común a todos los procesos de cambio en América Latina: la participación y el protagonismo ascendentes de los ciudadanos organizados sectorial y territorialmente, en las tomas de decisiones que convencionalmente la democracia representativa asume como potestad exclusiva de ciertas instituciones estatales y gubernamentales tradicionales.
La protesta es un derecho inalienable, pero pasar de la protesta a la propuesta es un deber de todo movimiento de izquierda que pretenda no solamente derribar el orden social imperante, sino sustituirlo por uno nuevo y superior. Pero esto implica riesgos que no siempre las dirigencias de los movimientos sociales están dispuestas a asumir, cayendo a veces en la posición cómoda de quedarse en la protesta porque esa ha sido su forma tradicional de crear liderazgo y por tanto, mantener sus espacios de poder dentro de dichos movimientos.
Por su parte, la izquierda política gobernante tiene su propio reto al respecto, que es despojarse de ciertos prejuicios engañosamente defensivos frente a un movimiento social que, por mucho que asuma el reto de ejercer ese poder de nuevo tipo, siempre tendrá un rol que jugar, el cual no es exactamente igual que el del gobierno a nivel de su institucionalidad formal.
Elecciones
En la actual etapa de la historia latinoamericana y caribeña, sigue en vigor la idea de que nuestro camino para el poder incluye la disputa y el ejercicio de gobiernos. Motivo por lo cual las izquierdas deben ampliar su capacidad de vencer las peleas electorales.
En ese ámbito de lucha electoral donde más ha avanzado la izquierda latinoamericana en sus diversas expresiones organizadas, progreso que se manifiesta en la cantidad de gobiernos que pasaron a manos de la izquierda en América Latina, con la llegada del nuevo siglo. Podemos destacar que varios partidos miembros del Foro de São Paulo apoyan, participan o dirigen gobiernos en Cuba, Venezuela, Nicaragua, El Salvador, Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Argentina, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas y Dominica, aunque en algunos casos hay importantes diferencias en cuanto a las políticas gubernamentales. Con el elemento adicional de que estos dos últimos países pertenecen al ALBA.
Los gobiernos de Guatemala, Belice, Jamaica, Surinam, Guyana y las Antillas Menores, aunque no están manos de partidos integrantes del FSP, tampoco están alineados con la derecha.
En algunos países de lo primero y de lo segundo grupo, encontramos partidos del FSP haciendo parte tanto de la situación, cuanto de la oposición.
Los países donde gobiernan fuerzas marcadamente de derecha son: México, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú y Chile.
Cierto es que desde el triunfo electoral del FMLN en El Salvador en 2009, hasta marzo de 2011, ninguna otra fuerza de izquierda logró conquistar un nuevo gobierno, aunque victorias electorales nuevas o reveses puntuales son parte de las reglas del juego bajo el cual actuamos; sin embargo, los procesos de cambio iniciados a partir de esta nueva situación han venido avanzando y consolidándose, en cada país según sus propias particularidades históricas, políticas, culturales y también según la visión estratégica de cada fuerza de izquierda en el gobierno.
Una muestra de ello es el hecho de que en todos los países donde las fuerzas progresistas y de izquierda han llegado -desde 1998- al gobierno, han logrado preservarlo en los siguientes procesos electorales, como es el caso de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay y Argentina. El caso de Chile no contradice esto: aunque la derecha tenga vencido las elecciones nacionales de 2010, en segunda vuelta, interrumpiendo así la continuidad de una coalición de que hacía parte un partido vinculado al Foro, también es verdad que el gobierno chileno es anterior al ciclo de victorias iniciado en 1998.
Esto ocurre a pesar de los esfuerzos que el actual gobierno norteamericano ha desplegado por retomar el control de lo que tradicionalmente ha considerado como su “patio trasero”. Paradójicamente, el avance de la izquierda en cuanto a la cantidad de gobiernos bajo su control en América Latina se dio durante los dos períodos de la administración Bush en la Casa Blanca, caracterizada por su tendencia particularmente reaccionaria, agresiva y guerrerista; siendo la administración demócrata del primer Presidente afrodescendiente en Estados Unidos y que creó expectativas de cambio -contrarias a lo que en realidad ha sucedido- a la que ha correspondido ahora la tarea estratégica de frenar el avance de las fuerzas progresistas y revolucionarias en América Latina.
En aras de ello, se han producido toda una serie de acciones ofensivas por parte de la derecha continental y el imperialismo norteamericano, cuyo único éxito en lo que a confrontación se refiere ha sido Honduras (donde la izquierda perdió el gobierno producto del Golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas, en contubernio con los partidos tradicionales con el apoyo norteamericano no declarado); habiendo fracasado los intentos en tal sentido en Venezuela, Bolivia y Ecuador. En el caso de Nicaragua, los intentos desestabilizadores han sido neutralizados de antemano.
Si bien la ofensiva de la derecha y el imperialismo no puede considerarse como exitosa, las fuerzas reaccionarias en América Latina han avanzado políticamente en los últimos años con la instauración de dos nuevos gobiernos en manos de la extrema derecha, donde antes ésta era oposición (Panamá y Chile), de igual forma que han logrado mantener el control del poder y la hegemonía política en Colombia, donde también es preciso mencionar la instalación de siete bases militares norteamericanas con evidentes fines agresivos contra el movimiento popular y la insurgencia, bajo la fachada de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Un asunto no menos importante es que al parecer, la derecha está desarrollando una estrategia de reciclaje, debido a su desprestigio político, a la impopularidad creciente de su modelo económico neoliberal y al desgaste evidente de su modelo político democrático representativo.
Una muestra de esto es la política de apertura del Presidente colombiano Juan Manuel Santos hacia Venezuela, frente a los esfuerzos del Presidente Chávez de acercar a ambos países como parte de su conocido empeño unionista latinoamericano, que no tuvo igual fortuna con Álvaro Uribe, el antecesor de Santos en Colombia. Otro ejemplo de este empeño en la creación de una especie de “nueva derecha” latinoamericana es la conducta política del Presidente chileno, Sebastián Piñera.
Una situación particularmente desvaforable para la izquierda es la persistencia del colonialismo en Puerto Rico y en algunas de las Antillas Menores por parte de Estados Unidos y potencias europeas. Especial importancia tiene el conocimiento y divulgación de la lucha de los revolucionarios puertorriqueños por la independencia de su país, en especial porque esa lucha ha sido silenciada por la industria mediática que se autoproclama defensora de la libertad de expresión.
Un caso particularmente preocupante es el de México, donde se presenta la particular situación de una izquierda que en las últimas dos décadas (incluyendo la elección más reciente) estuvo al menos dos veces a las puertas de un triunfo electoral (de hecho ganó las elecciones con Cuauhtémoc Cárdenas en 1989 y en 2006 con Andrés Manuel López Obrador, arrebatadas mediante el fraude por el PRI y el PAN, respectivamente). Sin embargo, esa fuerza de izquierda que se ha convertido en una formidable opción de poder en un país tan importante desde todo punto de vista como México, se encuentra actualmente en una severa crisis interna, producto entre otros debates, del relacionado con la política de alianzas para las elecciones de este año; en vista de lo cual es necesaria la participación respetuosa y fraterna de todas las organizaciones políticas de izquierda en la región en los intentos de reunificación y estabilización de la izquierda política mexicana, representada fundamentalmente por el Partido de la Revolución Democrática y el Partido del Trabajo.
Democracia participativa, parlamentos y gobiernos
La democratización económica mediante el fomento de la gestión popular de la economía que se manifiesta en el apoyo crediticio, tecnológico y jurídico a la pequeña empresa y a los trabajadores por cuenta propia, sociedades laborales y productivas en diversas áreas como el agro, la industria, el comercio y los servicios, en combinación con el control estatal de ciertas áreas estratégicas (sobre todo las vinculadas con recursos naturales y energéticos); la participación creciente de los ciudadanos organizados en la definición de las políticas públicas, de Estado y gubernamentales; la equidad social mediante programas sociales dirigidos a tal fin, la distribución del ingreso con políticas fiscales de tipo progresivo y el acceso a servicios básicos como salud y educación; el carácter público de estos servicios y el control social de la información y la comunicación, no solamente para garantizar el acceso a ellos, sino también porque su privatización los desvirtúa; la equidad de género y generacional; la racionalidad ecológico-productiva; la solidaridad internacionalista con la lucha revolucionaria de otros pueblos del mundo; parecen ser coincidencias programáticas entre todas las fuerzas de izquierda que están gobernando en América Latina.
Especial énfasis debe hacerse en el papel que el cambio de sistema político juega respecto al cambio en los demás ámbitos de la realidad social (económico e ideológico-cultural, fundamentalmente), debido a la importancia que tiene la vinculación del ámbito político con la toma de decisiones a nivel estatal y gubernamental, que afectan a la sociedad en su conjunto.
Este cambio de sistema consiste en la instalación de una democracia de tipo superior, en la cual el ejercicio del poder por el pueblo no se limite a elegir representantes y gobernantes que luego deciden en su nombre sin consultarle, sino que en vez de ello los ciudadanos tengan a su alcance mecanismos institucionales que les permitan decidir, y que cierto tipo de decisiones al menos en el ámbito socioeconómico, deban ser tomadas por el pueblo.
Para algunos, esta democracia de tipo superior debe ser denominada “directa”, para otros “participativa”, o aún “combinación entre democracia representativa y directa”.
Este cambio de sistema político no se logra de la noche a la mañana, debido a que el nivel de avance del mismo depende de la correlación de fuerzas y del nivel de conciencia alcanzado, entre otros factores. Pero todos los procesos de transformación social en América Latina parecen enrumbarse de una manera o de otra, en esta dirección.
Pero así como el gobierno constituye el principal instrumento de poder mediante el cual impulsar estas transformaciones, no es poco lo que puede hacerse en términos de acumulación política y organizativa popular desde espacios institucionales tales como los poderes legislativos y los gobiernos estatales y locales. De manera que tales espacios adquieren suma importancia para que una organización de izquierda avance hacia las metas revolucionarias, aunque también conlleva el peligro de la asimilación de la organización política por el sistema dentro de cuyas estructuras y bajo cuyas reglas del juego ella debe implementar su estrategia.
Es de suma importancia el hecho de que -ya sea desde el gobierno o desde la oposición- los espacios institucionales alcanzados y -aún más- aquellos que puedan ser creados por la izquierda en su empeño por el cambio de sistema político, así como la presencia e influencia de la militancia de izquierda dentro de los movimientos sociales y la participación exitosa de las fuerzas políticas de izquierda en las contiendas electorales, constituyen ejes estratégicos fundamentales sobre los cuales puede avanzar cualquier proyecto de cambio social en América Latina.
La unión continental y estrategia común de la izquierda latinoamericana y caribeña.
Los esfuerzos de integración y cooperación desarrollados por instancias como el ALBA, PETROCARIBE, CARICOM, UNASUR y MERCOSUR constituyen verdaderos hitos en el proceso de unión continental. Especial énfasis merece la decisión de los gobiernos latinoamericanos y caribeños de crear de una organización propia de los Estados nacionales de América Latina y el Caribe, a partir de una visión opuesta a la del panamericanismo o lo que es igual, el colaboracionalismo con el imperialismo norteamericano que presidió el surgimiento de la OEA como instrumento de la política exterior de Estados Unidos para sus vecinos del Sur.
El reciente conflicto entre Nicaragua y Costa Rica, en vías de resolverse por la vía del diálogo tras aceptar los gobiernos de ambos países las recomendaciones de la Corte Internacional de la Haya, muestra como las fuerzas de la derecha están prestas para instrumentalizar cualquier diferendo en contra de los procesos de cambio en la región, para aislar a los gobiernos de izquierda y fracturar la necesaria unidad de las fuerzas progresistas. La superación de este tipo de conflictos bilaterales, deben enfrentarse con madurez por todos los sectores progresistas de ambos países, para impedir los esfuerzos de las oligarquías y del imperialismo por envenenar las buenas relaciones entre pueblos y gobiernos, dividir a las naciones latinoamericanas y aislar a los países con gobiernos progresistas y de izquierda, ocultando en este caso a través de una orquestada agresión mediática los importantes logros del gobierno sandinista en el proceso de cambio socioeconómico y político que tiene lugar en Nicaragua.
No es concebible la consolidación de los cambios sociales a nivel continental sin la unidad de las fuerzas de izquierda en el continente. Tampoco concebimos el avance estratégico del proyecto -en función del cual se están produciendo esos cambios- sin un proceso de unión continental que lleve hacia la unificación, por vez primera, de la gran nación de América Latina y el Caribe. Proyecto que soñaran los forjadores de nuestra identidad misma. Ello sería parte de nueva cultura en formación a partir de la ruptura entre nuestros pueblos y la dominación colonial primero y neocolonial después, en lo que constituye el proceso de nuestra primera y segunda independencias. Esta última etapa está teniendo lugar a través de los cambios sociales que se desarrollan en el continente, promovidos por las fuerzas de izquierda que encarnan políticamente los intereses de todos nuestros pueblos.
Defensa, seguridad y migraciones.
Tanto en el caso de México como en el de toda la región mesoamericana a excepción de Nicaragua, Costa Rica y Panamá (Belice por sus características, se puede tomar como parte de la región Caribeña), el tema de la inseguridad ciudadana ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos.
El poder militar, económico e incluso político en ciertos segmentos de poblaciones en extrema pobreza, por parte del crimen organizado y narcotráfico, ha llegado a extremos peligrosos. Se puede augurar en esos países un resquebrajamiento del Estado y la desarticulación de la sociedad (es decir, el colapso del país) en un mediano plazo, de seguir la situación como hasta ahora o empeorará como resultado del enfoque policíaco del problema.
Ese grave fenómeno tiene profundas raíces socioeconómicas y hasta geográficas. No es casualidad que en el continente, el problema del narcotráfico se haya agudizado en México, el único país latinoamericano con fronteras terrestres con Estados Unidos, y que dentro de ese país esto ocurra en su zona norte, la más cercana a Estados Unidos. Por otra parte, la actividad del crimen organizado en esa zona es una barrera de contención a la emigración ilegal, lo cual resulta muy conveniente para Estados Unidos.
Es imperativo analizar la situación migratoria en relación con los acuerdos bilaterales de cada país afectado (Guatemala, El Salvador y Honduras) con EE.UU., y comparar su situación en este aspecto con la del resto de Mesoamérica, a la vez que hacer la comparación en el tema de la seguridad ciudadana; esto porque existen indicios serios sobre la posibilidad de que el fenómeno de las maras esté vinculado con un eventual descontrol migratorio respecto a quiénes entran a cada uno de estos países, procedentes de EE.UU., trasladando el modus operandi de las pandillas delincuenciales que allí operan y cuyo impacto en nuestra región es mayor, debido a las condiciones socioeconómicas existentes y a la mayor fragilidad de nuestras instituciones, en gran parte debido al primer factor.
Las propuestas de basar las doctrinas de defensa en la agenda de las nuevas amenazas -como Estados Unidos buscaron establecer consenso con los latinoamericanos en la Cumbre Hemisférica en Cochabamba- es una propuesta que establece una división de trabajo que impone a ALyC contener la llegada de estas amenazas al territorio estadounidense, así como transformar nuestras FF.AA. en policías, apartándolas de su función esencial de defensa de la soberanía y la independencia nacional.
En este sentido, consideramos de gran importancia desarrollar políticas de defensa comunes en el ámbito de la CELAC -Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. En este sentido, de la búsqueda de obtener mayor autonomía y cooperación en material de defensa, saludamos, en Sudamérica, el rol del Consejo Sudamericano de Defensa (CDS), en el ámbito de la UNASUR.
Estrategia
El Foro de São Paulo debe encaminar todos sus esfuerzos para que se prosiga el debate sobre:
1. el balance de las tentativas de construcción del socialismo en el siglo XX,
2. sobre el capitalismo contra el cual luchamos en el siglo XXI,
3. así como sobre las estrategias de las diferentes fuerzas de izquierda, especialmente en nuestra región,
4. y el socialismo que en el presente siglo es necesario construir.
El Foro de São Paulo puede asumir el papel de articulador del debate que lleve a la izquierda latinoamericana hacia la definición de la tan necesaria estrategia común para la lucha política a nivel continental, la cual a su vez requiere de ciertos mecanismos organizativos que le den viabilidad.


Capítulo 4
El papel del FSP y los cambios organizativos necesarios
El Foro de São Paulo atravesó, hasta hoy, tres grandes etapas. La primera, de resistencia al neoliberalismo. La segunda, de victorias en gobiernos nacionales (1998-2009). La tercera, en que estamos hoy, empieza con la crisis internacional del capitalismo y con el contraataque de la derecha.
En esta tercera etapa, tenemos, entre otros, los siguientes desafíos:
1) mantener los espacios conquistados, en especial los gobiernos nacionales,
2) seguir luchando para derrotar la derecha donde ella gobierna,
3) profundizar los cambios donde gobernamos,
4) acelerar el proceso de unidad y integración regional,
5) derrotar el contraataque del imperialismo y de la derecha,
6) apoyar las luchas sociales
7) avanzar en una solución política y pacífica para las situaciones de Honduras y Colombia
8) ampliar el debate sobre las alternativas al neoliberalismo y al capitalismo,
9) dar un salto de calidad en el funcionamiento orgánico del Foro de São Paulo
10) ampliar el diálogo, la integración, cooperación y unidad de acción entre las izquierdas latinoamericanas y caribeñas;
11) ampliar la capacidad de elaboración (análisis teórica, programa, estrategia, táctica, temas específicos) de las izquierdas latinoamericanas y caribeñas, en especial adoptando una actitud propositiva frente a los temas centrales y más destacados.
Para dar cuenta de estos dos retos, además del debate político hecho en los capítulos precedentes, se hace necesario adoptar un conjunto de medidas prácticas, algunas de las cuales pueden implicar cambios en el funcionamiento del Foro, al mismo tiempo que otras medidas apenas significan poner en práctica cosas que ya están decididas por los encuentros.
El Foro debe tener un accionar más activo en las dinámicas políticas de América Latina, con sus opiniones y sus propuestas. Una de las cuestiones más importantes del Foro es como incidir positivamente en la realidad política latinoamericana, presentándose como un actor visible, atendible y unitario en los procesos políticos de nuestros países. El Foro debe rediseñarse para pasar a la acción y esa práctica, que debe ser obligatoriamente democrática, tiene que abarcar debates y análisis, y también debe fijar criterios operativos para transformar las ideas en acciones. Ello implica al mismo tiempo, el fortalecimiento orgánico del propio FSP, de manera a reflejar la actual integración de los partidos de izquierda en América Latina, incluidos los que alcanzaron el gobierno en los respectivos países.
Sobre los encuentros:
1) mantener la regularidad anual y la alternancia geográfica de los encuentros del Foro de São Paulo, siempre teniendo en cuenta que dichas reuniones tienen un significado interno para la organización misma (el debate, las resoluciones adoptadas), pero también tienen una incidencia externa (el impacto en la lucha política del país anfitrión), debiendo ambas dimensiones ser maximizadas;
2) definida la programación y el lema de cada encuentro, la Secretaría Ejecutiva debe impulsar una Tribuna de Debates electrónica, de manera que gran parte de los informes y de los textos de contribución puedan ser conocidos y debatidos antes mismo de los Encuentros. Cabe a la Secretaría Ejecutiva estimular que se escriban artículos sobre los temas centrales de debate, de manera que los grupos, talleres y la asamblea final sean realmente un momento de síntesis;
3) sin perjuicio de lo arriba descrito, seguiremos con la práctica de redactar un documento base, que también será divulgado a través de la Tribuna de Debates electrónica. Es importante que los partidos miembros asuman el compromiso de divulgar entre sus filas -como material de estudio- el contenido del documento base, tanto para su discusión como después, una vez que ésta haya sido aprobada;
4) seguiremos haciendo -en los días anteriores a la plenaria final de cada Encuentro- reuniones para realizar debates temáticos, sectoriales y regionales;
5) todos los partidos se comprometen a impulsar especialmente la juventud, que ya está realizando el III Encuentro de las Juventudes de los partidos del Foro de São Paulo;
6) el Foro organizará, a partir del XVIII Encuentro y siempre simultáneamente a los encuentros anuales, la reunión de las mujeres de los partidos del Foro. Además, recomendamos a todos los partidos que envíen delegaciones que respeten la paridad de género.
