Por qué la Constituyente sí es la solución?

La Constituyente SÍ es la solución, porque gana la paz, la política y el diálogo sobre la violencia y el terrorismo.
• La Constituyente representa un proceso pacífico que reivindica el diálogo y la política, ante la violencia terrorista que pretende imponernos la derecha.
• La escalada de violencia sólo puede llevarnos a la guerra, la destrucción y la muerte de la Nación.
• Ante este riesgo real, la Constituyente garantiza un gran espacio de diálogo donde todos los sectores de la vida nacional tienen el poder de participar y de decidir.
• Afianzará la ética del diálogo como método para preservar lo que somos y planificar lo que queremos ser.
• La Constituyente es la paz, la esperanza y la base para el gran futuro que merece Venezuela.


La Constituyente SÍ es la solución, porque es un mecanismo constitucional, democrático y electoral. 
• La Constituyente es una figura consagrada en la Constitución de 1999 que tiene como objeto transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico.
• Es un mecanismo democrático y electoral porque:

Es el pueblo el que decide sus integrantes mediante el voto universal, directo y secreto;
Es el pueblo el que participa protagónicamente en el proceso constituyente con sus debates,
aportes y propuestas.
Es el pueblo el que aprobará las modificaciones a la Constitución mediante un referendo popular.

La Constituyente podrá modificar la Constitución, pero también podrá aprobar actos, decretos y leyes de rango constitucional que contribuirán integralmente a la paz; la estabilidad y el desarrollo económico, social y político de Venezuela.


La Constituyente SÍ es la solución, porque ampliará los derechos de todas y todos y establecerá los derechos de la madre tierra.
• Dará rango constitucional a las Misiones y Grandes Misiones como políticas y programas que permiten al pueblo disfrutar y ejercer sus derechos.
• Establecerá a los CLAP como forma de organización del pueblo que garantiza el abastecimiento seguro de cada familia venezolana.
• Garantizará un nivel adecuado y suficiente de recursos para la inversión social, como parte de un sistema integral de redistribución justa de los ingresos nacionales.
• Incrementará la protección de los derechos de la familia, la mujer y los niños y niñas.
• Permitirá ampliar y profundizar los derechos civiles y políticos, para que el pueblo sea cada vez más protagonista de su propia historia.
• Fortalecerá el sistema de atención primaria en salud a través de la Misión Barrio Adentro.
• Establecerá los derechos de la naturaleza, como fuente primaria para la vida.
• Combatirá las causas y los efectos del cambio climático y los delitos contra la madre tierra.

La Constituyente SÍ es la solución, porque impulsará la superación del rentismo rumbo a la Venezuela Potencia Productiva.
• Protegerá especialmente al trabajo, a las trabajadoras y los trabajadores como protagonistas del proceso productivo y como motores del desarrollo nacional.
• Reforzará el control soberano sobre los recursos y riquezas que pertenecen al pueblo.
• Establecerá las bases para que produzcamos en Venezuela los bienes y servicios que el pueblo necesita.
• Fortalecerá el papel del petróleo, el gas y las reservas mineras como palanca para el desarrollo de las demás áreas de la economía.

La Constituyente SÍ es la solución, porque entrega más poder al pueblo para resolver sus problemas y atender sus desafíos. 
• La Constituyente expresa en sí misma el ejercicio del poder originario del pueblo para definir, construir y fortalecer su proyecto nacional, es decir, la Venezuela Potencia que proyectó el Comandante Supremo Hugo Chávez.
• Establecerá más y mejores mecanismos para que el pueblo organizado tenga competencias y capacidades concretas en la planificación, gestión y control de las políticas a nivel comunitario, municipal, estadal y nacional.
• Consagrará los consejos de trabajadoras y trabajadores, así como otras formas de organización de base territorial y sectorial de la población.
• Dará más poder para el pueblo, lo que significa más y mejor democracia.

La Constituyente SÍ es la solución, porque protege la soberanía ante amenazas internas y externas. 
• Afianzará la condición irrevocablemente libre, soberana e independiente de la República y de sus instituciones ante los poderes mundiales.
• Fortalecerá el poder del Estado para combatir los delitos contra la Patria y la sociedad, tales como el terrorismo, la injerencia extranjera, el paramilitarismo, la corrupción, el contrabando de extracción, la especulación, el narcotráfico, la promoción del odio social, entre otros.
• Instituirá la Comisión de la Verdad con plenos poderes para garantizar la justicia y la reparación de las víctimas del terrorismo y la violencia fascista.
• Consolidará el rol de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la seguridad, defensa y desarrollo integral de la República.
• Profundizará el compromiso del Estado en el proceso de la unión latinoamericana y caribeña y en la conformación de un mundo pluripolar.

La Constituyente SÍ es la solución, porque golpeará con fuerza la inflación y la especulación.
• Protegerá especialmente el salario, la pensión y los ingresos familiares.
• Aprobará una ley de rango constitucional para congelar el aumento indiscriminado de precios.
• Permitirá poner en marcha un sistema de distribución y abastecimiento que garantice la disponibilidad
de bienes para toda la población.
• Regulará al mercado en función de beneficiar el equilibrio entre productores/as, consumidores/as
y usuarios/as.
• Golpeará duramente a los especuladores y contrabandistas.

La Constituyente SÍ es la solución, porque permitirá combatir la inseguridad con un Estado más fuerte.
• Aprobará un decreto constitucional de transformación del Poder Judicial y del Ministerio Público, para que sean instituciones más justas, expeditas, oportunas y dignas al servicio del pueblo y de la paz.
• Establecerá penas más severas para los delitos de homicidio, secuestro, violación, robo, violencia de género, así como para los delitos contra los niños y niñas.
• Reforzará capacidades de los cuerpos de seguridad para prevenir y combatir el delito.

La Constituyente SÍ es la solución, porque afianzará el orgullo de ser venezolano y venezolana.
• Prioriza el sentido de Patria ante cualquier crisis o sesgo que ponga en riesgo su existencia.
• Enaltecerá los valores y principios de la venezolanidad, así como los de la República Bolivariana, en su carácter pluricultural.
• Potenciará el conocimiento y el amor a la Patria, a sus símbolos y a su historia de resistencia, heroísmo e independencia.
• Contribuirá a repensar y recomponer lo común nacional ante la amenaza de la violencia.
• Protegerá las expresiones culturales de todo el territorio nacional, a las cultoras y cultores, así como
a las personas y organizaciones que contribuyen a su preservación y recreación.
• Permitirá proteger y preservar el patrimonio natural y cultural tangible e intangible, potenciando su reconocimiento nacional e internacional, así como el turismo como actividad que refuerza la identidad y la diversidad.
• Incorporará al debate político la dimensión sensible y estética del país, indispensable para la construcción de futuro.
• Profundizará el proceso de descolonización para superar taras como el racismo y el machismo implícitos en la tradición occidental.

La Constituyente SÍ es la solución, porque consolidará los derechos de la juventud, como garantía de desarrollo presente y futuro de Venezuela.
• Consolidará el derecho a la educación pública, universal, gratuita y de calidad en todos sus niveles y modalidades.
• Garantizará el trabajo juvenil para que concentren todos sus talentos y capacidades en el desarrollo de Venezuela.
• Afianzará el acceso y uso consciente de las tecnologías.
• Consagrará el derecho a la primera vivienda.
• Protegerá especialmente a las madres jóvenes, a sus hijos e hijas.
• Establecerá el acceso al crédito para el emprendimiento productivo y políticas de estímulo a estudiantes, jóvenes profesionales y técnicos para la formación, la investigación, la innovación y la creación en todas sus formas.