Resolución sobre Cuba

El XXIII Encuentro del Foro de Sao Paulo, reunido en la Ciudad de Managua, Nicaragua, Centroamérica, los días del 15 al 19 de julio de 2017, aprobó la siguiente Resolución a favor de Cuba, sobre la base de las siguientes consideraciones:

Cuando en diciembre de 2014, se abrió lo que se conoció como una nueva “era” en las relaciones entre la República de Cuba y los Estados Unidos de América, escuchamos las palabras de Raúl Castro cuando declaró “Hemos acordado el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Proponemos al gobierno de Estados Unidos adoptar medidas mutuas para mejorar el clima y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países basados en los principios del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas” y continúo, “Exhorto al gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países”, para concluir señalando que “Los progresos alcanzados en los intercambios obtenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas. Como hemos repetido debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias. Sobre estos importantes temas volveremos a hablar más adelante”, y reiteró la voluntad del gobierno de Cuba de convivir pacíficamente así como reiteró su voluntad por cooperar en los organismos multilaterales y las Naciones Unidas para discutir sobre las profundas diferencias que mantiene con el gobierno de los Estados Unidos de América sobre asuntos importantes como el respeto a la soberanía nacional, derechos humanos, y política interna.

Sin embargo, y pese al tiempo transcurrido de esa histórica reanudación de las relaciones bilaterales entre ambos países, con preocupación vemos el incumplimiento de lo que entorpece una relación de respeto mutuo, entre países. El injusto, criminal  e inhumano bloqueo persiste, y con todo y el mismo, aunado  a la no devolución del territorio de Guantánamo, Cuba ha sabido ser fiel a su Revolución y no ha comprometido sus principios. Ha sabido salir adelante con total dignidad y, los Estados Unidos de América debieran dar muestra seria de respeto pleno a la soberanía nacional cubana, de la que el Presidente Raúl Castro ha dicho “Jamás aceptaremos condicionamientos que laceren la soberanía y  dignidad de la patria.”

Rechazamos una vez más, la política injerencista de los Estados Unidos de América, así como su “nueva política” hacia Cuba impulsada por el Sr. Trump, y expresamos el más firme rechazo a la Ley de Ajuste Cubano, que estimula la emigración ilegal y desordenada, y la trata de personas desde Cuba hacia el vecino país del norte.

Respaldamos la actualización del modelo económico y social de la República de Cuba, con el objetivo de garantizar la continuidad e irreversibilidad del Socialismo y saludamos que el VII Congreso del PCC, haya demostrado una vez más, su firmeza ideológica, claridad estratégica y agudeza política para la unidad del pueblo y la Revolución cubana.


VIVA CUBA SOCIALISTA

VIVA FIDEL

 Dado en Managua, Nicaragua, Centroamérica, a los 19 días del mes de julio de 2017

 

 

 

Download: Descargar en PDF | Download in PDF