Sobre las secretarías regionales:
7) el funcionamiento de las secretarías regionales del Foro de São Paulo es esencial, pues hay una necesidad de integración subregional, que no puede ser cubierta en los encuentros anuales del Foro;
8) recomendamos que las secretarías se reúnan por lo menos una vez a cada 4 meses (siendo que una de estas veces es siempre durante los Encuentros anuales del Foro como un todo), haciéndole en distintos países, en reuniones abiertas a todos los partidos de la subregión, invitándose siempre la Secretaría Ejecutiva y siempre recordando que el funcionamiento de las secretarías regionales no sustituye el funcionamiento del GT;
9) la Secretaría Cono Sur reúne los partidos del Foro en los siguientes países: Uruguay, Argentina, Paraguay, Chile, Brasil, Bolivia. La coordinación hoy esta a cargo del Frente Amplio de Uruguay;
10) la Secretaría Andino Amazónica reúne los partidos del Foro en los siguientes países: Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile, Perú, Brasil. O sea, Bolivia, Brasil y Chile hacen parte, simultáneamente, de las regiones Cono Sur y Andino Amazónica. La coordinación de esta Secretaría hoy está a cargo del Partido Socialista del Perú;
11) la Secretaría Mesoamericana y Caribeña reúne todos los partidos del Foro de la región citada, así como México. La coordinación hoy está a cargo del Frente Farabundo Martí;
12) Consideramos necesario hacer dos esfuerzos organizativos adicionales: uno, en dirección al Caribe; otro, en dirección a Estados Unidos. En el caso del Caribe, se trata de organizar, de preferencia aún en el segundo semestre de 2011, una reunión de los partidos del Foro en Caribe;
13) en el caso de Estados Unidos, tenemos como meta de mediano plazo constituir una Secretaría de los latinoamericanos y caribeños en ese país. En el XVII Encuentro será organizada una comisión, dirigida por el FMLN (partido responsable por coordinar la Secretaria Mesoamericana y Caribeña) y acompañada por la Secretaría Ejecutiva, con la tarea de organizar, de preferencia aún en el segundo semestre de 2011, un encuentro de los partidos del Foro que actúan en los EUA, para en este Encuentro constituir la Secretaría supracitada;
14) en el caso de Europa, una comisión dirigida por la Secretaría Ejecutiva y compuesta por los partidos del Foro que tienen organización en países europeos, convocará entre los meses de septiembre y noviembre de 2011, un encuentro de los partidos del Foro y de los latinoamericanos y caribeños residentes en Europa, para en este Encuentro constituir la Secretaría de los latinoamericanos y caribeños residentes en Europa.
Otras comisiones y grupos de trabajo
15) Además de las secretarías regionales y de la comisión citada en la sección anterior, proponemos la creación de comisiones específicas, que se encarguen de los siguientes frentes de trabajo: a) investigación y formación política (o sea, lo que denominamos el proyecto Observatorio y la Red de Escuelas); b) parlamentarios; c) gobiernos; d) integración latinoamericana y caribeña; e) procesos electorales; f) movimientos sociales; h) migrantes; i) juventud; j) mujeres.
16) Las comisiones citadas serán constituidas por adhesión durante el XVII Encuentro. Las comisiones indicarán coordinadores, que serán aprobados por el GT, aún durante el XVII Encuentro.
17) La comisión de investigación y formación política (o sea, lo que denominamos el proyecto Observatorio y la Rede de Escuelas) ya tiene lineamientos claros y en este año de 2011 se harán dos eventos inaugurales (un gran seminario de balance de los gobiernos y un seminario de intercambio de experiencias formativas).
18) La comisión de procesos electorales tendrá dos propósitos: uno, acompañar los procesos electorales que están ocurriendo en cada período; otro, constituir los medios para, respetando la legislación de cada país, poder dar apoyo a los partidos del Foro en las disputas electorales. La Secretaría Ejecutiva debe promover, en el 2011, una conferencia electoral del Foro de São Paulo, para planear los procesos electorales y para intercambio de experiencias a mediano plazo.
19) La comisión de parlamentarios tendrá cuatro tareas: mantener un mapeo actualizado de los parlamentarios del Foro; articular nuestra intervención en los parlamentos regionales y en las elecciones parlamentarias regionales; mantener coordinación regular con grupos parlamentarios de izquierda de otros continentes.
20) La comisión de gobiernos tiene como propósito intercambiar informaciones y estimular la articulación de los gobiernos locales y subnacionales, así como acompañar los gobiernos nacionales.
21) La comisión sobre la integración latinoamericana y caribeña debe acompañar el debate que se traba en y sobre las instituciones regionales (CELAC, UNASUR, ALBA, MERCOSUR, OEA etc.).
22) La comisión de movimientos sociales tiene como propósito articular debates y acciones comunes entre el Foro de São Paulo y organizaciones continentales y mundiales de movimientos sociales o similares, tales como el Foro Social Mundial, la Alianza Social Continental y otras.
Articulación entre GT, Secretaría Ejecutiva, secretarías regionales y comisiones

23) Tentativamente, una vez a cada dos meses, o sea, 6 veces al año, siendo que una de estas veces será coincidente con el Encuentro del Foro, se harán reuniones ampliadas de la Secretaría Ejecutiva, con la presencia de los coordinadores de las secretarías regionales y de los coordinadores de las comisiones, con el secretario ejecutivo, para revisar el plan de trabajo aprobado por el Encuentro y por el GT.
24) Una vez a cada 3 meses, a sea, 4 veces al ano, siendo que una de estas veces será coincidente con el Encuentro del Foro, reuniremos el Grupo de Trabajo. Las reuniones tendrán un o dos días, buscando alternar regiones y países. En la primera parte, o primer día, se hará la prestación de cuentas de la Secretaría Ejecutiva, de las secretarías regionales, de las comisiones, así como los informes. En la segunda parte, o segundo día, se hará el debate político, siempre con base en un informe por escrito presentado por la Secretaría Ejecutiva.
25) Las sesiones de debate político en las reuniones del GT serán abiertas a todos los partidos del Foro, pero solamente tendrán derecho a voz y voto los partidos del GT. Recordamos, además, que en las reuniones del GT, los partidos anfitriones deben garantizar hospedaje para 2 delegados por país. Los demás deben asumir todos los costos de su participación en las reuniones.
26) En las sesiones del GT, solo se admite deliberación por mayoría en temas administrativos o de orden. Las decisiones políticas solamente serán adoptadas por consenso.
Composición del Grupo de Trabajo
La composición del GT es la siguiente:
Argentina – delegación nacional
1. Frente Grande; 2. Frente Transversal Nacional y Popular; 3. Movimiento Evita; 4. Movimiento Libres del Sur; 5. Partido Comunista; 6. Partido Comunista – Congreso Extraordinario; 7. Partido Humanista; 8. Partido Intransigente; 9. Partido Socialista; 10. Partido Solidario
Brasil – delegación nacional
1. Partido Comunista do Brasil; 2. Partido dos Trabalhadores
Bolivia
1. Movimiento al Socialismo (MAS-IPSP)
Chile – delegación nacional
1. Izquierda Cristiana; 2. Partido Comunista; 3. Partido Humanista; 4. Partido Socialista
Colombia – delegación nacional
1. Partido Comunista Colombiano; 2. Polo Democrático Alternativo; 3. Presentes por el Socialismo
Cuba
1. Partido Comunista de Cuba
Ecuador – delegación nacional
1. Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik – Nuevo País; 2. Movimiento PAIS; 3. Movimiento Popular Democrático; 4. Partido Comunista de Ecuador; 5. Partido Comunista Marxista-Leninista del Ecuador; 6. Partido Socialista-Frente Amplio
El Salvador
1. Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional
Guatemala – delegación nacional
1. Alianza Nueva Nación; 2. Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca
Martinica – delegación nacional
1. Partido Comunista por la Independencia y el Socialismo; 2. Consejo Nacional de Comités Populares
México
1. Partido de la Revolución Democrática; 2. Partido del Trabajo
Nicaragua
1. Frente Sandinista de Liberación Nacional
Perú – delegación nacional
1. Partido Comunista del Perú – Patria Roja; 2. Partido Comunista Peruano; 3. Partido Nacionalista del Perú; 4. Partido Socialista
Puerto Rico – delegación nacional
1. Frente Socialista; 2. Movimiento Independentista Nacional Hostosiano; 3. Partido Nacionalista de Puerto Rico
Uruguay
1. Frente Amplio
Venezuela
1. Partido Socialista Unificado de Venezuela
Otros partidos podrán incorporarse al GT, por solicitud o por iniciativa del propio GT, en los dos casos adoptándose el siguiente trámite: a) aprobación consensual por los partidos nacionales; b) aprobación consensual en el GT; c) aprobación por la Plenaria del Encuentro.
El Grupo de Trabajo indica el Secretario Ejecutivo del FSP, homologa los coordinadores de las Secretarías y aprueba los coordinadores de las comisiones. También debe aprobar el plan de trabajo y el presupuesto presentado por la Secretaría Ejecutiva.
Funcionamiento de la Secretaría Ejecutiva
La Secretaría Ejecutiva del FSP tiene como atribución implementar las resoluciones del Grupo de Trabajo y las resoluciones de los Encuentros del Foro de São Paulo.
Destacamos las siguientes atribuciones:
a) confección del plan de trabajo y presupuesto tentativo del FSP, con base en las resoluciones de los Encuentros;
b) la publicación de las resoluciones de los Encuentros del Foro;
c) el mantenimiento del registro de direcciones de los partidos del Foro;
d) el mantenimiento de la página Web del Foro, cuyo financiamiento será asumido por el partido responsable por la Secretaría Ejecutiva;
e) el contacto periódico con las secretarías regionales y comisiones, impulsando su funcionamiento;
f) el contacto periódico con todos los partidos del Foro, especialmente los del GT;
g) el contacto con las organizaciones internacionales con las cuales el Foro mantiene relaciones, teniendo la preocupación de ampliar las relaciones con Asia y África;
h) el acompañamiento del proyecto Escuelas y del proyecto Observatorio;
i) la organización de las reuniones del GT;
j) el apoyo a los partidos anfitriones de los Encuentros del Foro;
k) la dirección de la Secretaría Técnica del Foro;
l) control del cumplimiento de las actividades y reuniones programadas luego de Encuentros del Foro y de los GT;
m) el envío regular de informes, a través de una lista moderada en la Internet.
n) la creación de una oficina de comunicación (como parte de esta atribución, se empezará realizando un seminario sobre las políticas de comunicación de los partidos y gobiernos)
o) preservar la memoria del Foro, inclusive el archivo documental
Finanzas
a) todos los partidos deben pagar 200 dólares para poder participar de los encuentros;
b) todos los delegados deben pagar 50 dólares para poder participar de los encuentros;
c) una vez aprobado el plan de trabajo, la Secretaría Ejecutiva elaborará un presupuesto y propondrá valores como contribución voluntaria de los partidos miembros;
d) también una vez aprobado el plan de trabajo, la Secretaría Ejecutiva buscará financiación por parte de organizaciones amigas;
e) en las reuniones del GT, los partidos anfitriones seguirán responsables por costear el alojamiento y alimentación de dos delegados por país, incluso en las reuniones que ocurren durante los Encuentros;
f) se buscará reducir los costos, haciendo coincidir las reuniones del GT con otras actividades;
g) debe crearse un mecanismo que facilite a los partidos miembros la información necesaria sobre el uso de las finanzas.
2) DECLARACIÓN FINAL
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo, reunido en Managua, en ocasión del 50 Aniversario de la fundación del Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua y 116 años del natalicio del General Augusto C. Sandino, contó con la participación de 640 delegados de 48 partidos miembros pertenecientes a 21 países, y 33 invitados de 29 partidos pertenecientes a 15 países de África, Asia y Europa.
Las organizaciones y participantes presentes en el XVII Encuentro debatieron durante cinco días temas de gran interés para los pueblos latinoamericanos y para toda la humanidad, tales como: el proyecto alternativo de las fuerzas populares, progresistas y de izquierda en América Latina y el Caribe; los logros de los gobiernos y parlamentos nacionales, estatales y locales impulsados por los partidos del Foro; la crisis internacional, en todos sus aspectos: económico, alimentario, energético, climático, social y político; la lucha por la descolonización y la soberanía nacional; las amenazas y tragedias causadas por las políticas del imperialismo y la derecha, tales como el narcotráfico y el crimen organizado, que atentan contra la paz, los derechos humanos y los derechos de los pueblos.
Debatimos, también, asuntos de importancia trascendental, como la necesidad de democratización de la información, la comunicación y la cultura; la lucha por ampliar los derechos y la participación de las mujeres, los jóvenes, las etnias y pueblos originarios; la defensa de los derechos de los trabajadores migrantes y sus familias; los desafíos de los movimientos sociales; la temática de la defensa y de la seguridad.
Los partidos políticos participantes del XVII Encuentro, que ya gobernamos una importante cantidad de países en nuestro continente, reafirmamos nuestra firme disposición a seguir construyendo un cambio de época, lo que incluye alcanzar nuevos avances de la izquierda y fuerzas populares y progresistas latinoamericanas y caribeñas en las elecciones de este año 2011; en Argentina, para derrotar a la derecha y profundizar los cambios; en Perú, con un patriota identificado firmemente con la democracia y comprometido con que la prosperidad económica llegue a los sectores empobrecidos de su país, Ollanta Humala; en Nicaragua, con el experimentado combatiente y estadista, líder revolucionario sandinista, Comandante Daniel Ortega; y en Guatemala, con la luchadora por los derechos de nuestros pueblos originarios y Premio Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú como candidata de todas las fuerzas unidas de la izquierda en lo que constituye un logro histórico que nos llena de júbilo.
El Foro de São Paulo felicita por su valentía y su vocación indeclinable por la democracia, al Presidente Rafael Correa en ocasión del incuestionable triunfo obtenido en el referéndum para el establecimiento de políticas que profundicen el proceso de cambios que se vive en Ecuador.
Las victorias de la izquierda desde la elección del Comandante Hugo Chávez en 1998 hasta el triunfo del FMLN con Mauricio Funes en 2009 expresan nuestra fortaleza política, en parte como resultado del rechazo al neoliberalismo y a la política tradicional; pero sobre todo por la actividad política organizada de la izquierda que de este modo, ha alcanzado no solamente gobiernos nacionales, sino gobiernos locales, gobernaciones territoriales y espacios en los poderes legislativos. Desde estas nuevas posiciones de poder político nos hemos planteado como objetivo el desmontaje del modelo neoliberal y la construcción de una alternativa que responda a las demandas inmediatas e históricas de nuestros pueblos.
Las políticas de gobierno impulsadas por la izquierda y fuerzas populares y progresistas latinoamericanas y caribeñas, orientadas a la redistribución de la riqueza, al control de los recursos naturales, a la creciente participación de los ciudadanos y los sectores sociales en la vida política y económica acompañada de la correspondiente institucionalización de tales procesos, marcan el rumbo hacia ese proceso de cambios que tiene como punto de referencia inicial, la necesidad de formular y construir proyectos alternativos al neoliberalismo. La redistribución del ingreso, la democratización de la comunicación y la defensa de la soberanía nacional constituyen banderas comunes e indeclinables de las fuerzas de izquierda en el continente.
La superación del neoliberalismo surgirá de la diversidad de los procesos nacionales, de la unidad de las fuerzas progresistas y de izquierda, de su consolidación, de la profundización de los cambios y como parte de ella, de la radicalización de la democracia, lo cual podrá habilitar etapas superiores del desarrollo social. La crisis capitalista en curso representa para los movimientos sociales nuevos desafíos; no solamente la denuncia del modelo neoliberal, sino también la construcción de alternativas históricas.
Las políticas y logros de las fuerzas de izquierda en el gobierno a favor de los sectores populares de nuestro continente se manifiestan en proyectos de construcción social que se corresponden, cada uno de ellos, con las realidades de los países correspondientes, entre los cuales se ha destacado siempre la Revolución Cubana, en este momento empeñada una vez más en su perfeccionamiento, mediante la actualización de su modelo económico con la más amplia participación popular, lo cual adquiere un significado muy particular teniendo en cuenta que el proceso revolucionario en la mayor de las Antillas ha sido fuente de inspiración para los revolucionarios del mundo, y que sin su contribución no habría sido posible el auge de la izquierda y el movimiento popular en América Latina con la llegada del nuevo siglo.
Nos pronunciamos una vez más repudiando la terrible injusticia, la arbitrariedad, la falta de ética y la doble moral que aplica el imperialismo norteamericano en contra de los cinco héroes cubanos luchadores contra el terrorismo, a quienes se mantiene encarcelados mientras por otra parte, se protege y se absuelve aún de delitos mayores a un terrorista confeso y delincuente como Luis Posada Carriles, y mientras se aplica desde hace cincuenta años el más prolongado bloqueo que se haya ejercido en contra de país alguno en el mundo, con el objetivo de rendir por hambre y enfermedades a todo un pueblo por el hecho de haber decidido construir su propio destino de una forma que no es del agrado de los poderosos del mundo.
Procesos revolucionarios y de cambio social progresista se desarrollan en América Latina mostrando con sus políticas y con el impulso de proyectos alternativos, que los intereses populares sólo pueden ser defendidos con efectividad si se cuenta con una fuerza política organizada que presente batalla a la derecha, la oligarquía y el imperialismo. Muestra de ello y de las políticas antes señaladas, además de la Revolución Cubana y su ejemplo ya mencionados antes, son: Nicaragua con su Revolución Sandinista nuevamente en marcha, cristiana, socialista y solidaria; Venezuela con la Revolución Bolivariana y la construcción del socialismo del siglo XXI; El Salvador con el desplazamiento del poder de la oligarquía y la gran madurez del FMLN respecto a sus alianzas en relación con el gobierno que ha iniciado cambios favorables en el país; así como también los grandes cambios en Brasil y Uruguay; Bolivia con la construcción del Estado Plurinacional y el socialismo comunitario; Ecuador con la Revolución Ciudadana; Paraguay alcanzando mejorías notables en las condiciones de vida de su pueblo; Argentina rescatando al país de la postración y la debacle en que lo había sumido el neoliberalismo y promoviendo nuevos derechos.
Con todo, los éxitos obtenidos en las luchas recientes, no deben llevarnos a desconocer el peligro que se cierne ante nosotros con el contra-ataque del imperialismo, la derecha y las oligarquías locales en nuestro continente, a cuyo servicio se encuentran listas a actuar en cualquier momento, las bases militares extranjeras en diversos países y territorios coloniales. Asimismo, en sus ataques contra los gobiernos progresistas y revolucionarios, la derecha ha recurrido sistemáticamente al fraude electoral, cuyo ejemplo más evidente es el de México; y ha retomado el uso de los golpes de Estado, los cuales han sido derrotados por las fuerzas populares en Venezuela, Bolivia y Ecuador.
El Foro de São Paulo reafirma su apoyo al Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras (FNRP) en su lucha de resistencia contra el gobierno actual que no es sino una prolongación del golpe de Estado perpetrado contra el gobierno legítimo de José Manuel Zelaya. Acompañamos el proceso de mediación en curso para el regreso del Presidente Zelaya.
Reafirmamos que mientras las demandas del FNRP no sean cumplidas, no aceptamos el regreso de Honduras a los espacios internacionales de los que fue correctamente expulsada, tales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), el cual se encuentra en una verdadera parálisis como parte de toda una crisis generada por el golpe de Estado.
Reiteramos nuestra firme convicción de que el conflicto interno en Colombia, con profundas raíces históricas y socioeconómicas, solamente puede ser resuelto por la vía de la negociación política. Reafirmamos nuestro apoyo al Polo Democrático Alternativo, partido de la unidad de la izquierda colombiana y único partido de la oposición.
Expresamos nuestra solidaridad con la lucha del pueblo haitiano por la reconstrucción de su país, la superación de las consecuencias de las políticas que lo han llevado a la miseria, incluidas las desplegadas ante los desastres naturales, y en defensa de su soberanía frente al intervencionismo de los EEUU y otras potencias imperialistas.
Apoyamos la lucha del Pueblo Mapuche en Chile, que exige su reconocimiento como pueblo originario.
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo tiene lugar en momentos particularmente complejos y dramáticos a nivel mundial. Las rebeliones populares en los países árabes, entre las que se destacan Túnez y Egipto nos muestran que los pueblos no permanecen pasivos eternamente, pero también nos recuerdan que la reacción mundial y el imperialismo no permanecerán nunca indiferentes y harán lo que sea para frustrar el empuje revolucionario de esa rebeldía.
