Solidaridad con el compañero Lula, por P-mas (Paraguay)

Antes las botas militares hoy los flashes de las cámaras. El linchamiento mediático quiere echar por tierra la presunción de inocencia.

En Brasil estamos viendo nítidamente como los roles de las instituciones civiles y publicas han cambiado: Los medios de comunicación en justicia inquisidora que condena y el Poder Judicial que como un garrote político, entra a hacer contrapeso al Partido de los Trabajadores, con una acción desproporcional contra su principal referente: Lula. Con acciones similares tanto en Uruguay, Bolivia y Venezuela buscan erosionar la capacidad de las fuerzas progresistas y de izquierda, lo que no ganan en las urnas buscan compensar a través de la difamación, el chantaje y el linchamiento público.

Lo que demuestra el caso Lula es que el aparato judicial en ciertos países es un instrumento al servicio de las elites económicamente dominantes; los medios de comunicación siguen construyendo verdades a medida de sus intereses. Los partidos y soportes del neoliberalismo emprenden un libreto común en los lugares en donde la izquierda representa un peligro. El objetivo es restaurar el viejo orden neoliberal, como lo vemos en Argentina.

La izquierda brasileña sabrá, como a lo largo de su historia, frenar el atropello de los poderosos y organizar la defensa de la democracia. Expresamos nuestra solidaridad con Lula y el Partido del Los Trabajadores.

Cada avance de las fuerzas de restauración neoliberal en cada país es un retroceso para la región entera.

Hasta la victoria, siempre

Asunción de Paraguay, 7 de marzo de 2016

Henrique Ferreira
Secretario de Relaciones Internacionales

Download: Download en PDF