AMERICA LATINA EN EL MUNDO
El XX Encuentro del Foro de Sao Paulo en Bolivia
Niko Schvarz
La ciudad de La Paz, sede del gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, albergó del 25 al 28 de agosto, el XX Encuentro del Foro de Sao Paulo (FSP), en el que participamos integrando una nutrida delegación del Frente Amplio uruguayo, El evento transcurrió bajo el lema: “Derrotar la pobreza y la contraofensiva imperialista, conquistar el Vivir Bien, el desarrollo y la integración en Nuestra América”. Se constituyó en un éxito rotundo, con la amplia participación de los partidos integrantes del FSP en los países de América Latina y el Caribe, por la presencia de delegaciones fraternales de los países de la Unión Europea, Estados Unidos y Asia, y tuvo notoria repercusión internacional. La reunión se celebró en vísperas de que el FSP cumpliera un cuarto de siglo de vida, ya que nació en julio de 1990 en la ciudad bandeirante por iniciativa de Lula (que envió un conceptuoso mensaje grabado a la sesión inaugural) y del líder cubano Fidel Castro. Permitió medir el avance y consolidación de este preciado instrumento de unidad de las fuerza de izquierda, democráticas avanzadas, antiimperialistas y socialistas del continente. Exhibió los avances y conquistas de los pueblos de la nueva América Latina ante la crítica situación del mundo de hoy. Como dice Eduardo Galeano: “Vamos a ofrecer al mundo un mundo diferente”.
Fue esta la primera vez que un encuentro del FSP se celebraba en Bolivia, y su organizador fue el Movimiento al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS – IPSP). Como expresa la Declaración Final, “nos complace particularmente estar en un país donde un gobierno de los movimientos sociales lleva a cabo una revolución democrática y cultural fundamentada en la recuperación de los recursos naturales, el liderazgo estatal, la soberanía, el comunitarismo y el socialismo en la perspectiva del Vivir Bien. Declaramos nuestro respaldo al compañero Evo Morales, a su gobierno y al MAS – IPSP, al mismo tiempo que felicitamos al pueblo boliviano por los grandes logros obtenidos en este proceso de cambios profundos: construcción del Estado Plurinacional y la aplicación de un modelo económico que genera excedentes y los redistribuye en beneficio de toda la población. Estamos seguros que esta revolución se profundizará después de las elecciones de octubre próximo. El FSP rescata el aporte de Bolivia en la articulación del socialismo con el proyecto emancipador de los pueblos indígenas”.
El continente vive un cambio de época
En el encuentro se valoró el exitoso camino recorrido por el FSP desde su fundación. Cuando fue creado, un solo país de la región estaba gobernado por un partido perteneciente al Foro y hoy son más de diez. La izquierda, con diferentes procesos de acumulación, en los últimos años no ha perdido las elecciones en ningún país de América Latina después de haberlas ganado. Los únicos casos en que ha perdido el gobierno han sido por golpes de Estado, como en Honduras y Paraguay. “Hoy América Latina vive, ya no una época de cambios, sino un cambio de época”, señala la declaración, recogiendo la definición del presidente ecuatoriano Rafael Correa.
Esto se confirma con el examen de la situación país por país, definido por la continuidad en el avance de las fuerzas progresistas y de izquierda. Se destaca la victoria este año del pueblo salvadoreño y el FMLN en la elección de Salvador Sánchez Cerén; la presencia y el impacto de la revolución sandinista nuevamente en marcha en Nicaragua, luego de la recuperación del poder en 2006; la victoria de la presidenta Michelle Bachelet en Chile, a la cabeza de la coalición Nueva Mayoría. Sumado a esto, se verifica el avance de la izquierda en Costa Rica con el Frente Amplio, y en Honduras con las posiciones conquistadas por el Partido LIBRE, a pesar de que el régimen militarista continúa asesinando a dirigentes de la oposición.
En respuesta a estos logros, la derecha y ultraderecha reinciden en implementar una estrategia de desestabilización, como sucedió este año en Venezuela, mediante acciones claramente golpistas que fueron desbaratadas por el pueblo venezolano, consciente, movilizado y organizado, así como por Fuerzas Armadas bolivarianas, cuya disciplina tiene como fundamento su espíritu patriótico en defensa de la revolución. Este hecho pone en evidencia el peligro de la restauración conservadora que se pretende introducir en nuestros países a través de una amplia gama de instrumentos subversivos dirigidos por EEUU conjuntamente con organizaciones de la derecha, corporaciones transnacionales y medios de comunicación. En este sentido, está en curso lo que puede denominarse una “guerra no convencional”.