Destacamos la flagrante violación de la soberanía nacional de Libia, cuyo pueblo está siendo bombardeado por las fuerzas de la OTAN en lo que constituye un ataque masivo de las potencias imperialistas del mundo contra una sola nación, soberana e independiente que por tanto, tiene el derecho de escoger por sí misma, el régimen socioeconómico y político que más le convenga y que se corresponda con sus propias aspiraciones, su cultura y su forma de ver el mundo y la vida; así como a resolver sin imposiciones externas sus problemas y conflictos internos.
El Foro de São Paulo demanda el cese de la agresión imperialista contra el pueblo libio, comenzando con la suspensión inmediata de los bombardeos; de la misma manera que plantea la necesidad de un cese al fuego por ambas partes en conflicto dentro de Libia, poniendo fin a la confrontación fraticida, con el fin de lograr una solución pacífica a la guerra civil, sin condiciones previas que solamente obstaculizan los esfuerzos que puedan hacerse por alcanzar la paz.
En tal sentido, hacemos propias todas las iniciativas que promueven la paz en Libia, tales como las que hicieran el ALBA, la Unión Africana y el grupo integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.
Nos solidarizamos con la lucha del pueblo palestino por la creación de un Estado nacional independiente y saludamos el acuerdo entre sus diversas fuerzas políticas, a la vez que exigimos el restablecimiento de las fronteras existentes en 1967. Saludamos y manifestamos de nueva cuenta nuestro apoyo al pueblo saharaui y la República Árabe Saharaui Democrática por el reconocimiento de su soberanía nacional, y llamamos a la Organización de las Naciones Unidas a intensificar los esfuerzos para que el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho a la autodeterminación mediante un referéndum de acuerdo al derecho internacional.
El Foro de São Paulo reitera su posición de que el terrorismo no se puede combatir con más terrorismo, desprecio a la soberanía nacional, violencia contra civiles y ejecuciones individuales.
Las élites de poder en los países dominantes han recurrido al estigma del terrorismo para criminalizar la justa lucha de los pueblos por su libertad y en defensa de sus derechos, mientras por otra parte se practica el terrorismo de Estado y en aras de ello se hace uso del pretexto de las acciones “humanitarias”. Asimismo denunciamos la pretensión de EEUU de imponer su agenda de Seguridad Hemisférica, particularmente en algunos países, cuyos gobiernos de derecha impulsan la militarización de la seguridad pública amenazando la democracia, la paz y los derechos humanos.
En un mundo globalizado, donde las fuerzas de la reacción mundial y el imperialismo actúan de manera cada vez más agresiva, y en un momento caracterizado por una de las más profundas e integrales crisis del sistema capitalista, se hacen más necesarios que nunca los procesos de integración, una de las garantías para que nuestro continente tenga una identidad y un peso específico con capacidad de influencia en el mundo actual.
En ese sentido, es oportuno destacar la derrota de la iniciativa norteamericana de la Alianza de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y el impulso de alternativas como la Alianza Bolivariana de los pueblos de América Latina y el Caribe (ALBA), iniciativa que se destaca entre los espacios de integración y unión latinoamericana y caribeña, por la práctica sistemática de la solidaridad entre los pueblos, el mejoramiento en las condiciones de vida y en la defensa de los derechos sociales de los sectores populares en los países que forman parte de esta alianza y en otros que sin ser miembros, se han beneficiado de sus proyectos específicos.
Una importantísima expresión de integración continental soberana es UNASUR, donde los países sudamericanos avanzan en la defensa de los intereses comunes de nuestros pueblos. Saludamos el rol de UNASUR contra los golpes de Estado en Bolivia y Ecuador, y con el acuerdo colombo-venezolano de normalizar sus relaciones. Reconocemos el rol del recientemente fallecido ex presidente argentino Néstor Kirchner como primer secretario general de ese organismo.
Un verdadero acontecimiento histórico se está gestando desde el momento en que unánimemente, los países miembros del Grupo de Río decidieron la conformación de una nueva organización continental que agrupará a todos los países de América Latina y el Caribe: la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Demandamos la inclusión de Puerto Rico en ese organismo como una forma de avanzar en la lucha por lograr el reconocimiento pleno de su derecho a la soberanía nacional.
La persistencia del colonialismo constituye una situación particularmente grave en nuestro continente, que afecta directamente a Puerto Rico, Martinica, Guadalupe, Curazao, Aruba, Bonaire, la “Guyana francesa” y las islas Malvinas argentinas, lo cual constituye un obstáculo para la realización completa del proceso de integración, a la vez que representa una amenaza para la soberanía de los pueblos de América Latina y el Caribe. El Foro de São Paulo reafirma su solidaridad con los pueblos de todos los continentes que luchan por el respeto de su soberanía y se oponen a la dominación y a la explotación.
El imperialismo, la derecha continental y las oligarquías pretenden retardar e impedir la integración continental. Este fue el propósito del ALCA, así como de los Tratados de Libre Comercio y, también, del Acuerdo del Pacífico, firmado en Lima y que reunió a los gobiernos de México, Colombia, Perú y Chile interesados en un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y alineados a la política exterior de Washington.
Destacamos que el Foro de São Paulo realizará su próximo encuentro en Caracas en solidaridad con la Revolución Bolivariana, con motivo de la instalación de la CELAC y en el marco del Bicentenario de nuestras independencias.
Hay que resaltar la vital importancia que en este XVII Encuentro del Foro de São Paulo ha tenido el debate sobre los temas de la estrategia y de los proyectos alternativos de la izquierda latinoamericana y caribeña, y la unidad de los pueblos de nuestro continente para la defensa de sus intereses frente a las acciones de las grandes potencias que pretenden perpetuar su dominación histórica que nos ha sumido en la miseria y las injusticias sociales. Sólo unidos podremos vencer y esa es la razón de ser del Foro de São Paulo como espacio de encuentro de las fuerzas populares, progresistas y revolucionarias que luchan por un continente con justicia, libertad y prosperidad y un futuro socialista para nuestros pueblos.
Es importante destacar que Nicaragua, país sede de este XVII Encuentro del Foro de São Paulo, se dispone a un nuevo triunfo de la izquierda latinoamericana y caribeña en el mes de noviembre con su candidato, el Comandante Daniel Ortega a quien brindamos todo nuestro apoyo. El XVII Encuentro del Foro de São Paulo concluye expresando su profunda gratitud al pueblo nicaragüense y manifestando su más firme respaldo al triunfo electoral del Frente Sandinista de Liberación Nacional.
VIVA LA UNIDAD DE LOS PUEBLOS DE AMÉRICA LATINA Y CARIBE.
Managua, 20 de mayo de 2011.


3) DECLARACIÓN DEL III ENCUENTRO DE JUVENTUDES DEL FORO SÃO PAULO
Los 68 jóvenes de 22 organizaciones juveniles de partidos, movimientos sociales y organizaciones estudiantiles de 13 países, que participamos en el Tercer Encuentro de Juventudes del Foro de São Paulo, el 19 de mayo en Managua, Nicaragua, en el marco de los 50 años de la fundación del Frente Sandinista de Liberación Nacional y el 116 aniversario de la caída en combate de José Martí, que luchamos por construir una sociedad justa, solidaria y una América Latina libre, unida, soberana y socialista, estamos conscientes de que hoy más que nunca en nuestra región, se ha intensificado la lucha por derrotar el viejo sistema económico dependiente, elitista y explotador, heredero del colonialismo y del neocolonialismo, subordinado a los intereses del imperio. Por otro lado se consolida el avance de las fuerzas políticas revolucionarias y progresistas que representan a las clases tradicionalmente desposeídas y discriminadas; comprometidas con la justicia social, con la verdadera independencia y unión de los pueblos de la región y con la aspiración de distribuir justamente las inmensas riquezas del continente, reforzando la batalla histórica para concretizar la realización de la visión de una América Latina unida, solidaria con todos los pueblos, presente en la lucha bolivariana, martiana, sandinista y de aquellos procesos que luchan en contra del afán demencial de la hegemonía imperial de Estados Unidos y Europa.
En el año 2009, en el contexto del XV Encuentro del Foro de São Paulo, nos reunimos en la Ciudad de México, jóvenes de los partidos y organizaciones que forman parte de la misma en el Primer Encuentro de las Juventudes del Foro de São Paulo, para discutir y analizar la gravedad de la crisis económica, política, social y ambiental, a la que nos enfrentamos, así como los efectos que ha traído a los jóvenes de la región. Este encuentro permitió también que los jóvenes compartiéramos e intercambiáramos experiencias de cómo nuestros partidos y organizaciones estamos haciendo frente a la crisis y proponiendo alternativas.
En 2010, en el marco del XVI Encuentro del FSP se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina, el II Encuentro de las Juventudes del FSP. En este encuentro, coincidimos en que los jóvenes seguimos siendo los más afectados por la crisis económica y financiera mundial iniciada en 2008. En la declaratoria final, expresamos que “nos duele ver que en nuestro continente, millones de jóvenes no han podido siquiera a aprender a leer y escribir, o permanecen como semianalfabetos, o simplemente no poseen trabajo e ignoran todo lo que se refiere a derechos propios del ser humano”.
El modelo económico que ha prevalecido del que sólo brotan las peores calamidades para la especie humana, tales como la miseria, hambre, destrucción del medio ambiente, individualismo, corrupción y desigualdad, es incompatible con los intereses de la humanidad, por lo que debe cesar. Consideramos que la soberanía latinoamericana y su desarrollo son hoy más que nunca un proceso de unidad indisoluble, del proceso revolucionario necesario para conservar la especie humana y enterrar cualquier forma de explotación del hombre por el hombre.
El reto principal continúa siendo, pasar de la palabra a los hechos. Los nuevos espacios de unidad que seamos capaces de construir tienen que rebasar nuestras diferencias, favorecer nuestra unión de intereses y necesidades, promover la acción solidaria y ampliar la cooperación y la unidad de la juventud latinoamericana.
Las juventudes alcanzarán su más grande población en la mayoría de los países de la región. Hoy, somos la más larga generación de jóvenes de la historia de América Latina. Comprendemos que eso significa un aumento poblacional que tiene que estar al servicio de desarrollo de las naciones y al fortalecimiento del rol estratégico que tiene la juventud en la construcción de las políticas de izquierda por toda la región.
Así, las juventudes del Foro de São Paulo asumen el rol de debatir políticas que respondan a las necesidades concretas de la juventud latinoamericana, como el narcotráfico, el desempleo y el trabajo precario, el embarazo precoz, las migraciones y la movilidad estudiantil.
Consideramos importante mantener el compromiso de defender la educación pública, gratuita, con pertinencia social y con pleno acceso para todos. Continuaremos luchando para que no existan jóvenes excluidos de las universidades; para que se amplíe el presupuesto destinado a la educación y para que la orientación de los sistemas educativos nacionales formen generaciones de latinoamericanos comprometidos con las luchas de sus pueblos y con vocación latinoamericanista, convencidos de la responsabilidad que tenemos por concientizar de una manera colectiva y dialógica a la juventud latinoamericana y caribeña en la lucha por la supervivencia de la especie humana, en contra de la despiadada devastación de nuestro medio ambiente causada por el capitalismo salvaje, que destruye nuestro hábitat para satisfacer los gustos de los ricos y que cree en un enriquecimiento unilineal y progresivo incompatible con la recuperación de los recursos naturales.
Ningún obstáculo debe privarnos de trabajar por nuestra unidad, reconociendo y respetando nuestra diversidad, para hacer realidad los justos anhelos de la gran mayoría de los Pueblos de Nuestra América. Para ello, será imprescindible jugar un papel protagónico en la solución de las complejidades actuales, asumir el reto de participar activamente en la construcción de un nuevo modelo de desarrollo en América Latina, que combata el colonialismo en nuestro continente y sea incluyente, democrático, sustentable, soberano y que involucre los jóvenes desde sus especificidades.
Ratificamos nuestro apoyo decidido a las iniciativas que proponen nuevas formas de integración y unión, como el ALBA, el MERCOSUR, la UNASUR y próximamente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la cual nacerá en Caracas, Venezuela, el próximo 5 de julio de 2011, en el marco de la conmemoración del bicentenario de ese hermano país. Estos espacios son para lograr el renacimiento del espíritu de nuestros pueblos y de la consolidación de la gran-nacionalidad, esto es, entendernos como una gran nación, que sin menoscabo de las particularidades, une a los pueblos en una nación de naciones. Estos espacios motorizan a las fuerzas populares que están dispuestas a asumir los destinos de los respectivos países, para hacer valer la prioridad que merecen los programas sociales, la justicia y la defensa de las riquezas nacionales y de la región. Hoy como nunca antes, los jóvenes de izquierda de Nuestra América lucharemos por la construcción de un espacio de unidad, guiados por el ejemplo de los países que avanzan hacia el socialismo. Socialismo martiano, bolivariano, alfarista, tupacatarista, sandinista e indo-latinoamericano caribeño. Estamos conscientes de que sólo por la vía del socialismo, con los pueblos como principales protagonistas, alcanzaremos la unidad y la independencia de América Latina y el Caribe con una salida anticapitalista, popular y democrática que podrá hacer cumplir la obra inconclusa de las y los Libertadores.
Nuestro reto será luchar por hacer del pueblo latinoamericano y caribeño, un pueblo de millones donde la conciencia de la unidad latinoamericana sea la guía para la lucha en contra del imperialismo.
Los jóvenes participantes del III Encuentro Juvenil en el marco del XVII Foro de São Paulo luchamos por la paz en nuestra región, a través de la coexistencia pacífica y la promoción de la multilateralidad como única vía de construir un mundo pluripolar.
– Expresamos nuestra solidaridad con la revolución Sandinista, con el pueblo nicaragüense y en especial con sus jóvenes que son hoy dignos protagonistas en la construcción de un nuevo país libre y soberano.
– Respaldamos y acompañamos a todo el pueblo nicaragüense vanguardizado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional y su Juventud Sandinista en las próximas elecciones presidenciales y de diputados, donde estamos seguros de la victoria popular del Comandante Daniel Ortega.
– Rechazamos las acciones desestabilizadoras y de injerencia militar en la región, que incluyen la instalación de bases y misiones militares realizadas por las políticas bélicas del gobierno de Estados Unidos, para consolidar una estrategia de amenaza y ataque permanente en contra de la Revolución Bolivariana de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y la resistencia hondureña.
– Apoyamos a la juventud y al pueblo colombiano por la búsqueda de una solución política negociada al conflicto político, social y armado que lo desangra desde décadas.
– Condenamos el injusto bloqueo impuesto al pueblo cubano por el gobierno de Estados Unidos hace ya más de 50 años, violando el derecho internacional, y exigimos la inmediata liberación de los Cinco Héroes Cubanos, que se encuentran injustamente encarcelados en prisiones de Estado Unidos, por luchar en contra del terrorismo, y apoyamos el proceso de actualización y fortalecimiento del socialismo Cubano, que se viene realizando bajo la conducción del Partido Comunista de Cuba con la amplia participación protagónica del pueblo cubano.
– Estamos conscientes de que la degradación de las condiciones de vida en el planeta, que afectan también a nuestra región, es consecuencia del calentamiento global y la existencia de las armas nucleares que constituyen los principales desafíos para la supervivencia de la especie humana. Exigimos a las potencias nucleares, en especial a los Estados Unidos, que cumplan con los compromisos adquiridos en el tratado de no proliferación de armas nucleares y consideramos que el multilateralismo es la única vía posible para obtener resultados relevantes y perdurables en materia de desarme y no proliferación de armas nucleares.
– Nos solidarizamos con el heroico pueblo de Puerto Rico en su derecho a la autodeterminación y lucha por la independencia, en especial con los estudiantes universitarios que han mantenido una lucha heroica por una educación que debe ser de excelencia y gratuita. Rechazamos enérgicamente la represión de parte del imperialismo yanqui en contra de los que luchan por la libertad del pueblo puertorriqueño. De esta forma exigimos la inmediata liberación de los prisioneros políticos puertorriqueños Oscar López, Avelino González y Norberto González.
– Reiteramos nuestro respaldo al proceso de cambios que se viene produciendo en nuestra región, encabezados por las fuerzas revolucionarias de izquierda y progresista que gobiernan en Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela.
– Reconocemos y saludamos los esfuerzos de las fuerzas revolucionarias de izquierda y progresistas, que en el resto de los países de América Latina vienen haciendo tenaz oposición a gobiernos de corte neoliberal.
– Manifestamos nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Haití. Demandamos el cese del intervencionismo militar y de las organizaciones no-gubernamentales quienes se lucran poniendo de manifiesto el llamado Capitalismo del Desastre, convirtiendo a Haití en el centro del negocio humanitario de la región.
– Rechazamos contundentemente la continuidad del colonialismo europeo en el área del Caribe, que la convierte en la región con mayor número de países por descolonizar. En este sentido, aplaudimos a las naciones que soberanamente, han decidido formar parte de alianzas como el ALBA o Petrocaribe, para avanzar en su liberación y autodeterminación.
– Estamos conscientes de los avances que se han producido en la derecha en la región, que tienen hoy su máxima expresión en los gobiernos de Chile, Panamá, Colombia, Perú, México y Costa Rica.
– Las juventudes aquí reunidas saludamos las manifestaciones de la sociedad, que ha exigido un cambio de rumbo en la estrategia fallida del Gobierno Federal contra el crimen organizado en México, que ha cobrado la muerte de más de 40 mil personas, donde un alto porcentaje son jóvenes. Como jóvenes, nos sumamos a las voces de México que exigen un cambio de rumbo en la estrategia de seguridad y defensa integral de ese país, que ponga acento en lo social-preventivo a través de la creación de empleos, la promoción del desarrollo y que el crecimiento económico sea compatible en la generación de oportunidades, especialmente para los jóvenes.
– Condenamos el maltrato de migrantes en México y Estados Unidos. Exigimos un trato digno para con ellos.
– En México, después del fraude electoral de 2006 cometido por la derecha, con el que le fue arrebatada la presidencia de la república al candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador, manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) que él encabeza y continúa en pie de lucha y organizando a todo el pueblo de México.
– Apoyamos la lucha de la juventud chilena en contra del gobierno de Sebastián Piñera, por la recuperación de la educación pública y contra la construcción de represas en la Patagonia. Así también, apoyamos la lucha del Pueblo Mapuche en Chile que exige su reconocimiento como pueblo originario.
– Nos solidarizamos con Juventud Caribe de República Dominicana en su lucha por el cumplimiento de la ley constitucional de un 4% del producto interno bruto destinados para la educación básica y secundaria.
– Manifestamos nuestra solidaridad y compromiso militante con los pueblos andinos y amazónicos, a quienes pretenden despojarles de sus tierras ancestrales para beneficiar a las trasnacionales.
– Respaldamos la lucha de nuestros hermanos del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras por restablecer la democracia constitucional y por el derecho a construir una sociedad justa. Reconocemos como único y legítimo presidente de la República de Honduras a Manuel Zelaya.
– Como juventudes latinoamericanas, rechazamos y repudiamos el irrespeto a la libertad de prensa y de expresión que se lleva a cabo en Honduras, en donde más de 13 periodistas han sido asesinados desde marzo de 2010. Repudiamos también el asesinato de más de 30 campesinas y campesinos en la zona del Aguán en su lucha por la recuperación de tierras. Asimismo, condenamos la fuerte represión contra estudiantes universitarios, que han defendido en las calles la defensa de la autonomía universitaria, y apoyamos la defensa de la educación pública y laica. Finalmente exigimos el cumplimiento de los cuatro puntos de la negociación Cartagena-Caracas como requisito ante la reinserción de Honduras ante la OEA en la próxima cumbre de la misma a llevarse a cabo en junio próximo en el hermano país de El Salvador.
– Dejamos constancia de nuestro repudio a la agresión que las fuerzas de la OTAN han desplegado contra Libia. En este sentido, exhortamos a la comunidad internacional a encontrar una solución pacífica y política a este conflicto. Consideramos que en Libia y en los otros países del Medio Oriente, sólo los pueblos son los dueños de su destino, a vivir en un ambiente de paz y sin intervención extranjera de carácter colonial.
– Nos solidarizamos con la lucha del pueblo español que, saliendo a ejercer su derecho a la protesta en calles y plazas, luchan por las reivindicaciones sociales. Asimismo, acompañamos a los jóvenes que se oponen a las políticas de guerra e injerencia que ha emprendido el gobierno de ese país.
