Por Héctor Llaitul Carillanca, Ramón Llanquileo Pilquimán,
José Huenuche Reimán, Jonathan Huillical Méndez (30/05/11)
En la pequeña ciudad de Cañete, VIII región de Chile, a unos 650 kilómetros al sur de Santiago, 17 presos políticos Mapuche fueron el objeto de un juicio que se desarrolló entre noviembre del 2010 y febrero del 2011, acusados de una serie de delitos ligados a la violación de la propiedad privada y a un “supuesto” ataque a un Fiscal de la República chilena. Fueron también acusados de formar parte de una organización terrorista. La instrucción del proceso se basó en la aplicación de la ley antiterrorista heredada de la dictadura militar de Pinochet, lo que redujo considerablemente sus derechos a la defensa, privándolos de un juicio justo.
Finalmente, sólo 4 de los 17 inculpados fueron condenados, y sobre la base de las acusaciones de “testigos secretos” cuya identidad fue ocultada a los abogados de la defensa, manchando sus testimonios de parcialidad. Los 4 Mapuche condenados reivindican públicamente su militancia por la lucha de la autonomía del Pueblo Nación Mapuche, en su calidad de miembros de la CAM (Coordinadora Arauco-Malleco). Si bien es cierto que 13 de los 17 acusados fueron absueltos, estos pasaron casi dos años en prisión preventiva sin que ningún tribunal los juzgara.
Considerando que los 17 Mapuche incriminados por las mismas acusaciones, donde ninguna prueba fué fehaciente, igual 4 de ellos fueron condenados a severas penas entre 25 y 20 años, sin que hubiera “crimen de sangre”.
Además de este proceso, hemos asistido en Chile desde hace unos diez años, a la criuinalización sistemática, léase la “judicialización” de las reivindicaciones sociales y políticas de los Mapuche, las acciones dirigidas a defender el territorio ancestral del Pueblo Nación Mapuche, contra una mercantilización a paso forzado ( industrias forestales, represas hidroeléctricas, explotaciones mineras, etc.,) que han sido asimiladas a actos terroristas.
Así entonces, desde el fin de la dictadura militar y el “retorno a la democracia”, más de 500 Mapuche han sido deferidos ante los tribunales por protestas sociales y políticas. En su abrumadora mayoría, los tribunales se pronunciaron por la absolución de los acusados, lo que no impidió que hombres, mujeres y niños, pasaran meses, incluso años en prisión preventiva.
Dicho en otros términos, el Estado chileno optó por responder a las legítimas reivindicaciones del Pueblo Nación Mapuche, con el uso excesivo del código penal frente a las protestas sociales y políticas, a pesar de que estos hechos se caracterizan por la no violencia, puesto que diversas expresiones de lucha Mapuche durante 20 años, prueban que no hubo ninguna víctima.
Los 4 condenados del juicio de Cañete empezaron una huelga de hambre hace casi 80 días, con el objeto de exigir un juicio justo. Dos entre ellos, fueron hospitalizados debido a la degradación de su estado de salud. Paralelamente a la huelga de hambre, ellos depositaron a la Corte Suprema una petición de anulación del juicio.
Frente a esta realidad y a sus reivindicaciones, queremos expresar nuestra solidaridad con estos 4 compañeros Mapuche, asociándonos a sus justas reivindicaciones:
– Anulación por la Corte Suprema del juicio emitido por el tribunal de Cañete
– Liberación inmediata de todos los prisioneros políticos Mapuche.
Por último, y de manera más general, nosotros condenamos la represión a la: cual son sometidos los militantes Mapuche en la lucha por el reconocimiento de sus derechos territoriales, culturales, civiles y políticos, todos derechos reconocidos por una serie de organismos internacionales, así como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, del cual Chile adhirió en septiembre del 2009.
Paris, 30 de Mayo 2011
PARTIDOS, ORGANIZACIONES, SINDICATOS, ASOCIACIONES FIRMANTES
NPA (Nouveau Parti Anticapitaliste)
Collectif de Soutien au Peuple Mapuche/France (CECT/France, AFAENAC,
Association « Pueblo Mapuche », Association Ingalañ bro an Alre/Bretagne)
Association franco chilienne « Cordillera » (Villeneuve d’Ascq – France)
Association Nuevo Concepto Latino
Association Terre et Liberté pour Arauco
Collectif pour les Droits de l’Homme au Chili – Paris
Comité de Solidarité avec les Indiens des Amériques (CSIA – Nitassinan)
Fondation France Libertés – Danielle Mitterrand
MRAP (Mouvement contre le Racisme et pour l’Amitié entre les Peuples)