Frente AmplioVisto:
Que los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra y Francia hacen un llamamiento a la intervención militar en Siria, ante la supuesta utilización del uso de armas químicas por parte de su gobierno.
Considerando:
La autorización del gobierno sirio a la Misión de Investigación de Naciones Unidas, para que determine el uso de armas químicas en ese país y que la misma ha iniciado sus labores en el terreno.
Que en anteriores oportunidades se ha actuado bajo supuestos nunca confirmados para llevar adelante acciones militares contra estados soberanos (como fue el ataque a Irak en 2003, bajo el supuesto de la existencia de armas de destrucción masiva).
Entendiendo:
Que una agresión a Siria, sin que esté determinada la procedencia del ataque químico y sin una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, constituiría una flagrante violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional.
Que esa agresión, además de aumentar los peligros para la paz y la seguridad internacional, provocaría gravísimas consecuencias para la ya convulsionada región del Medio Oriente, generando más muertes y miseria para el pueblo sirio que sufrirá dichos ataques, tal como ocurrió en Afganistán, Irak y Libia recientemente,
Que un ataque sin resolución de la ONU y sin que quede probado el origen del ataque con armas químicas debe entenderse como una agresión dirigida a debilitar el potencial militar sirio y tomar partido abiertamente por una de las partes en el conflicto interno que se desarrolla en la República de Siria.
En ese sentido el FRENTE AMPLIO:
1) Expresar su más firme respaldo a la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción.
2) Reafirma su compromiso con la resolución diplomática, política y pacífica de los conflictos y hace un llamado a la comunidad internacional a comprometerse con la paz para el pueblo sirio en el marco del Derecho Internacional en el ámbito de Naciones Unidas;
3) Considera necesario que la Misión de las Naciones Unidas se expida sobre el uso de gas nervioso y de confirmarse su utilización, se aclare expresamente de qué bando en el conflicto procedió el ataque. Identificados los responsables deben ser sometidos al Tribunal Penal Internacional;
4) Expresa su enérgico rechazo a un ataque militar a Siria y respalda la independencia, la soberanía e integridad territorial de Siria y la autodeterminación de su pueblo, como base de una solución política a la crisis en dicho país y a la salvaguarda de la paz en la región.
Montevideo, 05 de setiembre de 2013