– Convocamos, en el marco del Seminario de Gobiernos Progresistas del Foro de São Paulo, al Seminario de Políticas Públicas de la Juventud, a realizarse del 30 de junio al 02 de julio de este año, en Rio de Janeiro (Brasil). Asimismo, convocamos para el “II Festival de las Juventudes Latinoamericanas en Fortaleza”, que se realizará desde el 8 al 11 de octubre de este año en esa misma ciudad.
– Convocamos al II Encuentro de Juventudes de Latinoamérica y el Caribe, a realizarse el 15 de julio del 2011 en Managua, Nicaragua.
– En el marco de la lucha regional que viven los estudiantes, apoyamos iniciativas como la convocatoria realizada por la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes, para realizar en el mes de agosto el 16º. Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes. En el plano internacional, ratificamos nuestro apoyo a la Federación Mundial de Juventudes Democráticas. Ambas organizaciones constituyen un espacio de juventudes antiimperialistas y progresistas que nos permiten unirnos en la lucha mundial en contra del imperialismo y construir un mundo mejor.
Convocamos al IV Encuentro de las Juventudes del Foro de São Paulo, que se realizará el próximo año en Caracas, Venezuela, con el objetivo de seguir consolidando este importante espacio en el que las juventudes latinoamericanas hemos venido trabajando para fortalecer nuestra unidad. En este sentido, solicitamos a todos los partidos miembros del Foro de São Paulo a que contribuyan con la participación de sus organizaciones juveniles en los espacios de juventud dentro del Foro, que permitan trabajar para asumir el rol de vanguardias, guiados por el ejemplo de nuestros héroes y mártires en su lucha por una Latinoamérica unida en su diversidad y un mundo mejor, que sólo será posible con la construcción del socialismo.
Managua, Nicaragua, 19 de mayo del 2011.
SECRETARIAS REGIONALES
4) ACTA DE LA REUNIÓN DE LA SECRETARIA REGIONAL ANDINO AMAZÓNICA
1. Apoyamos la declaración al plenario del XVII Encuentro en apoyo a la candidatura de Ollanta Humala. Resaltar la importancia geoestratégica de su triunfo.
2. Recomendamos a los partidos del Foro a acompañar la segunda vuelta de las elecciones peruanas.
3. Destacamos la importancia de la reunión del GT en Caracas el próximo 4 de julio, en el marco del Bicentenario, antesala a la cumbre fundacional de la CELAC.
4. Apoyamos la propuesta de realizar el XVIII Encuentro del FSP en Caracas, el próximo año.
5. Saludamos el ingreso del MAS de Bolivia al GT del FSP.
6. En la reunión, se dio un amplio informe de la situación de la hermana República de Colombia. En este sentido, acordamos:
6.1. Realizar en la ciudad de Leticia una reunión para abordar los siguientes temas: a) bases militares de EUA en la región; b) la cuestión agraria; c) la cuestión indígena; d) las amenazas sobre la Amazonia.
6.2. Reiteramos el Polo Democrático Alternativo nuestra disposición de participar en las actividades en pro de la paz en Colombia.
6.3. Apoyamos irrestrictamente al Polo Democrático Alternativo, partido de la unidad de la izquierda colombiana y único partido de la oposición. Denunciamos y rechazamos se esté iniciando una nueva arremetida de terrorismo de estado ya con 17 asesinatos de líderes del Polo. ¡Que no ocurra la vergüenza del exterminio que sufrió la Unión Patriótica en el pasado.
6.4. Demandamos que se respete el derecho legítimo que tiene el Polo Democrático Alternativo de gobernar la ciudad de Bogotá, y que ha sido usurpado por la derecha.
7. En ocasión de la reunión del GT el 4 de julio, en Caracas, acordamos hacer un balance político de la subregión andino amazónica.
8. Nos congratulamos por la victoria del referéndum realizado en Ecuador.
9. No perder de vista la presencia del colonialismo en nuestra subregión, materializado en la Guyana Francesa.
Presentes
Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela
5) ACTA DE LA REUNIÓN DE LA SECRETARIA REGIONAL CONO SUR
Plan de trabajo 2011 Secretaria Regional del Cono Sur.
30 de junio 3 de julio- Seminario “Gobiernos progresistas en A L (Rio de Janeiro).
Julio- Secretaria Regional Sur cuando el cambio de la Pro Tempore en Paraguay.
Julio. Taller sobre formación de cuadros del FSP.
30 agosto 1 septiembre. Actividades en Brasil. Reunión Ampliada de la Secretaria Ejecutiva.
Reuniones de las comisiones y grupos temáticos. Conferencia electoral del Foro.
Seminario Internacional del PT.
2 septiembre al 4 septiembre: Congreso Extraordinario del PT.
11 septiembre. Debate con juristas de la región en torno al debate legal sobre la muerte de Salvador Allende. Chile
12 Octubre. Jornada de lucha anticapitalista a nivel global. La lucha contra las trasnacionales. Violencia de Género. Por la paz contra la movilización.
23 de octubre. Elecciones en Argentina.
Noviembre, 2ª. semana. Encuentro FSP África.
Secretaria Regional Pro Tempore Uruguay. Seminario relación Gobierno, Organizaciones Sociales, Fuerza Política.
2012.
Enero. FSM descentralizado. Porto Alegre.
Presentes
Argentina, Brasil, Chile, Uruguay
6) ACTA DE LA REUNIÓN DE LA SECRETARIA REGIONAL MESOAMERICANA Y CARIBEÑA
1. Fortalecer la unidad y coordinación entre los partidos y movimientos de izquierda de la región.
2. Avanzar en la correlación de fuerzas en la región a favor de la izquierda y los pueblos de nuestra región, logrando que en septiembre del 2011 el Frente Amplio Electoral de Guatemala, con Rigoberta Menchu a la cabeza, logren triunfos, y en noviembre de ese mismo año el FSLN, con el compañero Daniel Ortega, se vuelva a elegir como presidente de la Nicaragua Cristiana, Solidaria y Socialista. Así también, el 12 de marzo de 2012, en El Salvador, se desarrollarán elecciones legislativas y municipales, el 20 de mayo se desarrollarán elecciones presidenciales en República dominicana, y el 1 de julio, en México, también serán presidenciales; apoyaremos todos estos procesos para que sean victoriosos, a favor de los cambios y transformaciones en nuestros pueblos.
3. Lograr que en Honduras se avance en el respeto de los Derechos Humanos y que el FNRP se consolide como fuerza político-social y que se dé con plenas garantías el retorno del compañero Manuel Zelaya.
Aportes a la propuesta del Plan de Trabajo que presento el GT del FSP:
En relación a las Metas Políticas Generales, se propone se incluyan dos metas más:
– Respaldo permanente a la lucha anticolonialista y de liberación nacional.
– Apoyo a la lucha por el respeto de los derechos de los migrantes.
En relación a la organización del FSP, proponemos:
– Propuesta de creación de mesa permanente de seguridad ciudadana y lucha contra el narcotráfico y crimen organizado.
1) Cronograma de actividades en la región y nivel general:
a) Reuniones de la Región de Mesoamérica y el Caribe
– La 3era reunión, finales de agosto, última semana, en Republica Dominicana, y Seminario sobre lucha Anticolonialista.
– La 4ta reunión de la Secretaría Regional en la segunda quincena e noviembre, en México.
– En abril de 2012, está propuesta una reunión de las secretarías por el GT del FSP.
– En julio de 2012, en el marco del XVIII Encuentro del FSP, se desarrollará otra reunión de la secretaría regional.
b) Propuesta de reunión de Grupo de Trabajo del FSP
– 14 y 15 de enero de 2012, en el marco del 20 aniversario de los Acuerdos de Paz en El Salvador (Solicitado por el FMLN).
c) Propuesta: mover fecha del XVIII Encuentro en Caracas, por las elecciones del 1 de julio en México, para el 5 al 11 o 12 de julio.
d) Participar, a finales de julio de año dos mil once, en el congreso del PRD de México y un evento internacional que en ese contexto se realizará.
2) Apoyo y acompañamiento a procesos electorales de partidos integrantes del Foro de São Paulo en la región
– Guatemala: 12 de septiembre de 2011
– Nicaragua: 6 noviembre de 2011
– El Salvador: 12 de marzo de 2012 (elecciones legislativas y municipales)
– República Dominicana: 20 de mayo 2012 (elecciones presidenciales, legislativas y municipales)
– México: 1 de julio de 2012 (elecciones presidenciales)
3) Sobre los mecanismos de comunicación y formación política entre los partidos de izquierda
– Seguir fortaleciendo y participando en los debates organizados por la Red REMADE.
– Participar en la inauguración de la Escuela Mesoamericana en Honduras (lunes 13 de junio de 2011).
4) Acciones de solidaridad con Honduras, presentado por la delegación de Honduras
– Apoyo al acto de entrada a Honduras por parte del Presidente Manuel Zelaya y demás exiliados y exiliadas el día sábado 28 de mayo.
– Apoyos puntuales a la exigencia del cumplimiento de los acuerdos del proceso de mediación (retorno de los exiliados, cese a la represión, reconocimiento del FNRP y auto convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente).
– Exigencia hacia a sus gobiernos por medio de los partidos al no apoyo del ingreso de Honduras a la OEA, si no hay cumplimiento de los acuerdos.
– Observación permanente de la situación política en Honduras y acompañamiento al proceso de lucha por la restitución al orden constitucional.
5) Acciones de solidaridad con Puerto Rico
– Foro sobre la descolonización en Puerto Rico.
– Exigencia de libertad para los presos políticos puertorriqueños, héroes de la lucha contra el colonialismo.
– Promover que en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe se aborde el tema de la descolonización en la región.
6) Acciones de solidaridad con Cuba
– Crear y fortalecer comités de solidaridad.
– Dar a conocer los resultados del último Congreso y logros de la revolución.
– Acompañar la campaña de exigencia de libertad para los 5 héroes antiimperialistas cubanos.
– Lucha contra el bloqueo.
7) Tema migrantes
– Apoyar en la reunión de la segunda quincena de septiembre del año, en el encuentro de los Partidos del FSP en USA, en Chicago, la constitución de una Secretaría de Latinoamericanos y Caribeños del FSP en Estados Unidos y Europa. Así como crear un frente en favor de los migrantes.
8) En relación al proceso de la integración regional
– Construir una propuesta de integración regional desde el ámbito centroamericano y caribeño.
– Promover, reforzar y apoyar la construcción y desarrollo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, así como el ALBA.
Presentes
Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Martinico, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Trinidad y Tobago
TALLERES TEMÁTICOS
7) AUTORIDADES (aguardando)
8) DEFENSA

La mesa de trabajo sobre defensa ocurrió el día 20 de mayo, en las instalaciones del Holliday Inn Managua, con la presencia de representantes de todas las subregiones de América Latina y el Caribe que integran el Foro de São Paulo. Por la segunda vez consecutiva hubo un debate específico sobre temas de defensa en un Encuentro del Foro de São Paulo, que refleja la creciente importancia del tema en la agenda de integración regional.
Para allá de esto, la decisión de realizar debates específicos que expresen la mirada de la izquierda latinoamericana y caribeña sobre asuntos de defensa tiene que ver, antes que nada, con un tema estratégico de efecto trascendental. Nos referimos a la creciente valoración de la llamada cuestión nacional por parte de las fuerzas de izquierda en nuestra región. Junto con valores tradicionalmente atribuidos a la izquierda, como la búsqueda de la igualdad y de la justicia social y de la defensa de la democratización de nuestras sociedades, cada vez más, hay una creciente valoración de temas vinculados a la soberanía e independencia nacional por parte de las fuerzas progresistas y de izquierda.
Por definición del Grupo de Trabajo del Foro, la mesa contó con la ponencia inicial de Ronaldo Carmona, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB) e investigador académico del tema. Varios participantes de la sesión de trabajo intervinieron en la mesa, haciendo aportes al debate. A continuación, publicamos los temas principales en debate en la mesa sobre defensa y que fueron resumidamente presentados en la plenaria final del 17º. Encuentro:
1) El debate sobre defensa ocurre en un contexto internacional de transición, en el cual nuevos y renovados fenómenos pueden traer incidencia directa sobre el escenario geopolítico y sobre la soberanía e integridad de nuestros países y de nuestra región. Entre otras, en especial se destacan dos importantes amenazas.
2) Una primera cuestión es la incorporación al llamado derecho internacional, y en especial a las reglas multilaterales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de conceptos con alto grado de selectividad, tales como los de “responsabilidad de proteger”, “seguridad humana” o “seguridad multidimensional”. Bajo esta naturaleza de conceptos, se dio por ejemplo, las recientes agresiones a Libia y a la Costa de Marfil, donde la llamada comunidad internacional claramente tomó partido de uno de los lados beligerantes en un contexto claro de guerra civil -y no es sorpresa que el lado escogido fue justamente el lado aliado a las potencias occidentales.
3) La segunda cuestión que hacen prender la luz amarilla en nuestra región es lo que podemos denominar de una nueva carrera imperialista por el dominio de los recursos naturales en América Latina y Caribe y también en África. Y aquí hay que ser claro: los que emprenden manejos típicamente imperialistas cuanto a nuestros recursos naturales son las viejas potencias imperialistas como Estados Unidos y Europa; apuntar sus manos sucias de sangre en contra países en desarrollo es pura maniobra ideológica de las potencias imperialistas centrales
4) Junto con importantes hechos nuevos en el cuadro internacional, en el contexto “hemisférico”, al lado de la disminución relativa de la influencia estadounidense sobre ALyC y del acenso de gobiernos progresistas y volcados hacia la izquierda, se registra, en el contexto de defensa, la completa falencia del mal llamado “sistema hemisférico” representado por la viejas estructuras de la Guerra Fría, como el TIAR -Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca- y la JID -Junta Interamericana de Defensa. No hay razón, creencia o percepciones “hemisféricas” comunes, al revés, los latinoamericanos y los anglosajones tienen percepciones distintas en temas esenciales. De manera que, por ejemplo, los países sudamericanos, en el ámbito del Consejo de Defensa Sudamericano, ya empiezan una movida de salida de estos anacrónicos instrumentos.
5) No obstante, para allá de la falencia de estas viejas estructuras, hay una búsqueda por actualizar la agenda estadounidense en materia de defensa para el “hemisferio”. Como señala el Documento Base presentado a este 17º. Encuentro, “las propuestas de basar las doctrinas de defensa en la agenda de las nuevas amenazas -como Estados Unidos buscaron establecer consenso con los latinoamericanos en la Cumbre Hemisférica en Santa Cruz de la Sierra- es una propuesta que establece una división de trabajo que impone a ALyC contener la llegada de estas amenazas al territorio estadounidense, así como transformar nuestras FF.AA. en policías, apartándolas de su función esencial de defensa de la soberanía y la independencia nacional”.
6) En Sudamérica, los gobiernos progresistas buscan afirmar una clara distinción conceptual que atiende a lo anteriormente dicho: vale registrar que en el ámbito de UNASUR, se decidió establecer, por un lado, el Consejo Sudamericano de Defensa y, por otro, un Consejo Sudamericano de lucha contra el narcotráfico.
7) También registramos, en especial desde Sudamérica, gran preocupación con la amenaza de la dicha Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, de extender su campo de actuación para el Atlántico Sur, bajo conceptos nuevos y exóticos como el de la Cuenca Atlántica, amenazando directamente la soberanía de los Estados nacionales sur atlánticos de América del Sur y África Occidental. Esta amenaza se refuerza con la existencia de un conjunto de bases militares ubicadas en islas británicas usurpadas a nuestros países -cuyo caso más escandaloso es lo de las Malvinas argentina-, convirtiéndose en bases de agresión y amenazas.
8) Frente a estas amenazas y riesgos, los gobiernos progresistas de ALyC reaccionan, antes que nada, con la búsqueda de un pensamiento común, una visión estratégica autóctona sobre los riesgos y potencialidades que enfrentamos. Como reconoce el Documento Base, “consideramos de gran importancia desarrollar políticas de defensa comunes en el ámbito de la CELAC -Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”-, así como en “la búsqueda de obtener mayor autonomía y cooperación en material de defensa, saludamos, en Sudamérica, el rol del Consejo Sudamericano de Defensa (CDS), en el ámbito de la UNASUR”. Este último, en especial, recién estableció un Centro de Estudios Estratégicos para aportar a la generación de este pensamiento autóctono.
9) Así que valorando la experiencia en el sur de nuestra América Latina de construcción del Consejo Sudamericano de Defensa (CDS), en el ámbito de la UNASUR. Su surgimiento deriva antes que nada de la búsqueda ya señalada de generar pensamiento autóctono. Su objetivo esencial, puede ser definido como la búsqueda de establecer Sudamérica como una zona de paz, pacífica y estable.
10) Se afirma la comprensión de que no alcanzaremos el objetivo de una ALyC de paz, pacífica y estable sin enfrentar quizá nuestra mayor vulnerabilidad: las grandes disparidades de riqueza y renta y de nivel de desarrollo relativo en el interior de nuestros países y entre nuestros países. Solo lograremos estabilidad en un contexto de desarrollo acelerado, por lo que el problema del desarrollo se vuelve en un problema geopolítico central de ALyC.
11) El desarrollo de un complejo industrial-militar de uso dual con elevada capacidad científica y tecnológica que nos permita tener independencia en la industria de defensa y en áreas claves como la informática y la biotecnología; el aprovechamiento de nuestro elevado excedente energético como insumo para la industrialización; el manejo racional de nuestros recursos naturales, minerales, acuíferos y biológicos, así como de nuestras vastas extensiones de tierras fértiles son algunas de las claves para ingresarnos en un contexto de fuerte crecimiento económico, con reducción de las asimetrías económicas y sociales.
Teniendo en vista lo señalado, se aprobó, en la plenaria final del 17º. Encuentro, que en el 18º. Encuentro del Foro de São Paulo, a realizarse en Caracas, Venezuela, en el año 2012, se realice nueva mesa de trabajo sobre Defensa, buscando profundizar una visión desde la izquierda sobre los retos que enmarcan la lucha por la soberanía e independencia en el ámbito geopolítico y de defensa.
9) DEMOCRATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN
Resoluciones
Saludamos y felicitamos el 50 aniversario de la fundación del Frente Sandinista y el 116 natalicio del líder Cesar Augusto Sandino.
Contexto
Durante la reunión se discutió sobre la concentración de los medios de comunicación, la iniciativa de los países en relación a la democracia de la información, las transformaciones y propuestas para mejorar la comunicación en la región.
En la primera parte de la reunión, se estableció como están los medios de comunicación masivos en América Latina, donde muchos impulsan o son actores activos de tentativas de golpes de estado.
En los países de América Latina y el Caribe, muchos medios de comunicación siguen haciendo el papel de los partidos de derecha. Se presentan como la vanguardia ideológica, suplantando a los partidos, y fijan la agenda política.
En segundo lugar, se analizó la democratización de la información y las nuevas tecnologías: redes sociales, teléfonos celulares, comunicación digital, multimedia, blogs etc., y el significado de la comunicación como eje transversal para el FSP y la información como una herramienta importante para toma del poder popular.
Las resoluciones de los delegados y delegadas de la mesa para el Foro de São Paulo fueron las siguientes:
1. Hacer uso más intensivo de las nuevas tecnologías.
2. Adoptar iniciativas para la democratización de los medios, en sus respectivos países.
3. Incluir el tema de la comunicación en la política de formación del FSP (escuelas de formación), como uno de los temas prioritarios en la hoja curricular, y utilizar las nuevas tecnologías para esta formación, no solo redes sociales, sino blogs, skype, multimedia etc.
4. Capacita permanentemente los cuadros dirigentes en comunicación política y marketing electoral. Pues es necesario la actualización constante.
5. Agregar al sitio Web del FSP: agendas, sitio de debates, links de fuentes de información confiables, como medios de comunicación afines de los partidos políticos del Foro de São Paulo e instituciones y asociaciones ligadas a los partidos miembros del FSP. Para concretar esta propuesta, los miembros del FSP deben enviar estas informaciones a la Secretaría Ejecutiva del FSP hasta el 31 de mayo de este año: secretaria@forosaopaulo.org.br.
6. Generar políticas o acciones para garantizar el acceso a las nuevas tecnologías.
7. Para finalizar, le hacemos la sugerencia al Grupo de Trabajo del FSP realizar las mesas de trabajo en horarios distintos, para garantizar una mayor participación de los delegados, que muchas veces deben participar en más de una mesa.