Desde luego, estuvo presente en la reunión la solidaridad con Argentina en su lucha contra los Fondos Buitres y por la soberanía sobre las Malvinas. Esto se une a la reiterada definición anticolonialista, que se expresa en el apoyo a la lucha independentista de Puerto Rico (unido a la liberación de Oscar López Rivera), de los territorios bajo dominación europea como Martinica, Guadalupe, Aruba, Bonaire, Curazao y de la llamada Guayana Francesa, reafirmando su derecho a la autodeterminación.
El encuentro se pronunció una vez más contra el criminal, injusto e inhumano bloqueo comercial, financiero y económico de Estados Unidos contra Cuba y por la libertad de los patriotas antiterroristas cubanos encarcelados en prisiones estadounidenses. Se destaca el proceso de actualización del socialismo que tiene lugar en Cuba, de importancia estratégica y económica para el país y el continente. Su papel protagónico en el ámbito regional e internacional salió fortalecido en la reciente II Cumbre de la CELAC.
El logro de una paz justa y democrática en Colombia es fundamental para la región. Se expresó un respaldo decidido al diálogo entre las FARC-EP y el gobierno colombiano que se desarrolla en La Habana, en procura de un cese al fuego bilateral y la humanización del conflicto, a la vez que se apoyó la apertura de negociaciones con el ELN y el inicio de contactos con el EPL.
En la reunión se alertó sobre el peligro que implica la creación de la Alianza del Pacífico para el proceso de integración de América Latina y se subrayó la importancia de la reciente reunión de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), celebrada en Fortaleza, Brasil, y de crear un Banco de Desarrollo y la “Cuota Acuerdo de Reserva”, lo mismo que la reunión entre los BRICS y la Unasur, entre China y la CELAC y la cumbre del G-77 más China. La conclusión de este capítulo es que “desde la perspectiva de la unidad e integración latinoamericana es importante actuar en el fortalecimiento de todos los mecanismos de integración y foros políticos regionales como la Unasur y la CELAC. De la misma forma el Mercosur, el ALBA, Petrocaribe y CARICOM”. En cuanto al Mercosur, que nos interesa particularmente, se considera fundamental que continúe con el proceso de ampliación de la integración iniciada en el Cono Sur.
“Así vamos avanzando y construyendo nuestros propios caminos, surgidos de nuestra propia realidad y de nuestra propia historia”, señala la declaración, y concluye: “Sólo el desarrollo de este proceso integracionista garantiza la autodeterminación y la soberanía de nuestros países y, una vez que nuestros pueblos asuman esta bandera, el proceso será irreversible”.
El genocidio en Gaza
Los ataques de Israel en la Franja de Gaza motivaron una resolución especial, y un representante palestino informó al respecto en la plenaria final. La resolución califica los atentados como un genocidio perpetrado por el gobierno de Israel. A esa altura se contabilizaban 2143 muertos, entre ellos muchos niños y mujeres, tras 51 días de bombardeos, a lo que se suma el arrasamiento de viviendas, de escuelas, hospitales y locales de Naciones Unidas. Se reclamó una paz digna, total y definitiva, el acatamiento por parte de Israel de las resoluciones de la ONU, que la justicia penal internacional condene a los responsables de la violencia y que una comisión del Grupo de Trabajo del FSP visite la zona. A la vez se denunció que el objetivo de la ofensiva israelí es la anexión del territorio de la Franja de Gaza.
El FSP se solidarizó con la lucha del pueblo saharaui que está impulsando el Frente Polisario y la RASD, por los derechos territoriales que les están siendo negados por la monarquía marroquí desde 1975.
Por una victoria electoral en Bolivia, Brasil y Uruguay
La reunión culminó con un llamado a respaldar las fórmulas electorales de Evo Morales y Álvaro García Linera, Dilma Rousseff y Michel Temer, y Tabaré Vázquez y Raúl Sendic, en las elecciones presidenciales del próximo mes de octubre en Bolivia, Brasil y Uruguay. En estas elecciones la disputa es intensa entre izquierda y derecha y “nuestra victoria es vital para la continuación del proceso de transformaciones económicas, sociales y políticas en la región latinoamericana y caribeña”.
Publicado en LA REPÚBLICA, 4 de setiembre 2014, pág. 17