Coordinación Socialista de América Latina emite decla …

El Plenario de la Coordinación Socialista de América Latina, reunido el día 2 de diciembre de 2011 en Brasilia, bajo la dirección de su Presidente, Roberto Amaral, del Partido Socialista Brasileño, y de su Vicepresidenta, Estela Molero, del Partido Socialista Argentino, ha emitido la siguiente declaración solidaria con el pueblo saharaui:
Coordinación Socialista Latinoamericana. Declaración
A poco más de un año del asalto y destrucción del “Campamento de la Dignidad” con un saldo de varios muertos y cientos de heridos y detenidos, prosigue y se acentúa la represión contra la población civil saharaui en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. La novedad es que la monarquía marroquí está utilizando a los colonos de esa nacionalidad para reprimir a quienes se atreven a manifestar su rechazo a la presencia de los ocupantes. De este modo, grupos de colonos persiguen y apalean saharauis y toman por asalto e incendian sus viviendas.
En el Sáhara Occidental se violan los derechos humanos más elementales y se viola el Derecho Internacional para impedir que la población saharaui pueda expresar su voluntad política a través del referendum de autodeterminación auspiciado por las Naciones Unidas. Mientras tanto, las autoridades ocupantes saquean ilegalmente los recursos naturales del territorio ocupado -fosfatos y pesca- y someten a la población autóctona a la desocupación, la marginación social y la represión permanente.
Actualmente hay más de sesenta presos políticos distribuidos en diversas cárceles de la monarquía. Todos ellos han pasado por la tortura y están sujetos a durísimas condiciones penitenciarias por el único delito de reclamar el fin de la ocupación marroquí, que se inició con la invasión militar en octubre de 1975.
Por otro lado, doscientos mil saharauis refugiados en los campamentos de Tinduf -en Argelia- esperan que la ONU haga cumplir sus numerosas resoluciones acerca de la realización del Referéndum de Autodeterminación para poder retornar a su patria. La denominada Misión de Naciones Unidas para el Reféndum del Sahara Occidental -MINURSO-, creada en 1991, no sólo ha incumplido con su cometido sino que, por presiones de Francia, es la unica misión de la ONU que  está impedida de proteger los derechos humanos de una población desarmada y sometida a la ocupación militar extranjera.
Por todo lo anterior se hace imperioso reforzar la solidaridad con el pueblo saharaui y con su Estado, la República Árabe Saharaui Democrática.
No hay ningún país haya reconocido la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. El propio hecho de que la ONU tipifique a Marruecos como potencia ocupante y que 84 países -de los cuales 27 son latinoamericanos- hayan reconocido al Estado saharaui, son razones suficientes para exigirle a la ONU que haga cumplir sus resoluciones y haga respetar el Derecho Internacional,  realizando el Referéndum de autodeterminación, varias veces postergado desde la entrada en vigor del acuerdo de alto al fuego, firmado entre el reino de Marruecos y el Frente Polisario en setiembre de 1991.
Mientras ello ocurre, la Coordinación Socialista Latinoamericana le solicita al gobierno de Francia el levantamiento del veto que impide a la MINURSO proteger los derechos humanos de la población saharaui en los territorios ocupados por Marruecos.
La Coordinación Socialista Latinoamericana también le solicita a los gobiernos de Chile, Argentina y Brasil el reconocimiento del Estado saharaui tal como ya lo han hecho los demás países de América Latina y el Caribe. Al respecto es necesario recordar que nuestros países tienen una larga experiencia en materia de sufrimientos y humillaciones por causa de agresiones armadas y presiones de todo tipo, provenientes de potencias extranjeras con vocación colonialista.
No podemos permitir que la razón de la fuerza prevalezca sobre el derecho de los pueblos a su autodeterminación.