Presentes
Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, México y Nicaragua, y como observadora una compañera de Castilla, España.
10) FUNDACIONES, ESCUELAS Y CENTROS DE CAPACITACIÓN
Las Fundaciones, Escuelas y Centros de Capacitación reunidas en Managua, Nicaragua Libre, el 19 de mayo con la presencia de 30 compañeras y compañeros representantes de diferentes partidos de 14 países para dar continuidad a los intentos de consolidación de una Red y el Observatorio de Gobiernos de Izquierda, Progresistas y Populares de América Latina y el Caribe.
La discusión tomó como base lo que se aprobó en los Encuentros del Foro de São Paulo en México (2009) y en Buenos Aires (2010) en los cuales se resaltó la importancia de que los partidos miembros, por medio de sus Fundaciones, Escuelas y Centros de Capacitación, iniciaran un proceso de acercamiento, vinculación, intercambio y cooperación entre las áreas de investigación, formación y divulgación con el objetivo de profundizar los procesos de integración y solidaridad latinoamericana y caribeña, buscando concretizar esa perspectiva.
Los miembros participantes de la mesa consideraron que la Capacitación y Formación Política ideológica de carácter permanente de militantes de nuestros partidos de Izquierda es vital para la creación de conciencia y el fortalecimiento de los procesos de transformación sociopolítica y cultural de Nuestramérica. Asimismo que dicha formación debe estar arraigada en la realidad de nuestros pueblos promoviendo la necesaria relación entre teoría y práctica, es decir una formación con/desde los pueblos, tomando en cuenta que la lógica de formación debe sustentarse en promover el pensar y el actuar que permita la verdadera emancipación en todos los planos. Nuestros cuadros deben ser capaces de actuar y desplazarse en todos los espacios y niveles, específicamente deben ser aptos para brindar la batalla de las ideas y hacerle frente a los desafíos de las desigualdades e injusticia social y formas de violencia.
Para finalizar los trabajos, los participantes reafirmaron fraternalmente las actividades aprobadas en el XVI Encuentro del FSP y que están en curso de organización por las fundaciones brasileñas:
1 – Seminario internacional “Gobiernos de izquierda y progresistas en América Latina y Caribe: balance y perspectivas”, a realizarse en Rio de Janeiro, del 30 de junio al 03 de julio del año en curso, el cual pretende reunir miembros de los partidos del FSP, instituciones de investigación y estudios, cuadros de los gobiernos e intelectuales progresistas cuya área de investigación se refiera a la evaluación y el análisis de la realidad latinoamericana, con vistas a generar un espacio de elaboración, debate y sistematización de datos, información y análisis sobre los avances realizados por las fuerzas de izquierda en los gobiernos de los países respectivos, sobre su sentido programático y estratégico, sus obstáculos y desafíos, así como sus perspectivas.
2 – Taller sobre metodologías de formación política, a realizarse en São Paulo, de 28 al 30 de julio del 2011, que tiene por objetivo el intercambio de informaciones y experiencias entre las fundaciones y escuelas políticas de la izquierda latinoamericana y caribeña buscando inspirar nuevas aproximaciones y síntesis en lo que trata de la formación política. Dicha integración y reflexión puede contribuir a que la temática de la integración sea diseminada junto a las bases partidarias y a la sociedad en general.
11) MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO (aguardando)
12) MIGRACIONES
Apoyar los compromisos contenidos en el documento PACTO DE APOYO DE LOS MIGRANTES DEL AREA MESOAMERICANA.
En particular:
– El intercambio de información sobre las denuncias de abuso contra los migrantes y las políticas y leyes aprobadas en nuestros países sobre este tema
– Crear un mecanismo permanente de consulta entre todos los partidos del FSP
– Realizar campañas de denuncia sobre las violaciones de los derechos humanos y laborales de los migrantes en cualquier parte del mundo
– Promover en los parlamentos nacionales e internacionales leyes que protejan a los migrantes
– Exigir a los gobiernos nacionales, estatales y municipales medidas de protección a los migrantes y su coordinación
– Llevar a cabo reuniones, de manera periódica, en los países de origen, tránsito y destino de los migrantes.
Además, se acordó:
– Establecer acuerdos bilaterales o trilaterales de protección de derechos humanos.
– En cada país los derechos laborales de los personas migrantes deben ser los mismos que los nacionales.
– Los consulados de los países deben proteger permanentemente los derechos humanos de las familias migrantes.
– Promover redes de protección entre los migrantes.
– Los gobiernos municipales, estatales y nacionales deben promover la protección a las familias en los lugares de origen de los padres que han emigrado a otros países y promover su vinculación cultural y económica con su lugar de origen.
– Fortalecer su identidad cultural de los migrantes promoviendo la celebración de fiestas nacionales o regionales de su lugar de origen.
– Promover programas de protección de las familias de los migrantes.
– Promover y reconocer los derechos políticos de los migrantes tanto sus países de origen como los de destino incluyendo su derecho de votar y ser votado en puestos de elección popular.
– Promover un mecanismo permanente de consulta de información entre los partidos del Foro de São Paulo y el PIE (Partido de la Izquierda Europea) sobre la migración latinoamericana en Europa. Promover la coordinación entre los militantes de los partidos del Foro y los partidos del PIE así como entre las organizaciones de migrantes latinoamericanas y los sindicatos progresistas europeos.
– Promover la tercera reunión de migrantes en los Estados Unidos en la ciudad de Chicago, Illinois, en la segunda quincena del mes de septiembre 2011.
– Apoyar la creación de una comisión permanente de trabajo sobre el tema de migración.
Se propone que esta comisión sea coordinada por el PRD-México.
_____________________________________________
ANEXO
Pacto de apoyo a los migrantes del área mesoamericana
Considerando:
Que la migración hacia Estados Unidos proveniente de México y Centroamérica es un fenómeno que tiene ya muchos años pero que se ha incrementado notablemente en las últimas décadas, como resultado de la imposición de las políticas neoliberales.
Que la migración en nuestros países se produce, fundamentalmente, debido al aumento en la pobreza y a la falta de oportunidades de trabajo en los países de origen.
Que sostenemos que ningún ser humano es ilegal y que, aunque el tránsito de un país a otro se realice de manera indocumentada, ello no significa que sus garantías individuales y sus derechos humanos no deban ser respetados. Y que, por el contrario, en la medida en que se trata de población vulnerable, los gobiernos y los Estados, tanto de origen y transito como de destino y retorno deben fortalecer sus políticas para su protección.
Que en los últimos años la migración ha encontrado obstáculos cada más severos que han costado la vida de miles de personas y que éstos se han recrudecido a raíz de la crisis económica mundial y en particular en Estados Unidos, lo que ha disminuido las posibilidades de trabajo para los migrantes y, al mismo tiempo, han fortalecido las políticas anti inmigrantes y las reacciones racistas y xenófobas en diversos sectores políticos y sociales de Estados Unidos.
Que al mismo tiempo, en México, el aumento de la violencia del crimen organizado y la corrupción policiaca, así como la ineficiencia y a veces complicidad de personal del INM, y la falta de una política migratoria que atienda el fenómeno de manera integral, han hecho más peligroso el tránsito por México para la población migrante que proviene de Centroamérica.
Que los crímenes, secuestros, violaciones, asaltos y distintas agresiones a los migrantes centroamericanos que cruzan suelo mexicano se han incrementado en los últimos meses, ejemplo de ello es la matanza que tuvo lugar en Tamaulipas el pasado mes de agosto así como las denuncias de secuestro de decenas de migrantes en el mes de diciembre.
Que esta situación es reprobable, intolerable e inadmisible y requiere la atención y el esfuerzo de la izquierda latinoamericana, en especial de los partidos progresistas de la región centroamericana y caribeña.
Que el problema requiere acciones locales, regionales y nacionales, bilaterales y multilaterales no sólo porque involucra a personas de distintos países sino porque exige la participación de los gobiernos del área en sus distintos niveles.
Que por ello, los partidos aquí representados, el FMLN de El Salvador, el PRD y el PT de México, han acordado este PACTO POR LOS MIGRANTES, con el objetivo de coordinar información, esfuerzos, políticas y acciones en sus respectivos países y en las tribunas internacionales con el propósito de proteger a la población migrante.
Que harán un llamado a otros partidos progresistas de la región para que se unan a este esfuerzo.
EL FRENTE FARABUNDO MARTÍ PARA LA LIBERACIÓN NACIONAL DE EL SALVADOR, EL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA Y EL PARTIDO DEL TRABAJO DE MÉXICO, HAN DECIDIDO SUSCRIBIR EL SIGUIENTE PACTO DE SOLIDARIDAD Y APOYO A LOS MIGRANTES
Por lo que se comprometen a:
1.- Intercambiar información sobre las denuncias de abusos contra migrantes que se cometan en la región, así como de las leyes, políticas públicas y acciones que tengan lugar en cada uno de nuestros países.
2.- Crear un mecanismo de consulta permanente para analizar el problema de la migración de personas provenientes del área centroamericana y de México hacia Estados Unidos.
3.- Llevar a cabo en sus respectivos países campañas de denuncia de violaciones a los derechos humanos de los migrantes así como de promoción de la defensa de esos derechos.
4.- Llevar, por medio de sus grupos parlamentarios, al Poder Legislativo de cada uno de sus países así como a los foros parlamentarios multilaterales como el Parlamento Centroamericano y el Parlamento Latinoamericano, propuestas de Ley o puntos de acuerdo para proteger los derechos de los migrantes.
En particular, el PRD considera que el proyecto de Ley iniciado en el Senado de la República el pasado diciembre es un paso positivo en esta dirección.
5.- Exigir a los gobiernos municipales, estatales y nacionales de ambos países, se tomen medidas urgentes que fortalezcan la protección a los migrantes, eviten la colusión de autoridades con el crimen organizado para violentar la seguridad de los migrantes, y reconozcan la responsabilidad de estos gobiernos en garantizar la seguridad y la integridad de los migrantes cuando pasen por su territorio.
6.- Promover, de acuerdo a la ley de cada uno de los países, en las instancias correspondientes, la integración de políticas coordinadas entre los distintos gobiernos para mejorar la protección a los migrantes. Por ejemplo, facilitando la instalación de oficinas consulares especiales de los países centroamericanos en suelo mexicano para la protección de los migrantes.
7.- Promover una reunión de los gobiernos de los países del área de manera urgente, para tener un diagnóstico común sobre el problema y acordar mecanismos de consulta y coordinación que permitan tomar medidas efectivas para proteger a los migrantes. Debido a la gravedad del fenómeno, se requiere impulsar una nueva relación entre México y Centroamérica.
8.- En el entendido de que el problema de la migración obedece a la condiciones de pobreza y desempleo que priva en los países de origen, los partidos que suscriben este pacto se comprometen a impulsar políticas, leyes y acciones que conduzcan a un desarrollo más acelerado y más equitativo en cada uno de los países y en la región, así como en la relación con los Estados Unidos.
9.- El PRD y el FMLN se comprometen a llevar a cabo reuniones informativas, de manera conjunta, con sus afiliados y simpatizantes que radican fuera del país, con el objetivo de conocer mejor su situación, y tener la información necesaria para impulsar políticas y leyes que protejan sus derechos humanos y laborales. En particular, se comprometen a llevar a cabo en el marco del FSP, una reunión con representantes de los migrantes latinoamericanos en alguna ciudad de la Unión Americana, en los primeros meses de este año, para dar seguimiento a las que se han realizado en San Francisco y Los Ángeles, California. De igual manera coinciden en establecer un dialogo político con representantes del poder legislativo, autoridades, organizaciones civiles y de las Iglesias, sindicatos y universidades de ese país para intercambiar puntos de vista y fijar posiciones sobre el fenómeno de la migración.
10.- El PRD, El PT y el FMLN reiteran su solidaridad con la causa de los migrantes, se solidarizan con las acciones que han emprendido diversas organizaciones sociales y ciudadanas para proteger a los migrantes, en territorio centroamericano, mexicano y norteamericano, y denunciar las violaciones de que han sido objeto, y se comprometen a realizar un mayor esfuerzo y a darle un lugar prioritario en sus actividades políticas a la defensa de los migrantes.
Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional – El Salvador
Partido de la Revolución Democrática – México
Partido del Trabajo – México
13) MOVIMIENTOS SOCIALES
Reunidos en la ciudad de Managua en el XVII encuentro de Foro de São Paulo, en el marco de la mesa de los Movimientos Sociales, recomienda al XVII Encuentro aprobar las siguientes pautas:
1. Reconocemos que la alianza entre partidos políticos y los movimientos sociales ha sido fundamental para hacer avanzar los cambios progresistas en América Latina y el Caribe, por eso resulta imprescindible fortalecer dicha relación y alianzas, tanto en la oposición como en el gobierno, para ampliar y profundizar los cambios políticos, económicos, sociales y culturales, tanto en el ámbito nacional, como regional y continental.
2. La necesidad de crear espacios de diálogos permanentes para construir un programa y agenda estratégica compartida, con un claro sentido transformador.
3. El Foro de São Paulo establecerá una agenda de debate permanente y de acción común con los movimientos sociales sobre la necesidad de profundizar la agenda de lucha antineoliberal y antiimperialista, los procesos políticos de cambios y de integración alternativos en la región.
4. La construcción de la agenda común preserva el debate democrático permanente y respetuoso sobre eventuales diferencias de opinión política que pudiera existir entre movimientos sociales y partidos políticos integrantes de nuestro Foro.
5. El Foro de São Paulo reconoce la necesidad de la articulación de los partidos políticos y los movimientos sociales para avanzar en el cambio de la correlación política y la hegemonía ideológica en nuestros respectivos países y en toda la región latinoamericana y caribeña.
6. Para lo anterior, el Foro São Paulo desarrollará conjuntamente proyectos de formación político-ideológica, educación popular de masas e intercambio de experiencias y luchas político-partidarias y de los movimientos sociales.
7. El Foro de São Paulo fortalecerá las relaciones con las organizaciones regionales, continentales y antisistémicas como el Foro Social de América, el Foro Social Mundial, la Asamblea de los Movimientos Sociales, el Consejo de Movimientos Sociales del ALBA y la Alianza Social Continental, entre otras.
8. El Foro de São Paulo fomentará y apoyará todas las experiencias e iniciativas asociativas en la región, con el fin de lograr el empoderamiento de las organizaciones populares y la hegemonía económico-social en el campo y la ciudad.
9. En el marco de la creación de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), el Foro de São Paulo realizará un encuentro de los partidos políticos y movimientos sociales, para discutir su participación en ese proceso de integración.
14) MUJERES
La mesa de trabajo de mujeres se reunió el día 19 de mayo del 2011 en el Hotel Crown de Managua, con la asistencia de 29 mujeres de 11 países y 14 partidos políticos. Coordinamos: Brasil, Nicaragua y Venezuela.
Las asistentes asumimos de manera consensuada la siguiente resolución:
1. Crear en el ámbito del Grupo de Trabajo del FSP la comisión temática de Mujeres.
2. Incorporar la perspectiva de género en los documentos y tareas del FSP (lenguaje no sexista), incluyendo de manera diferenciada sus problemáticas.
3. Compromiso de los partidos del FSP, que están en el gobierno, de avanzar en la implementación de políticas públicas que logren la superación de la inequidad y la desigualdad de género. Así mismo, propiciar la implementación y ejecución de las leyes existentes a favor de las mujeres en cada uno de nuestros países.
4. El FSP trabajará para lograr la paridad de género en todos sus espacios.
5. Las mujeres del FSP se acercarán a los movimientos de mujeres para retomar la Agenda Feminista y compartir experiencias.
6. Para el encuentro del FSP de Caracas, el próximo año, organizaremos un evento de mujeres, de un día, cuidando que no coincida con las mesas de trabajo, para facilitar la participación de todas las mujeres del Foro.
7. Observamos con preocupación que, en la mayoría de nuestros países que son parte del FSP, no hay una representación paritaria en los espacios políticos de libre elección. En este sentido proponemos que nuestros partidos asuman la cuota o cupo de al menos 30% para las mujeres con una tendencia progresiva hasta lograr la paridad en los diferentes cargos.
8. Fortalecer el liderazgo de las mujeres en los espacios de toma de decisiones como protagonistas. Que su rol sea complementario, armonioso y de equilibrio, entre seres humanos y naturaleza. No buscar el poder sólo por el poder mismo, repitiendo los mismos esquemas machistas. Equidad étnica-racial, equidad de género y equidad generacional desde una actuación con identidad. Crear un nuevo liderazgo de mujeres que garantice una manera distinta de hacer política desde la consciencia. Crear un prototipo de actuación de liderazgo de las mujeres con principios y valores, basados en el respeto mutuo, diálogo, escucha y consulta.
9. Exigimos a los mandatarios y mandatarias del mundo a comprometerse con la Paz Mundial y con los Derechos de la Madre Tierra como única salida para evitar la muerte de la Humanidad.
10. Rechazamos la injerencia imperialista en Libia y el genocidio contra el pueblo palestino.
11. Abogamos por una salida política, negociada y pacífica en torno al conflicto interno de la República de Colombia.
12. El FSP manifiesta su apoyo a nuestras presidentas Dilma Rouseff, de Brasil, y Cristina Fernández, de Argentina, y nuestra solidaridad a la compañera Rigoberta Menchu, candidata a la presidencia de Guatemala.
Finalmente, agradecemos al Frente Sandinista y al pueblo nicaragüense su solidaridad y hospitalidad que nos ofreció estos 5 días.
15) PARLAMENTARIOS
Los suscritos Parlamentarios, reunidos en el marco del XVII Foro de São Paulo, realizado en la ciudad de Managua, República de Nicaragua, a los diecinueve días del mes de mayo del año dos mil once, habiendo conocido y discutido ampliamente la Declaración: “El papel de los Parlamentos en los procesos de Integración de América Latina y el Caribe” suscrita en el Taller de Parlamentarios del FORO DE SÂO PAULO realizado en Buenos Aires, Argentina el 18 de agosto del 2010, reafirmamos y hacemos nuestra dicha Declaración,
Por tanto,
Resolvemos
1. Consolidar y ampliar los avances políticos de las fuerzas de izquierda y progresistas en la región a nivel del poder local, nacional y en los Parlamentos, que nos permitan contar con legisladores con alta responsabilidad en la elaboración y aprobación de leyes a favor de nuestros pueblos.
2. Contribuir a desarrollar y consolidar las instituciones públicas, profundizar la democracia participativa y la defensa de los derechos humanos, políticos, económicos y sociales de los pueblos latinoamericanos.
3. Fortalecer la relación con el Poder Ejecutivo, con el sistema político y con las organizaciones sociales de acuerdo a las características propias de cada país, ya sea como gobiernos o como oposición; respondiendo a los objetivos políticos de cambios estructurales profundos que nos planteamos como fuerzas de izquierda y progresistas de la región.
4. Promover normas, leyes y programas que disminuyan progresivamente las consecuencias sociales, políticas, económicas y culturales que sufren la niñez, las mujeres, los pueblos originarios y afro descendientes latinoamericanos y caribeños, producto de una marginalidad y falta de oportunidad que profundiza las inequidades e injusticias que impiden el desarrollo pleno y equitativo de nuestros pueblos.
5. Luchar para que no se criminalice la movilidad humana, rechazando la xenofobia, el racismo, el sexismo y la intolerancia que dificultan un verdadero proceso de integración. Los procesos de integración deben ir más allá de lo comercial, deben ser de integración política, social y cultural que facilite las corrientes migratorias entre los pueblos y que proteja los derechos de los migrantes en general y los de las mujeres y niños en particular.
6. Trabajar para lograr una correlación de fuerzas favorables a través de una alianza programática parlamentaria común, que nos permita incidir en el PARLATINO, PARLANDINO, PARLASUR, PARLACEN y otras instancias internacionales así como fortalecer el ALBA y UNASUR; defendiendo la lucha que los gobiernos progresistas y de izquierda libran en defensa de un comercio justo mundial, la autodeterminación de las naciones, la paz, la protección del medio ambiente y contra los efectos del cambio climático.
Dado en la ciudad de Managua, Nicaragua, a los diecinueve días del mes de mayo de dos mil once.
