El Movimiento de Participación Popular manifiesta su profunda preocupación por la difícil situación que atraviesa el hermano Pueblo Paraguayo.
No somos ajenos al proceso ni a todos los hechos que se han desatado en Paraguay desde hace un tiempo a esta parte.
Las turbias circunstancias que, el pasado 15 de junio en Curuguaty en la estancia Morombí, (propiedad del terrateniente Blas Riquelme, dueño de más de 70 mil hectáreas en ese lugar), desencadenaron la muerte de 18 personas (entre campesinos y policías). Se ha desatado así, una vertiginosa serie de movimientos por parte de la derecha paraguaya, que tienen su punto culminante en el día de hoy, cuando se vota por parte del Parlamento el JUICIO POLÍTICO al Presidente Lugo, lo que llevaría a su destitución.
Esto hace llamar fuertemente nuestra atención sobre la maniobra política generada con estos sucesos, que tienen el objetivo de desestabilizar el proceso democrático que vive el hermano pueblo de Paraguay.
Con este objetivo los políticos reaccionarios, abandonan el interés popular y defienden los intereses de los siempre dueños de Paraguay. Defienden lo que defendía Stroessner, los intereses de la oligarquía, los de las transnacionales del agronegocio que prácticamente no paga impuestos, mediante la férrea protección que tienen en el Congreso, dominado por la derecha.
Es ante todo esto que el Movimiento de Participación Popular expresa su profundo respaldo al resultado electoral que llevó a Fernando Lugo a Presidente de la Republica.
Es así que nos preguntamos: ¿Qué estamos haciendo las fuerzas de izquierda latinoamericanas para enfrentar estos atropellos? ¿Cuál es el rol que deberíamos cumplir ante casos como este?
Tal vez, no se trata solo de esbozar declaraciones en un papel, sino que es necesario dar un paso y demostrar que es posible brindar otro tipo de apoyo ante situaciones de este tenor a nivel latinoamericano Rechazamos la forma en la que se ha dado este juicio político que los parlamentarios, sumariamente, hacen caer sobre el presidente Lugo y por tanto sobre la decisión soberana de la población.
Llamamos a los Gobiernos, Partidos y Organizaciones del pueblo de nuestra patria grande latinoamericana a manifestarse a favor del proceso que viene llevando Lugo y a defender por tanto la movilización del pueblo paraguayo.
Asimismo, sostenemos que debería exigirse que se permita la defensa legítima al Presidente Lugo, y destacamos que no hubo argumentación alguna por parte de los 76 Diputados que votaron el Juicio político; no hubo uno de ellos que esbozara un motivo para destituir al Presidente electo por su pueblo.
Apoyamos la democracia y las instituciones democráticas que hacen posible el desarrollo del país y la defensa de su soberanía.
Nos oponemos rotundamente a que suceda en la hermana República del Paraguay, lo mismo que hace 3 años sucediera en Honduras, en donde se destituyó por la fuerza al Presidente constitucional Manuel Zelaya y se cometieron las atrocidades que tanto daño le han causado a su pueblo.
Uruguay, 21 de Junio de 2012.
Secretaría de Relaciones Internacionales
Movimiento de Participación Popular