Declaración política de URNG – De cara a la seg …

(29/09/11)
El Comité Ejecutivo Nacional -CEN- del partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, URNG-MAIZ, a la opinión pública nacional e internacional hace saber:
1. Las elecciones generales realizadas en Guatemala el 11 de Septiembre de 2011 se caracterizaron por las violaciones a las normas esenciales contempladas en la institucionalidad electoral, la imposibilidad de plena participación política de la ciudadanía al negarse la inscripción al Frente Amplio en 07 distritos electorales y 19 municipalidades; la manipulación política, el clientelismo, el acarreo, la compra de votos y en el caso de URNG, el robo de una diputación al Congreso de la República. Son responsables de estas prácticas los partidos políticos de la derecha, los grupos oligárquicos nacionales, el narcotráfico y el crimen organizado, quienes ejercen el poder real por medio de la corrupción.
2. El asedio mediático a que ha sido sometida la población, en una larga, insultante y millonaria campaña electoral, creó un único escenario, destruyendo así la esencia de la democracia, anulando la capacidad crítica y de escogencia política a la ciudadanía, provocando el deterioro de la conciencia ciudadana y la ética nacional.
3. Para la segunda vuelta electoral el país ha sido orillado a escoger entre dos candidaturas presidenciales que son semejantes en su esencia. Ambas representan o se relacionan con los intereses de los poderes descritos y se sustentan en propuestas políticas de carácter neoliberal. Está demostrado que los dos partidos contendientes han respaldado la entrega de los recursos naturales; respaldan la extorsión de las empresas distribuidoras de electricidad, la usurpación de las tierras comunales y micro propiedades de la población indígena y campesina; los desalojos  injustos y represivos; el alza del costo de vida; la precarización del trabajo; así como la negación de derechos a la clase trabajadora, los pueblos indígenas, las mujeres y la juventud.
4. Al pueblo de Guatemala se le condena a aceptar el retorno al pasado represivo bajo el concepto de mano dura, vulnerando la memoria histórica de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad. Ambos proyectos, con la creación de otros aparatos represivos del Estado, viabilizan la limpieza social, especialmente en contra de la población que vive en pobreza y pobreza extrema. Se condena a la ciudadanía a escoger entre la demagogia, la manipulación y la falta de transparencia en el manejo del Estado.
5. Por todo lo anterior, URNG-MAIZ, fiel a sus raíces revolucionarias, democráticas y progresistas, la ética y la justicia social, rechaza las dos candidaturas presidenciales que compiten en la segunda vuelta electoral. La ciudadanía que manifestó su confianza por nuestra propuesta política merece nuestro profundo respeto y no son objeto de negociación alguna, por lo que no podemos, ni debemos utilizar esta confianza en un marco de frágiles y supuestas alianzas que a nuestro criterio no construye ni consolida los ideales que han marcado nuestra lucha revolucionaria y democrática en Guatemala.
6. URNG-MAIZ establece su carácter de oposición política ante el nuevo gobierno, sobre la base de su compromiso y visión de largo plazo que manifestamos cuando fuimos parte signataria de los Acuerdos de Paz y que se sintetizan en un proyecto político a favor de la democracia real,  funcional y participativa, pluricultural y multiétnica, con equidad de género y generacional.
7. En la actual coyuntura URNG-MAIZ manifiesta que continúa siendo un objetivo estratégico la construcción de la más amplia alianza con las fuerzas revolucionarias, democráticas y progresistas, respeta y entiende que en el marco de la presente coyuntura política, cada una de las > organizaciones políticas que integramos el Frente Amplio tiene la libertad de manifestarse según sus propias reflexiones y posiciones.
8. Finalmente, URNG-MAIZ invita a la ciudadanía para que nos acompañe en una etapa de evaluación, reflexión, diálogo y consenso. Continuaremos con la construcción de la propuesta política de izquierda democrática y ética, representativa de los anhelos de las mayorías de nuestro país y capaz de aportar a la generación y fortalecimiento de las instituciones democráticas en Guatemala, así como en el desarrollo que el país requiere y la sociedad demanda. Así entendemos el sentido de nuestra participación y la causa de nuestra lucha.
Comité Ejecutivo Nacional
Guatemala, septiembre 29 de 2011.