_____________________________________________
ANEXO
Encuentro Parlamentario del XXVII Foro de São Paulo

“SOBERANIA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA”

RESOLUCIÓN
Los suscritos Parlamentarios, reunidos en el marco del XVII Foro de São Paulo, realizado en la ciudad de Managua, República de Nicaragua, a los diecinueve días del mes de mayo del año dos mil once, expresamos nuestra profunda preocupación por la dramática situación alimentaria que vive la población a nivel mundial y en especial por la que atraviesan los pueblos de América Latina y el Caribe.
Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que para el 2010 había un total de 925 millones de personas desnutridas en el mundo. La meta de erradicar la pobreza y el hambre entre los años 2015 y 2025 avanza lentamente, es muy poco lo que se ha cumplido sobre los acuerdos tomados en las Cumbres Mundiales, en las reuniones Presidenciales al más alto nivel, y en los organismos Multilaterales y Regionales, relacionados a la seguridad alimentaria.
Si bien es cierto existen esfuerzos valiosos en países miembros de la Alternativa Bolivariana y de otros Bloques de Integración Regionales en los que se han adoptado por parte de varios gobiernos de la Región Latinoamericana medidas unilaterales, bilaterales o multilaterales para mitigar el hambre en nuestros pueblos, estas aun no son lo suficientemente integrales y masivas que permitan una real disminución del hambre y la pobreza, por lo que es imperante una solución inmediata a esta problemática.
Es menester visibilizar que la soberanía alimentaria y nutricional contemple la regulación del mercado en materia de publicidad que impida una desinformación nutricional en la población infantil de nuestros pueblos y en materia de mecanismos eficientes y eficaces de control en los registros sanitarios reportados por las casas productoras.
Por tanto,
RESOLVEMOS:
1. Exhortar a los Gobiernos Nacionales y Locales de América Latina y el Caribe a desarrollar verdaderos esfuerzos que garanticen el derecho a la alimentación sana, erradicando el hambre y la pobreza, estableciendo políticas y planes nacionales de producción, de acceso y disponibilidad de alimentos que permitan la soberanía, seguridad alimentaria y nutricional sustentable.
2. Solicitar a los organismos donantes, de cooperación bilateral y multilateral, propongan y planeen estrategias más decididas para el desarrollo de la producción nacional, el acceso, la disponibilidad y consumo de alimentos para nuestros pueblos.
3. Impulsar en los Parlamentos Nacionales y Regionales la discusión y aprobación de leyes para la Soberanía, Seguridad Alimentaria y nutricional, solicitando para ello el apoyo técnico de la FAO y PMA.
4. Solicitar a los parlamentarios y gobiernos de América Latina y el Caribe establezcan a la brevedad mecanismos y legislaciones para la protección de pequeños y medianos productores agrícolas y las comunidades originarias en la producción y uso de semillas endémicas y nacionales, evitando el gravamen de patentes vegetales como las establecidas en la UPOV 91 (Unión Internacional de Productores de Obtentores Vegetales).
5. Desarrollar esfuerzos conjuntos y complementarios con las instituciones de gobierno, con la cooperación internacional y organizaciones sociales a fin de dar pasos efectivos en la erradicación del hambre y la pobreza en nuestra región.
Dado en la ciudad de Managua, Nicaragua a los diecinueve días del mes de Mayo del dos mil once.
16) SEGURIDAD Y NARCOTRÁFICO
En la ciudad de Managua, capital de la República de Nicaragua, el 19 de mayo del 2011, las y los delegados participantes en la Mesa de Trabajo “Seguridad y Narcotráfico” saludamos la voluntad del Foro de São Paulo de dar continuidad al análisis y estudio de los fenómenos delictivos, particularmente el del narcotráfico, reconociendo que en los últimos años se ha convertido en un problema para los países de América Latina y el Caribe.
Conocimos de la experiencia nicaragüense en el combate a las bandas delincuenciales dedicadas al narconegocio a través de la presentación del Procurados General de la República, Dr. Hernán Estrada. Ante una situación de deterioro social que había permitido el crecimiento de la actividad delictiva de los grupos dedicados al comercio ilícito, a la llegada del gobierno sandinista en el 2007, se impulsó una política de cero tolerancia al tráfico de estupefacientes, así como programa intensos de recuperación social.
Se presentó, por parte de Eliana García del PRD México, la situación de crisis de la seguridad del Estado, exponiéndose los rasgos característicos que se comparten por varios países de la región centro y sudamericana en relación con el tema del narcotráfico y la delincuencia organizada y la manera en que se ha desbordado el fenómeno delictivo e incrementado exponencialmente la violencia criminal, así como los resultados fracasados de políticas que priorizan la visión punitiva y de militarización de la seguridad pública. También se presentaron propuestas para la construcción de una política integral antidrogas y de recuperación de la seguridad ciudadana a nivel regional con base en las mejores prácticas internacionales establecidas en la Convención de Palermo, así como el análisis de propuestas de reducción de daño y ruptura del paradigma prohibicionista.
Las participaciones en la mesa plantearon la necesidad de reconocer que el narcotráfico es una amenaza al desarrollo de nuestras sociedades, no sólo en es aspecto económico y social, sino también para el avance democrático, los derechos y las libertades, pues sirve de pretexto al gobierno estadounidense para desplegar en nuestros países acciones intervencionistas que ponen en riesgo la soberanía nacional.
Se comentó la situación de El Salvador, y se plantearon también los retos en el combate a los grupos delincuenciales y pandillas que enfrenta el gobierno democrático de Mauricio Funes y los compañeros del FMLN; y se informó que la Regional Mesoamericana había aprobado llevar a la sesión del Grupo de Trabajo la propuesta de crear como Comisión Permanente del FSP, la que atienda el tema del narcotráfico y la seguridad ciudadana.
Se planteó la experiencia de lucha en el Estado Español, y la opinión de que la despenalización del consumo de algunos estupefacientes puede ayudar al desarrollo de la reducción del daño, sin embargo, se comentó que no era una buena propuesta la legalización de los estupefacientes.
Las y los delegados que participaron en esta mesa reconocen la necesidad de profundizar el análisis, discusión y abrir un amplio debate al interior del FSP, en función de avanzar en la construcción de propuestas regionales de políticas de Estado para combatir integralmente el fenómeno delincuencial que se extiende por la región, pero sobre todo recuperar la Seguridad Humana y Ciudadana.
El primer acuerdo de la Mesa fue acompañar la propuesta del compañero Hernán Estrada en el sentido de reconocer los esfuerzos realizados por el Frente Sandinista de Liberación Nacional desde el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, así como las propuestas que desde la responsabilidad gubernamental del FSLN a continuación se presentan:
1. Hacer un llamado a los países con mayor responsabilidad en el consumo de drogas a cooperar de forma decidida y sustancial con los países del istmo centroamericano.
2. Que los países de Centroamérica se unan en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, promover las acciones de prevención y el resarcimiento del tejido social.
3. Que nuestros militantes de partidos de izquierda se dispongan a realizar actividades e incidan en la construcción de políticas públicas a nivel regional en la lucha contra el narcotráfico y crimen organizado.
4. Instar a los cuerpos de policía y seguridad de la región a unificar esfuerzos para un efectivo enfrentamiento a la delincuencia transnacional.
5. Promover y adoptar en la medida de las posibilidades, el Modelo Policial Proactivo desarrollado por la Policía Nacional de Nicaragua, en estrecha relación con la comunidad y la creación de una agenda autóctona.
La Mesa de Narcotráfico y Seguridad resolvió también:
1. Apoyar la creación de la Comisión Permanente en el FSP sobre este tema que fue propuesta por la Región Mesoamericana que se llame “Comisión de Narcotráfico y Seguridad Ciudadana”.
2. Realizar una reunión de análisis y propuestas antes del próximo Encuentro del FSP.
3. Abrir al interior del FSP el debate para la construcción de políticas antidrogas a nivel regional que, entre otros temas, analice la política de reducción del daño, así como la ruptura del paradigma prohibicionista, así como una agresiva acción de prevención social del delito y de prevención de adiciones.
Adoptamos esta declaración como señal de nuestro compromiso político con nuestros pueblos que son víctimas de este flagelo de inseguridad a nivel regional y sobre todo, con la convicción de que la recuperación e impulso de una política de Seguridad Ciudadana que contemple una perspectiva integral y vital de la seguridad, permitirá el desarrollo de nuestras sociedades, así como la preservación de nuestros derechos, nuestras libertades y la democracia.
17) SOBERANÍA Y DESCOLONIZACIÓN
El colonialismo es una forma de dominación que es un anacronismo histórico. La inmensa mayoría de los pueblos sometidos al colonialismo sobre todo en Asia, África y América Latina ha alcanzado su independencia o han dado fin al sometimiento colonial del que fueron objeto por largo tiempo.
Es problema político vigente en pleno siglo veintiuno, pues millones de seres humanos continúan sometidos a la dominación colonial por las grandes potencias imperialistas. Los pueblos bajo dominio colonial son sometidos absolutamente al control político, ideológico y cultural de las potencias colonialistas y a la más dura explotación económica de su población. Se les han arrebatado los poderes fundamentales para decidir libremente su destino, mientras en ocasiones las potencias coloniales utilizan hábiles disfraces para disimular la condición colonial.
La razón fundamental del régimen colonial es la explotación económica. Además, el colonialismo le permite a las grandes potencias expandir su radio de acción militar en detrimento directo de los derechos humanos de los habitantes de los territorios coloniales; amenaza y coarta la soberanía de todos los estados en la zona de influencia expandida que produce. Las bases militares establecidas en las colonias y la excusa jurídica de que las colonias son “territorio nacional” de las potencias imperiales, significan una invasión militar de facto a zonas geográficas estratégicas en detrimento no solo de los pueblos coloniales, si no de los estados soberanos vecinos de las colonias.
Los territorios o pueblos que aún sufren la dominación colonial por las grandes potencias o sus aliados (aun cuando no todos son reconocidos como tales por la ONU) incluyen:
Colonia                                              Potencia colonial
Aruba                                                 Países Bajos
Anguila                                              Reino Unido
Bermudas                                           Reino Unido
Bonaire                                              Países Bajos
Ceuta                                                 España
Curazao                                              Países Bajos
Gibraltar                                             Reino Unido
Guadalupe                                         Francia
Guam                                                 Estados Unidos
Guayana “Francesa”                          Francia
Irlanda del Norte                               Reino Unido
Islas Caimán                                      Reino Unido
Islas Canarias                                     España
Islas Malvinas                                    Reino Unido
Islas Marianas del Norte                    Estados Unidos
Islas Turcas y Caicos                         Reino Unido
Islas Vírgenes Brit.                            Reino Unido
Islas Vírgenes EUA                           Estados Unidos
Martinica                                            Francia
Melilla                                                España
Montserrat                                         Reino Unido
Nueva Caledonia                               Francia
Palestina                                             Israel
Pitcairn                                               Reino Unido
Polinesia francesa                              Francia
Puerto Rico                                        Estados Unidos
Reunión                                             Francia
Saba                                                   Países Bajos
San Eustaquio                                    Países Bajos
Sahara Occidental                              Marruecos
Samoa Americana                              Estados Unidos
Samoa                                                Estados Unidos
Santa Elena                                        Reino Unido
San Martín                                         Francia-Países Bajos
Tokelau                                              Nueva Zelanda
La dominación y explotación global de las potencias imperialistas que ocurre en la actualidad sobre países que salieron del colonialismo, han dado paso a relaciones de dominación de carácter neocolonial. Tras la fachada de soberanía e independencia, muchos de ellos —sobre todo de América Latina y el Caribe, Asia y África— están sometidas al control externo de sus riquezas mineras, sus tierras, sus bosques y el comercio. Se trata por tanto de una independencia recortada, achicada e incompleta que muchos países se esfuerzan al presente por superar. Además, actualmente somos testigos de una ofensiva en contra de las luchas anticoloniales que equipara a las luchas de liberación con el terrorismo. Mientras lo que debe haber es una denuncia del terrorismo de estado practicado por los países más desarrollados. La ocupación es una contradicción con la soberanía e independencia.
Los pueblos que aún están sometidos a la dominación colonial tienen derecho a su autodeterminación e independencia, y a incorporarse por derecho propio a la comunidad de naciones soberanas e independientes.
Debemos elevar a nuestras conciencias el hecho irrefutable de que el colonialismo es un problema político, social y económico no resuelto; que constituye una violación inadmisible a los derechos humanos fundamentales de millones de seres humanos de la misma dimensión histórica que la esclavitud o el apartheid; que compromete la seguridad y la soberanía de los pueblos que han alcanzado su primera independencia y que, por consiguiente, dar fin al colonialismo es una responsabilidad insoslayable de quienes creemos en la libertad, la paz y la democracia verdadera que debe asumir un lugar prominente en la agenda de la comunidad internacional.
El colonialismo siempre procura imponer un ordenamiento económico sobre el pueblo colonial para beneficio del poder imperial. El aparato colonial organiza el trabajo, la explotación de recursos naturales, el comercio, educación y hasta el desarrollo de todas las clases sociales de la colonia en beneficio del imperio. Esta imposición no solo atrofia la capacidad de desarrollo de la colonia sino que perjudica también el progreso económico de toda la zona. En algunos casos, la economía de la colonia se desconecta por completo de su entorno, limitando el posible desarrollo de la zona; en otros, la colonia funciona como agente de los intereses económicos imperiales en detrimento de las economías vecinas; incluso en ocasiones ocurren ambas cosas: se atrofia el desarrollo de la zona geográfica y se profundizan los intereses del imperio, todo en detrimento tanto del país colonial como de todos los pueblos vecinos.
De ahí que la condición colonial no afecta únicamente a los pueblos sometidos al colonialismo. Es práctica frecuente de las potencias imperialistas utilizar sus colonias y neo colonias como base de agresiones contra países y pueblos que se esfuerzan por salir del neocolonialismo y la sujeción externa. En esa misma medida -en defensa de su propia soberanía nacional- debe preocuparles a los países formalmente independientes el fin de la dominación colonial. Ningún país será plenamente libre e independiente mientras haya pueblos sometidos al colonialismo.
El derecho de los pueblos a la libre determinación e independencia está claramente expresado en el derecho internacional vigente. La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha reafirmado en múltiples ocasiones que la continuidad del colonialismo en todas sus formas y manifestaciones es incompatible con la Carta de la ONU, con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con la Declaración sobre Descolonización; y que representa una amenaza seria a la paz y la seguridad internacional. En igual sentido se ha expresado la Organización de Países No Alineados (NOAL).
La Asamblea General de la ONU ha reafirmado su respaldo a la legitimidad de los pueblos bajo dominación colonial a ejercer su derecho a la libre determinación e independencia por todos los medios necesarios a su alcance.
Los pueblos coloniales han batallado por sus derechos en luchas centenarias por su liberación. Han contado con la colaboración de la comunidad internacional, y a la vez han ayudado al desarrollo de las democracias y los derechos de los pueblos de los países soberanos. En la medida que los pueblos coloniales desarrollan sus luchas de liberación nacional se expanden espacios para las luchas por los derechos de todos los pueblos y hasta los del país imperial. En la medida que se coartan las luchas de los pueblos coloniales, los derechos de los pueblos de la zona se ven perjudicados y limitados. En la medida que los estados imperiales logran asfixiar las luchas de los pueblos coloniales, también expanden sus poderes sobre todos los estados soberanos y pueblos.
El 15 de diciembre de 1960 la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 1514 (XV), conocida como la Declaración o Carta Magna sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales. En ésta se proclamó la necesidad de acelerar el fin del colonialismo. Hay dos componentes fundamentales de la Resolución 1514 (XV). Primero, reconoce que el derecho a la autodeterminación e independencia es inalienable. Segundo, establece la obligación de la potencia colonial de transferir todos los poderes soberanos que ostenta sobre el pueblo sometido, como prerrequisito indispensable de un proceso de genuina autodeterminación.
Como una muestra elocuente del reconocimiento de la comunidad internacional de que no ha cesado la dominación colonial en el mundo, la Asamblea General de la ONU designó la última década del siglo veinte y la primera década del siglo veintiuno como la Primera y Segunda Década por la erradicación total del colonialismo y la segunda década del siglo veintiuno la Tercera Década para la erradicación del colonialismo.
Si bien es importante que nuestros pueblos reivindiquen derechos y principios plasmados en las resoluciones y acuerdos internacionales, sería ingenuo pensar que lo expresado en el derecho internacional vigente por sí solo va a dar fin al colonialismo, o a muchos otros problemas e injusticias que sufre gran parte de la humanidad. La única garantía de que podrá avanzarse en le ruta definitiva de la descolonización, la autodeterminación y la independencia verdadera es la lucha tenaz y continua que libren nuestros pueblos. Ello es cierto para la lucha anticolonial e igualmente cierto para la lucha por sociedades plenamente libres y democráticas en todo el mundo.
Bien sabemos que en última instancia poco le importa a las grandes potencias capitalistas e imperialistas lo que diga el derecho internacional, a la hora de imponer su poderío político, económico y militar contra nuestros pueblos. Si por algo se distinguen las grandes potencias, es precisamente por ser violadores del derecho internacional y de toda legalidad que obstaculice sus intereses mezquinos. Es peligrosa la evolución geopolítica que ha sufrido Naciones Unidas en las últimas décadas. No obstante, los pueblos deben reivindicar el cumulo de derecho internacional resultado de la labor de las Naciones Unidas.
Es de notar que el Derecho Internacional ofrece las guías para asegurar que los mecanismos y procesos de descolonización sean justos y tomen en cuenta los estragos del colonialismo como son la dependencia, la represión, los presos políticos, la ocupación militar, y la mentalidad colonial de la población subyugada. La mentalidad colonial socava la capacidad de para la identificación nacional. Lo mismo se aplica a la mentalidad de apoyo a intereses ajenos que prevalece en las neo colonias. Al respecto debe aspirarse no solo a la descolonización política y económica, sino también a la descolonización cultural y ambiental. Estudios socioculturales podrían arrojar luz sobre la dinámica de la mentalidad colonial.
Una lucha tan desigual como la que libran pueblos relativamente pequeños contra poderosas potencias imperialistas incluyendo las europeas, requiere de la solidaridad más activa de los pueblos y países que ya han alcanzado su primera independencia y que se esfuerzan hoy por construir sociedades justas y democráticas.
En el caso de Palestina es fundamental que la Asamblea General de Naciones Unidas en su próximo periodo de sesiones apruebe el reconocimiento del Estado Palestino con su capital de Jerusalén, sin los asentamientos israelíes y sin el muro. Para ello se han creado las condiciones a partir del entendimiento entre las facciones palestinas alcanzado en Egipto y que Israel intenta hacer fracasar, pero que el cuarteto al igual que Estados Unidos deben apoyar. Este proceso tiene que incluir la liberación de los presos políticos palestinos(as), retorno de los refugiados, fin a las prácticas genocidas de Israel y que Naciones Unidas, incluyendo el Consejo de Seguridad, tomen medidas que protejan los derechos humanos de los Palestinos y obliguen a Israel al respecto.
En cuanto a la solidaridad anticolonial, otro caso que merece particular atención es el de Haití y la necesidad de evitar su recolonización. Al igual, son merecedores de solidaridad los pueblos saharahui (y su República Árabe Saharahui Democrática) y el pueblo de Puerto Rico. Al respecto, Naciones Unidas debe intensificar los esfuerzos a favor de que estos pueblos puedan ser consultados sobre su futuro político de conformidad con el derecho internacional.
Constituye una responsabilidad ineludible del Foro de São Paulo y de las organizaciones miembros, asumir la lucha contra el colonialismo, por la autodeterminación e independencia como uno de los asuntos permanentes y más urgentes de su agenda de trabajo tomando en cuenta que gran parte de los pueblos aún sometidos a la dominación colonial ubican en Nuestra América, en particular, en el Caribe.
El Foro de São Paulo tiene la enorme responsabilidad de ser punta de lanza de la solidaridad por el fin del colonialismo y por la autodeterminación e independencia de los pueblos.
_____________________________________________
Addendum
Declaración de la reunión Hemisférica sobre la Coyuntura Política y económica actual, 12 y 13 de mayo de 2011 en Trinidad y Tobago auspiciado por el Movimiento por la Justicia Social de ese país.
