Condenamos enérgicamente el mas reciente paso del golpe en Brasil, con la admisión del proceso de impeachment de la presidenta Dilma Rousseff en el Senado Federal.

La conquista de la democracia, construida con la lucha de millones de compañeras y compañeros contra el dominio de las dictaduras, contra el neoliberalismo y por más justicia y equidad social es la historia permanente en nuestra América Latina y el Caribe.
Es inadmisible que los sectores más conservadores y retrógrados del país, junto a los medios monopolizados, aprueben la admisión del impedimento de una presidenta que no ha cometido ningún crimen, que impongan un gobierno ilegítimo bajo un artificio jurídico.
Una vez más denunciamos una nueva generación de golpes en América Latina, que utilizan un ropaje constitucional, pero que no tienen contenido legal, para pisotear la democracia, como ha pasado también en Honduras, Paraguay y ahora en Brasil. Tras la tragedia de las dictaduras en nuestra región, los golpes se repiten bajo una farsa institucional.
Bajo esta farsa, los proyectos de la derecha que han sido sucesivamente derrotados por el voto popular, incapaces de vencer legítimamente en las urnas, buscan revertir los avances socioeconómicos de la última década y buscan imponer su programa de austeridad, de privatizaciones, de sumisión internacional y contra los derechos de las minorías.
La lucha por la democracia en Brasil, por el restablecimiento de la soberanía popular y del Estado democrático de derecho es una lucha de nuestra América Latina y el Caribe.
Manifestamos nuestra profunda solidaridad al pueblo brasileño en este día triste de su historia.
Expresamos también nuestra solidaridad a la Presidenta Dilma Rousseff por la injusticia sufrida y para la jornada próxima de su defensa durante el juicio de mérito en el Senado.
Apoyamos las movilizaciones permanentes convocadas por el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), por  el Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo, y por todos los sectores democráticos del país.
Decimos no al retroceso de la democracia, no a los usurpadores y golpistas, no al gobierno ilegítimo de Michel Temer.

¡No al golpe en Brasil!

Grupo de Trabajo
Foro de Sao Paulo

13 de mayo 2016