MOVEMENT FOR SOCIAL JUSTICE
Reunión Hemisférica sobre la
Coyuntura Política y Económica Actual
Jueves 12 de mayo & Viernes 13 de mayo
Trinidad y Tobago
DECLARACIÓN
Durante los días 12 y 13 de mayo, 2011 representantes de unas veinte organizaciones políticas, movimientos sociales y sindicatos de Trinidad y Tobago y de 11 países reunidos en la sede del Sindicato de los Trabajadores Petroleros (Oilfields Workers’ Trade Union – OWTU) examinaron con detenimiento la situación económica, política y social de la Región Latinoamericana y Caribeña.
Dicha reunión se llevó a cabo en un espíritu de unidad y solidaridad y respecto reconociendo la diversidad de tendencias progresistas e ideologiotas y sus aportaciones a los procesos de cambio político en el continente y en sus respectivos países.
Entre los temas abordados de mayor relevancia estuvieron:
1. La crisis del capitalismo neo-liberal y su impacto en la región latinoamericana y caribeña.
2. El declive de la hegemonía de Estados Unidos como potencia y centro del capitalismo global.
3. La existencia de territorios coloniales y los intentos de recolonización en la Región a través de la urgencia en los asuntos internos de las naciones y la violación de su soberanía economía, política, territorial y cultural. Estos intentos tienen como una de sus principales herramientas los acuerdos de libre comercio bilaterales y regionales impulsados principalmente por los Estados Unidos.
4. Las tareas perspectivas y los retos de las organizaciones políticas y los movimientos sociales para enfrentar la coyuntura actual con una estrategia común a corto, mediano y largo plazo.
5. EL fortalecimiento de la unidad y solidaridad regional y su integración a las iniciativas regionales, como el Foro de Sao Paulo y otros.
Los participantes abordaron la crisis del capitalismo neo-liberal desde las dimensiones del mercado, el Estado y las luchas políticas y su impacto en la luchas de clase. Como resultado de ello se discutió el debilitamiento de la hegemonía de los Estados Unidos examinando diferentes dimensiones de la misma. Además, se recalcó en el contraataque de la derecha política para debilitar los avances de las fuerzas progresistas en América Latina y el Caribe, evidenciadas por el golpe de estado en Honduras, y el retroceso de las fuerzas progresistas en Chile y Panamá, entre otros.
Las organizaciones participantes convinieron que una de las tareas más relevantes es identificar las acciones estratégicas y tácticas conducentes a alterar la correlación de las fuerzas políticas a favor de las clases trabajadoras. En esa dirección se reconocieron como significativos los avances electorales en Brasil, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, entre otros; a la par que se reafirmó la importancia de las alianzas y sus implicaciones en el establecimiento de los respectivos programas políticos reafirmando como horizonte el objetivo de trascender el estado burgués capitalista para construir el proyecto de los trabajadores de acuerdo a la coyuntura política y el contexto de cada país en la construcción de la verdadera justicia social.
§  El Encuentro reconoció la importancia del trabajo para fortalecer la unidad, solidaridad de los partidos políticos progresistas a nivel regional; como estrategia para transformar el balance de fuerza en la Región Latinoamericana. En esa dirección se estimó necesario fortalecer la presencia del Caribe en el Foro de Sao Paulo y otros espacios regionales acordando una reunión durante el presente año para abordar los temas mas importantes del área.
§  Se acordó además fortalecer los lazos de solidaridad con los grupos latinoamericanos y caribeños residentes en Estados Unidos, apoyando residentes en Estados Unidos, apoyando sus esfuerzos en contra de las políticas discriminatorias y opresivas hacia los/las migrantes y sus luchas por los derechos democráticos junto a otros sectores del pueblo norteamericano.
§  La reunión acordó como tareas prioritarias de la región los esfuerzos a realizar por la descolonización del Caribe, en particular el apoyo irrestricto al derecho a la autodeterminación e independencia de Puerto Rico, y otras naciones que no han alcanzado su independencia condenando la presencia de tropas militares americanas en la región como una amenaza presente.
§  También se reafirmó la solidaridad con el pueblo de Haití en relación a los esfuerzos para la reconstrucción del país, y el reestablecimiento de las instituciones democráticas sin la ingerencia fuerzas conservadoras, que pretenden su recolonización como los Estados Unidos y Canadá y los países imperialistas.
§   Asimismo se repudió la permanencia de patriotas caribeños en prisiones de los Estados Unidos, apelando a la excarcelación inmediata de los cinco héroes cubanos – Gerardo, Fernando, Antonio, Rene y Ramón – y los Puertorriqueños Avelino y Norberto González y Oscar López quien lleva 29 anos en injusto encarcelamiento.
§  El Encuentro conoció de los acuerdos adoptados en el 6to Congreso del partido Comunista de Cuba realizado en abril del 2011, donde se reafirmó el fortalecimiento y consolidación de su Revolución Socialista.
§  Los y las participantes también definieron como una tarea urgente el fortalecimiento de los partidos políticos en su relación dialéctica con los movimientos sociales y sindicales en los procesos de transformación y adquisición del poder y sus conquistas democráticas. También se discutió como procesos vitales el reclutamiento y la formación política de líderes juveniles y femeninos; el trabajo cultural y educativo y la metodología de comunicación con sectores populares y su formación teórica-política.
§  Estamos comprometidos a profundizar el trabajo de los movimientos sociales en la región, subrayando el rol clave de la tecnología en avanzar nuestro trabajo. Felicitamos las gestiones de estos movimientos en varios campañas y procesos de concienciación en esta región. Específicamente, reconocemos los esfuerzos de la Asamblea de los Pueblos Caribeños y la red Jubileo Sur Ameritas, destacando su trabajo con Haití. Este trabajo admirable se seguirá en el futro cercano con una Misión a Haití en julio de 2011.
Los participantes expresaron su reconocimiento al Movimiento para la Justicia Social (MJS) de Trinidad y Tobago en su Congreso Fundacional y sus esfuerzos para la concreción de este Encuentro, la participación de delegados(as) internacionales y la revitalización e integración de organizaciones caribeñas y latinoamericanas.
_____________________________________________
Recomendaciones presentadas por la Mesa sobre Soberanía y Descolonización para ser adoptadas en el Plan de Trabajo del XVII Encuentro del Foro de São Paulo:
Desarrollar acciones de solidaridad anticolonial incluyendo la proyección de hechos históricos de lucha en los países de las organizaciones del Foro de São Paulo, y también en Europa.
Fortalecer el trabajo del Foro en el Caribe.
Elaborar un documento sobre el impacto del colonialismo, incluyendo el alcance de la mentalidad colonial.
Intensificar el compartir de información de luchas anticoloniales entre las organizaciones del Foro.
Intensificar el uso de los medios sociales.
18) TRABAJADORES DE ARTE Y CULTURA
En el marco del la XVII reunión del Foro de Sao Paolo, dándole continuidad a la resolución tomada por el Foro en Buenas Aires, y asumiendo el papel estratégico de la a cultura en las luchas políticas de nuestros pueblos, proponemos a los Partidos miembros del Foro, reflexionar a profundidad el tema de la cultura, y en concordancia tomar acciones concretas y consecuentes.
En este contexto la Mesa de Cultura del Foro de Sao Paolo de la XVII reunión del Foro, destaca la necesidad de entender la cultura como el gran abanico que le da fundamentación al quehacer político general, dándole por lo mismo un carácter transversal.
La Mesa considera que la cultura latinoamericana y del Caribe, está marcada por la cultura de los pueblos originarios y afrodescendientes, asumir éste principio facilita que los Partidos Políticos de izquierda, hagan de la cultura la base de su lucha.
En tal sentido, la cultura propia se convierte en el tamiz de las ideas revolucionarias universales, para asumirlas como fundamento de la propia ideología, no hay ideología propia sin cultura propia, así como no hay revolución sino hay revolución cultural.
En consecuencia, reivindicamos la cultura como elemento fundamental del cambio revolucionario, como fuente liberadora, emancipadora y transformadora. Con esta reivindicación, se hace posible que los partidos políticos de izquierda desde las dirigencias y desde sus bases, cobren conciencia y asuman de la importancia de la cultura como un proyecto prioritario y urgente. Eso significa que debemos entender el quehacer cultural no sólo conocimiento sino como compromiso de lucha de todos y todas, de cada nación y de la región en su conjunto.
A partir de esos principios fundamentales, es necesario conformar una agenda de lucha, que requiere establecer una liga indisoluble entre cultura y formación, por lo que debemos proponernos luchar por la consolidación de esa liga tanto en los sistemas formales educativos como los no formales. Para efectuar una cultura transformadora se requiere llevar a cabo una investigación, el análisis y la sistematización de la cultura propia, así como con la relación entre cultura y comunicación social, rescate de la memoria histórica, movimientos sociales, movimientos de juventud, ambientalistas y de género, entre otros.
De esta manera es posible darle contenido cultural a las expresiones artísticas, dándole al arte un carácter popular, abandonando el sentido utilitario que se le da, e incidir en políticas públicas comprometidas, solidarias, sin una visión asistencialista.
Conforme a los anteriores principios y programas se hace posible el desarrollo integral y pleno de la cultura propia, única forma de contrarrestar con éxito la transculturización promovida por los países colonialistas e imperialistas, a la cual han estado sometidos nuestros pueblos desde la Conquista.
Finalmente, la mesa de Cultura de la XVII Reunión del Foro de Sao Paolo, realizada en Managua, Nicaragua, reitera la propuesta de Buenos Aires, para realizar un Seminario de Políticas Culturales en América Latina y el Caribe, con el objetivo de cumplir lo anteriormente dicho.
RESOLUTIVOS
19) CINCO HÉROES
Los 86 partidos del Foro de São Paulo, reunidos en Managua con motivo del XVII Encuentro, exigen al presidente Barack Obama la liberación inmediata de los Cinco Héroes cubanos, presos injustamente en cárceles estadounidenses desde 1998.
Los Cinco patriotas cubanos encargados de evitar acciones terroristas contra Cuba protegieron vidas cubanas y estadounidenses, no manejaron información secreta, ni utilizaron armas u otros métodos de intimidación, ni representaron una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.
in embargo, recibieron un juicio totalmente injusto en un clima hostil, viciado y manipulador, en el que recibieron condenas desproporcionadas y sufrieron maltratos destinados a quebrar la dignidad y la voluntad de resistencia que los caracteriza hasta hoy.
El proceso contra los Cinco fue catalogado como “arbitrario” por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, por contravenir el artículo 14 de la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos; de igual forma se han pronunciado otros organismos y organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y colegios de abogados de todo el mundo, incluyendo de Estados Unidos.
El Foro de São Paulo, en su XVII Encuentro, se suma a la comunidad internacional, a los artistas, políticos, intelectuales, premios Nóbel, organizaciones políticas, sociales, no gubernamentales, parlamentos y gobiernos en la lucha por la libertad de los Cinco Héroes cubanos y condena el doble resero de la Administración Obama en la lucha contra el terrorismo, al mantener en libertad al terrorista internacional Luis Posada Carriles, organizador de los atentados contra un avión civil cubano en 1976 y contra hoteles en La Habana en 1997.
20) COLOMBIA
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo, reunido en Managua, Nicaragua, manifiesta su total apoyo a la búsqueda de la PAZ en la hermana República de Colombia y se compromete en la búsqueda de una solución política para poner fin a la guerra que se lleva a cabo en ese país desde hace más de 60 años y que ha colmado a ese pueblo latinoamericano de muertos, rehenes, secuestrados, prisioneros, desplazados, viudas y huérfanos.
Nos comprometemos a promover ante nuestros gobiernos la búsqueda de iniciativas para alcanzar la paz en Colombia, en la cual nos encontramos todos comprometidos, entendiendo que la paz colombiana es la paz y el progreso para nuestros pueblos.
21) CUBA
Los 86 partidos miembros del Foro de São Paulo, reunidos en Managua con motivo del XVII Encuentro, expresan su apoyo a los acuerdos y resoluciones adoptadas por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, conducentes a fortalecer el Socialismo en esta hermana nación.
Los comunistas cubanos celebraron junto al pueblo cubano el VI Congreso, en el contexto del 50 aniversario de la primera derrota militar del imperialismo en América Latina y el Caribe y de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, fechas de gran significado para los revolucionarios cubanos.
El FSP saluda y respalda el debate genuinamente democrático y participativo, liderado por el Partido Comunista de Cuba, sobre los lineamientos de la Política Económica y Social aprobados por el VI Congreso. Este proceso de discusión popular evidenció la profunda vocación democrática de la revolución cubana y la sólida unidad del Partido Comunista de Cuba con el pueblo.
El Foro de São Paulo coincide en que los acuerdos del VI Congreso son expresión de la voluntad popular y tienen como único fin garantizar la continuidad e irreversibilidad del socialismo en Cuba.
Los partidos latinoamericanos reunidos en Managua condenan el bloqueo económico, comercial y financiero que mantienen los Estados Unidos contra Cuba, reclaman el respeto al derecho a la autodeterminación de los pueblos y reiteran su solidaridad con la Revolución Cubana y con el Partido Comunista de Cuba, organización que ha sabido fraguar una sólida unidad entre el pueblo y lo ha guiado y lo seguirá haciendo, por las sendas de la victoria
22) EL SALVADOR
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo saluda al pueblo salvadoreño y a su partido hermano el FMLN, quien hace dos años conquistó electoralmente la presidencia de la República de El Salvador, con Mauricio Funes y Salvador Sánchez Ceren, Presidente y Vicepresidente respectivamente, dando paso a una nueva etapa de lucha, de cambios y transformaciones, cuyos cimientos de esperanza se forjaron con la firma del acuerdo de paz, hace veinte años.
Expresa su apoyo no solo a este proceso de transformaciones, sino también para que en las próximas elecciones legislativas y municipales de marzo de 2012 se logren más triunfos, con más diputaciones, más alcaldías y entre estas la recuperación de la capital de San Salvador, que le permitan seguir manteniendo su condición de primera fuerza política electoral del país.
Felicita también al FMLN por la inauguración de la planta de almacenaje y procesamiento de derivados de petróleo “Schafik Handal”, una de las más importantes inversiones de Alba Petróleos de El Salvador, en la región centroamericana, que forma parte de la unión e integración de los pueblos y que sin duda alguna traerá grandes beneficios a la población salvadoreña.
23) FSP-GUE
La Unión Europea (UE) enfrenta a una profunda crisis. Una crisis derivada de la creciente subordinación del poder político al poder económico y la profundización de las políticas neoliberales. Ejemplo, el proceso de especulación de la deuda soberana, promovida y dirigida por los principales centros del capital financiera con la colaboración activa de las instituciones de la UE y los gobiernos nacionales de los países de la periferia, a saber, Grecia, Irlanda y Portugal.
Esta es una crisis que socava los cimientos de la UE y el proceso de integración en Europa. Esta es una crisis que ataca a la soberanía y la independencia nacional y el derecho de los pueblos al desarrollo.
Esta es una crisis cuyas medidas de falsas ayudas, que deberán realizarse, se añade una crisis a otra, lo que requiere más sacrificios y la explotación de los trabajadores y estas son medidas que no resuelven los problemas existentes en estos países, como lo demuestra la grave situación en Grecia, que un año después de que le sea aplicable el plan de la UE y el FMI, no expresa una opción clara para la promoción de la especulación y el chantaje contra las economías más débiles de la UE.
Como resultado, se acelera el proceso de concentración y centralización del poder político y económico y el consiguiente deterioro de las condiciones de vida de las personas.
La gente responde a una creciente movilización para luchar por la participación de nuevas áreas afectadas por la profundización de la ofensiva antisocial.
La profundización de la crisis requiere una mayor comprensión y profundización de la lucha de ambos continentes y el fortalecimiento de actividades conjuntas convergentes entre GUE/NGL y el Foro de São Paulo.
El Foro de São Paulo y el Grupo GUE/NGL reafirman los lazos históricos de cooperación y solidaridad que los unen y fortalecen a decidir.
24) FSP-PIE
El Foro de São Paulo y el Partido de la Izquierda Europea se reunieron en el marco del XVII Encuentro del FSP en la ciudad de Managua. En esta ocasión, los dos foros regionales reafirmaron su voluntad de reforzar las relaciones y discutieron de las posibles formas de cooperación sobre temas de interés común.
Después del encuentro bilateral de Buenos Aires, el contexto político se ha visto marcado por las luchas y grandes movilizaciones en Europa contra las falsas soluciones impuestas por el capital financiero frente a la crisis y en defensa de los derechos sociales que la ofensiva de la derecha ponen en grave peligro.
América Latina entra en un nuevo periodo de lucha electoral con posibilidades de nuevos triunfos y avances de la izquierda latinoamericana. Saludamos el triunfo de Dilma Roussef, candidata de la izquierda brasileña en la elección presidencial.
El Foro de São Paulo y el Partido de la Izquierda Europea se felicitan por el éxito de su iniciativa común organizada en Madrid en el mes de marzo pasado sobre el tema de los Derechos de los Migrantes.
Reafirmamos nuestra voluntad de continuar nuestra colaboración y cooperación solidaria. Acordamos:
1. Apoyar los procesos democráticos que los pueblos de América Latina se han dado para la transformación de la sociedad. Aportamos nuestra más entera solidaridad con las fuerzas de izquierda implicadas en nuevas batallas electorales.
2. Renovar nuestro compromiso con el derecho de los pueblos a darse sus propias estrategias de desarrollo y formas de democracia representativa con participación popular.
3. Actuar a favor de una relación entre los pueblos de América Latina y de Europa fundada sobre la cooperación para el desarrollo, la ampliación de los derechos sociales, económicos y culturales y el respeto del medio ambiente. Nos oponemos a las lógicas de dominación que los acuerdos de asociación que la Unión Europea propone a los países de América Latina.
4. Expresamos nuestra oposición a las políticas neocoloniales, en particular en el Caribe, y afirmamos nuestro compromiso a favor de la soberanía de los pueblos.
5. Una vez más reafirmamos nuestro más firme rechazo a la militarización, especialmente en Colombia y en la región mesoamericana.
6. Declaramos nuestro apoyo y solidaridad con los procesos de integración regional y nos felicitamos por los avances en la construcción de la Unión de Naciones del Sur y de la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.
7. Condenamos la intervención militar en Libia, que concreta el “nuevo concepto de la OTAN” adoptado en la cumbre de Lisboa de este organismo, del cual exigimos su disolución. Declaramos nuestra solidaridad con los pueblos árabes que luchan por sus derechos políticos y sociales.
8. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo hondureño, con el Frente Nacional de Resistencia Popular, que entra en una nueva etapa de su lucha. Acompañaremos solidariamente sus acciones a favor del retorno de la democracia y del Presidente Manuel Zelaya a su patria.
9. Seguir desarrollando y fortalecer nuestra campaña contra el bloqueo de Cuba y a favor de la liberación de los Cinco. Rechazamos la “posición común” que la Unión Europea se empecina a mantener y que impide una relación de respeto y de cooperación con Cuba.
10. Redoblar nuestro esfuerzo para desarrollar el trabajo común entre fundaciones, centros de estudios y revistas vinculados al FSP y la red Transform!, asociada al PIE. Promoveremos invitaciones y seminarios con participación recíproca.
11. Invitamos al FSP a participar en la Universidad de Verano del PIE que tendrá lugar entre los días 12 y 16 de julio, en Umbria, Italia.
25) GUATEMALA
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo, “La unidad latinoamericana y caribeña”, celebrado en Managua, Nicaragua, durante los días 17 al 21 de mayo de 2011, informado sobre la situación de Guatemala, caracterizada por la unificación de todas las fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias por un lado, y la fragmentación de la derecha por el otro, frente a las elecciones generales a celebrarse el próximo domingo, 11 de septiembre del presente año, resuelve:
1. Saludar la conformación del Frente Amplio integrado por el Movimiento político WINAQ, la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) y la Alternativa Nueva Nación (ANN), así como por el comité pro formación el partido político Movimiento Nueva República (MNR) y diferentes organizaciones populares, sindicales, indígenas, campesinas y de mujeres guatemaltecas.
2. Aplaudir la participación de la Dra. Rigoberto Menchú Tum, candidata a la Presidencia de la República de Guatemala, quien encarna no solo la unidad de las fuerzas de izquierda, sino la posibilidad de hacer realidad la participación plena de los pueblos indígenas que integran la nación, así como de las mujeres guatemaltecas.
3. Expresar la solidaridad del Foro de São Paulo a URNG y ANN como organizaciones políticas integrantes del mismo, manifestándoles su voluntad de acompañamiento en el próximo evento electoral.
26) HAITÍ
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo reunido en Managua, Nicaragua, con motivo de la situación del pueblo haitiano, resuelve:
Seguir colocando a Haití como elemento central de la agenda política de los partidos del FSP en el próximo período, tanto en el ámbito nacional como continental, teniendo como prioridad la contribución solidaria de nuestros partidos miembros, de los movimientos sociales y de los gobiernos de izquierda y centroizquierda del continente con el proceso de autodeterminación del pueblo haitiano en su lucha por mejores condiciones de vida en su país.
Establecer con los gobiernos latinoamericanos sensibles a la causa haitiana, en particular los gobiernos populares, de izquierda y centroizquierda del continente, una política para una acción común y coordinada con gobiernos e instituciones del pueblo de Haití, que tenga como objetivos:
La elaboración de una agenda para el fortalecimiento del Estado nacional haitiano, contribuyendo con nuestras experiencias al mejoramiento de las instituciones políticas en el país y para el cumplimiento del papel del estado como inductor del desarrollo y la promoción de políticas públicas universales y de calidad.
Efectivizar la cooperación económica con Haití (prometida con motivo del terremoto y no realizada por parte de las principales potencias) movilizando recursos propios para inversiones en infraestructura y desarrollo local, como forma de contribuir a la sustentabilidad económica y social para el proceso de consolidación democrática del país surgido de las últimas elecciones
Estimular la más amplia participación popular en los esfuerzos de solidaridad y cooperación con Haití, en sintonía con los movimientos sociales y demás instituciones de la sociedad civil y democrática de nuestros países, aumentando la presencia humanitaria y la integración de nuestros pueblos en el fortalecimiento de lazos sociales y culturales con la emancipación del pueblo haitiano.
27) HONDURAS
Tomando en consideración lo expuesto por el Frente Nacional de Resistencia Popular durante el desarrollo del Foro en cuanto a:
a. la situación actual en Honduras, luego de 23 meses del golpe de Estado militar del 28 de junio de 2009, asestado por la oligarquía reaccionaria en contubernio con el imperialismo norteamericano y específicamente con su representación oficial en el país;
b. la constante violación a los Derechos Humanos, restricción a la libertad de expresión y prensa que ha conllevado al asesinato político de más de una docena de periodistas en el período de un año;
c. la persecución política de la población claramente identificada con la Resistencia, el proceso pacífico para el retorno de la democracia y el orden constitucional de Honduras, que ha ocasionado el asesinato político de más de dos centenares de hondureños y hondureñas;
d. la negociación de la democracia participativa por medios legales, razón fundamental que llevó a las fuerzas conservadoras a dar el golpe de Estado militar del 28 de junio de 2009;
e. finalmente, el reciente proceso de mediación promovido por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, y el Presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
Los partidos pertenecientes al Foro de São Paulo, reunidos en la ciudad de Managua, Nicaragua, los días 17, 18, 19 y 20 de mayo, acuerdan:
1. Respaldar los cuatro puntos el proceso de mediación de Cartagena de Indias, que promueven fundamentalmente: i) el retorno seguro de Manuel Zelaya Rosales luego después 23 meses en el destierro y de los más de 200 exiliados que por persecución política y amenazas a muerte han tenido que salir del país para proteger la vida; ii) la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria y popular; iii) la garantía del respeto de los Derechos Humanos, su vigilancia por parte de organismos internacionales y la directa verificación de una oficina especializada de las Naciones Unidas; y, iv) el reconocimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular como un partido político con todos los derechos de participación electoral en los procesos democráticos en Honduras.
2. Dado el anuncio del retorno del Presidente Manuel Zelaya al país, los partidos miembros del Foro de São Paulo acuerdan acompañar al Frente Nacional de Resistencia Popular este 28 de mayo en Tegucigalpa, al aeropuerto internacional de Toncontín, con personalidades y delegaciones oficiales de los partidos para presenciar la victoria política más importante del pueblo hondureño luego del golpe de Estado militar.
3. Los partidos miembros del Foro comprometen su acción política partidaria al acompañamiento y el desarrollo de esta nueva fuerza política revolucionaria de Honduras.
28) ITAIPU
Los partidos miembros del FSP reunidos en Managua, Nicaragua, entre los días 17 al 20 de mayo de 2011, en el XVII Encuentro del FSP, saludan a los gobiernos de Brasil y Paraguay por la materialización del acuerdo que revisa los valores de la energía extraída de ITAIPU.
El acuerdo es un paso histórico rumbo a la integración y la complementariedad energética de la región, constituyendo además un mojón significativo en la reducción de las asimetrías económicas existentes en nuestros países.
Su materialización es una demostración inequívoca de la voluntad política de los gobiernos de la presidenta Dilma y el presidente Lugo en construir una integración solidaria en América Latina.
29) JUAN FRANCISCO SANTAMARÍA
El Foro de São Paulo, en ocasión de XVII Encuentro, celebrado en Managua, capital de la República de Nicaragua, del 18 al 20 de mayo del 2011, rinde Homenaje póstumo al Compañero Juan Francisco Santamaría, por sus aportes en favor de las luchas democráticas y de liberación de los pueblos de América y del Mundo.
Santamaría fue miembro fundador del Partido de la Liberación Dominicana y siempre acompañó y alentó los trabajos del Foro de Sao Paulo con aportes invaluables.
¡Gloria eterna a Juan Francisco Santamaría!
30) JUICIO EXTRADICIÓN
Reunido en Managua, Nicaragua, el Foro de São Paulo, en su XVII versión, ha resuelto condenar la actitud de los gobiernos de Colombia y de Chile de involucrar en acciones supuestamente terroristas en territorio colombiano a militantes del PC de Chile, en particular el proceso judicial de extradición de Manuel Olote que se discute en tribunales chilenos.
El Foro de São Paulo hace un llamado a los partidos de izquierda y progresistas, a sus gobiernos y a los pueblos de América a solidarizarnos activamente para evitar que se lleve a cabo este intento por acallar la solidaridad activa de los partidarios y movimientos para la paz en Colombia.
31) LIBIA
Los partidos del FSP reunidos en Managua, Nicaragua, a propósito de la agresión imperialista a la hermana República de Libia, reafirman su creencia profunda en los principios de la justicia, la paz, la libertad, el progreso y el derecho de los pueblos a la autodeterminación.
La salvaje agresión de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) representa una flagrante violación a la carta democrática de las Naciones Unidas y cuestiona el papel de esta organización a futuro.
Por tanto, el FSP condena enérgicamente la agresión de la OTAN en contra del pueblo Libio, con la consecuente muerte de civiles inocentes y el desplazamiento de miles de ciudadanos libios
Llama a poner fin inmediato a las acciones militares en Libia y realizar un gran diálogo nacional del pueblo libio, para que soberanamente y sin injerencias pueda decidir su futuro en el marco de la unidad territorial.
Apoyamos la iniciativa de paz planteada por la Unión Africana y llamamos a conformar una comisión internacional en el marco de Naciones Unidas, con todas las instituciones relacionadas (Liga Árabe, Unión Africana, Unión Europea) con el objetivo de lograr la paz en Libia.
32) MAXIMILIANO GÓMEZ
El XVII Foro de São Paulo, reunido en Managua, Nicaragua, durante la semana del 16 al 20 de mayo de 2011, bajo el lema “La Unidad Latinoamericana y Caribeña”:
Recuerda, en el 40 aniversario de su muerte, al luchador dominicano Maximiliano Gómez (El Moreno), un destacado revolucionario antiimperialista e internacionalista de la izquierda latinoamericana, que luchó por la libertad de nuestros pueblos.
Maximiliano Gómez fue asesinado en exilio, en Brusela, Bélgica, el 21 de mayo de 1971.
33) MÉXICO
Las y los delegados al XVII Encuentro del Foro de São Paulo:
1. Manifestamos nuestro beneplácito al proceso de distensión y acercamiento unitario de la izquierda mexicana, porque este proceso potencia la capacidad del PRD, PT y Convergencia para enfrentar las elecciones locales en los estados, así como la elección presidencial, renovación del Congreso nacional y de las elecciones locales que habrán de realizarse en el 2012. Deseamos éxito al compañero Alejandro Encinas, candidato de unidad de las izquierdas, en su campaña por la gubernatura del Estado de México, elección que se desarrollará el 3 de julio de este año.
2. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo mexicano y con el Movimiento de Paz con Dignidad y Justicia convocado por familiares de las víctimas de la irresponsable guerra desatada por el gobierno federal, que ha decidido enfrentar a las bandas criminales con la militarización de la seguridad pública, provocando con ello una grave crisis cuyo saldo ha sido la pérdida de miles de vidas humanas y la reaparición de prácticas criminales de lesa humanidad, como la tortura y la desaparición forzada. Apoyamos las propuestas expresadas por el movimiento social y la izquierda partidaria para combatir a la criminalidad de alto impacto con una política de Estado que logre la recuperación de la seguridad ciudadana, el fin de la violencia y el respeto de los derechos humanos.
34) MOVILIZACIONES EN ESTADO ESPAÑOL
El Foro de São Paulo expresa su simpatía con las movilizaciones que vienen desarrollándose en Madrid y otras ciudades del Estado Español a favor de la democracia y de la justicia social.
Esas movilizaciones suponen un avance en la respuesta social al intento de profundización de las políticas neoliberales en el sur de Europa, asociado, como siempre ocurre, a un intento de involución de los derechos democráticos.
Este movimiento tiene la virtualidad de no situarse en una mera actitud de resistencia, sino que parece avanzar hacia un amplio programa de reformas de contenido antineoliberal y progresista.
La situación en el Estado Español es crítica, cinco millones de desempleados que suponen más de un 21% de la población activa.
Si nos ceñimos a la juventud, el desempleo afecta a más del 40%, lo que puede condicionar toda una generación perdida.
No es extraño pues que se produzcan movimientos por el CAMBIO.
La solidaridad del movimiento progresista internacional, expresada en este Foro, ayudará a conseguir los objetivos planteados en estas y otras movilizaciones en el Estado Español.
35) NICARAGUA
El XVII Encuentro del Foro de Sao Paulo saluda al compañero Presidente Comandante Daniel Ortega, y al Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en su proceso de lucha y transformación, agradeciendo toda la hospitalidad y solidaridad que como partido anfitrión de este encuentro nos han brindado.
Reafirma su apoyo al FSLN y al comandante Ortega en el actual proceso electoral, teniendo la certeza que este próximo 6 de noviembre el pueblo nicaragüense reafirmará en las urnas su voto de confianza por la bandera roja y negra, de esperanza y vida, que los cinco años de gobierno sandinista, con las obras realizadas y con la forma de gestión hecha, vencieron la incertidumbre y el miedo, sembrando la semilla del bienestar, el progreso y la libertad, que ahora le abren al FSLN, sin duda alguna, la continuidad para seguir haciendo de Nicaragua una patria Cristina, Solidaria y Socialista.
La Victoria del FSLN, del Compañero Daniel Ortega, no solo es la victoria de Nicaragua, es sin duda alguna la victoria de América Latina y el Caribe, la victoria del FSP, y forma parte del esfuerzo de construir un mundo mejor, que coadyugue a forjar un orden mundial multipolar, basado en la paz, el respeto y autodeterminación de los pueblos.
36) PAÍS VASCO
Apoyo al proceso de paz y democrático abierto en el País Vasco:
Las fuerzas políticas participantes en el Foro São Paulo saludamos el nuevo escenario que viene abriéndose en el País Vasco consecuencia, entre otros factores, de las resoluciones adoptadas por la izquierda patriota vasca.
Saludamos los esfuerzos de la sociedad vasca y la comunidad internacional para consolidar las condiciones democráticas mínimas que hagan transitar este proceso de paz a un escenario de democracia plena, paz y justicia social donde los ciudadanos sean dueños de su destino.
Saludamos el compromiso de la izquierda patriótica vasca por desarrollar este proceso por vías exclusivamente políticas, pacíficas y democráticas, por medio de la lucha ideológica, institucional y de masas.
Hacemos un llamado a todos los agentes que tienen responsabilidad en el proceso puesto en marcha para que realicen todos los esfuerzos a fin de que éste llegue a buen puerto.
En este sentido, si bien es cierto que la legalización del BILDU supone un caso positivo importante en el camino de reconocer la pluralidad de las opciones políticas, consideramos que la legalización del partido SORTU, partido a través del cual la izquierda independentista vasca desea desarrollar su trabajo político por vías pacíficas y democráticas, sería un factor positivo.
Por último, llamamos a las fuerzas progresistas del mundo, de Europa y el Estado Español en particular, a trabajar por una solución democrática, justa y duradera al llamado conflicto vasco.
Asimismo, entendemos que esta resolución es una aportación positiva a la solución del mismo.
37) PALESTINA
El XVII Encuentro del Foro de São Pablo reconoce el derecho inalienable del pueblo palestino de configurarse como un estado libre, independiente, autónomo y soberano, y que se respete su anhelo de vivir en paz y armonía, de conformidad con la carta constitutiva y con las resoluciones de las Naciones Unidas y demás organismos internacionales. Esa aspiración tan legítima que ha sido respaldada por más de ciento diez países, y más recientemente por: Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Paraguay, Rusia y España; países que elevaron el nivel de la representación diplomática, fortaleciendo así las relaciones con el Estado Palestino.
El XVII Encuentro exhorta a los partidos políticos integrantes a que hagan los esfuerzos para que sus gobiernos nacionales donde participan reconozcan al Estado Palestino conforme la resolución de 1967.
Así también exige cese la represión y violación de los derechos humanos y el derecho internacional contra el pueblo palestino.
38) PERÚ
Los 86 partidos políticos reunidos en Managua, Nicaragua, entre los días 16 al 20 de mayo del 2011, bajo el lema “La unidad latinoamericana y caribeña”, expresan su saludo al pueblo peruano por los resultados electorales de la primera vuelta de las elecciones generales del 10 de abril, en que la confluencia GANA PERÚ, encabezada por Ollanta Humala Tasso obtuvo la victoria en mayoría con cerca del 32% de la votación nacional, superando la cifra de 4.700.000 votos, ganando un total de 17 regiones (de 25), 120 provincias (de un total de 195). Fujimori obtuvo triunfos en 45 provincias. Gana Perú obtuvo mayoría en 1050 distritos (de un total de 1837).
La victoria de Ollanta recogió el malestar existente en el Perú, que se expresa hoy en un total de 234 conflictos sociales que reconoce la defensoría del pueblo; y cuyas causas son un crecimiento con una grave ausencia de distribución de los frutos de ese crecimiento. Existe la masiva percepción en la mayoría de la población que no se ha mejorado la calidad y las condiciones de vida. Hoy día en el Perú, más de 70% se plantea la necesidad de un cambio de modelo y la inclusión social. Existe además la creciente demanda de seguridad y hartazgo frente a la corrupción, banderas levantadas por Humala en su lucha contra la corrupción y la inseguridad ciudadana.
El actual reto es podernos alzar con el triunfo en la segunda vuelta, que se realiza el 5 de junio del 2011, y poder llevar adelante el proyecto de “l gran transformación”, y el compromiso con el pueblo peruano.
Buscamos derrotar el retorno del fujimorismo, cuyo gobierno está considerado como uno de los 10 gobernantes más corruptos del siglo XX, cuyo costo fue el equivalente al 50% del gasto público y el 4,5% del Producto Bruto Interno, la corrupción nos quitó entre el 40 y 50% de nuestras posibilidades de desarrollo. Así mismo, el fujimorato, de más de una década 1990-2000, representó masivas violaciones de Derechos Humanos, en el contexto de la lucha antisubversiva, también representó casos como el de las 300.000 mujeres esterilizadas, con engaños en las zonas rurales y amazónicas del Perú. Su retorno implicaría el continuismo y la impunidad, y un retorno con una gran sed de venganza contra quienes les cerramos el paso, en nombre de la democracia, los Derechos Humanos, la lucha contra la corrupción, y el tránsito democrático que se ha abierto para Ollanta Humala al frente de Gana Perú, de “hacer de los peruanos los dueños del Perú”.
Por todo ello, el Foro de São Paulo, en su XVII Encuentro, se suma a la comunidad internacional, a los políticos, los intelectuales, los artistas, a las organizaciones políticas y sociales y no gubernamentales, a parlamentarios progresistas, y gobiernos de izquierda, progresistas y democráticos, en su lucha por condenar el retorno de la dictadura en el Perú, que pone en riesgo la democracia en el Perú, y manifestamos nuestro más firme respaldo al triunfo electoral de Gana Perú y Ollanta Humala, que constituye un logro histórico y estratégico para todo el continente.
39) POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO
El XVII Encuentro del Foro de São Paulo, reunido en la ciudad de Managua (Nicaragua), del 17 al 21 de mayo de 2011, ha sido informado de la ofensiva que desde hace varios años se adelanta contra el Polo Democrático Alternativo de Colombia desde el gobierno y los sectores más reaccionarios de la sociedad, mediante interceptaciones y seguimientos ilegales a sus dirigentes y militantes por parte de organismos de seguridad del Estado, como el DAS, campañas divisionistas orquestadas por los medios de comunicación al servicio del régimen, montajes judiciales contra varios de sus congresistas y dirigentes y una permanente campaña de hostilidad dirigida a descalificarlo como alternativa política para el pueblo colombiano.
Las dos últimas administraciones de la capital del país han estado en cabeza de alcaldes elegidos por el Polo y han dejado un balance positivo en materia de educación, salud, nutrición, obras de infraestructura y atención a los sectores más desprotegidos de la población. Sin embargo, lejos de reconocer los avances sociales, la derecha está empeñada en recuperar la Alcaldía de Bogotá y para ello recurre a todos los medios a su alcance, sin ninguna consideración por los principios éticos.
Fue así como recientemente, después e una campaña de acusaciones contra el Alcalde sobre corrupción, el Procurador General de la Nación lo suspendió por el término de tres meses, pero no por esos cargos, sino acusándolo de ser responsable del retraso en la ejecución de varias obras y en su reemplazo el Presidente de la República nombró a la Ministra de Educación, ex presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, ligada estrechamente a los círculos más oligárquicos de la ciudad.
El Comité Ejecutivo Nacional del Polo, en cumplimiento de las normas legales, le envió al Presidente de la República una terna para que de ella sea nombrado el reemplazo temporal del Alcalde, pero ahora han pretextado objeciones e inhabilidades que lo que buscan es escamotearle al Polo el derecho que tiene de gobernar la ciudad de Bogotá. De esta manera pretenden cobrarle al Polo su posición consecuente como único partido de oposición al actual gobierno y facilitarle a la derecha la retoma de la Alcaldía en las próximas elecciones.
De otra parte, en el Congreso de la República se discute la llamada Ley de Víctimas que, a juicio de las principales organizaciones de víctimas, no traerá consigo la aplicación plena de los principios de verdad, justicia y reparación para que se garantice la no repetición de la tragedia que por largos años ha vivido el país.
La inclusión en esa ley de una frase en la que se reconoce que en Colombia existe un conflicto armado interno, ha desatado la furia de la extrema derecha encabezada por el ex presidente Uribe, que persiste en su vieja e irracional tesis de que no hay conflicto armado sino amenaza terrorista, con el claro propósito de impedir cualquier proceso de diálogo y negociación con el movimiento guerrillero, con lo cual lo único seguro será la continuación indefinida del conflicto con todas sus desastrosas consecuencias.
Ante esta situación, el Foro de São Paulo le solicita al Presidente de la República respetar la terna que le ha sido enviada para reemplazar temporalmente al Alcalde de Bogotá, reitera su convicción de que la única salida sensata para el conflicto colombiano es el diálogo y la negociación para alcanzar la paz y le expresa al Polo Democrático Alternativo su más firme solidaridad, al tiempo que le solicita al gobierno otorgarle todas las garantías a que tiene derecho como partido de oposición.
40) PUERTO RICO Y CELAC
Las organizaciones presentes en el XVII Encuentro del Foro de São Paulo, celebrado en Managua, Nicaragua, los días 18 al 20 de mayo del año 2011., comprometidas con la causa de la Descolonización, Autodeterminación e Independencia de nuestros pueblos, solicitamos a los partidos hermanos que constituyen Gobierno en América Latina y el Caribe, gestiones ante sus respectivas Cancillerías que aseguren la participación de una delegación del pueblo de Puerto Rico, en lucha por su autodeterminación e independencia, como observadores en la reunión cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno convocada para constituir la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), que se reunirá en Caracas en fecha histórica del bicentenario de su independencia los días 5 y 6 de julio del año 2011.