PMAS Paraguay: Lobos disfrazados de corderos

Partido del Movimiento al Socialismo (P-MAS) – Paraguay

Comunicado Público


Lobos disfrazados de corderos

Una vez más, vemos como los oviedistas descubren su verdadera cara, apoyando el golpe “aleccionador” ocurrido en Honduras el pasado 28 de junio. Este Golpe de Estado que derroca al presidente constitucional Manuel Zelaya, pisoteando la voluntad popular expresada en elecciones legítimas, violando toda clase de leyes y derechos humanos; actuando, de esta manera, como verdaderos bandoleros, asaltando a mano armada las instituciones democráticas.

Desde el Partido del Movimiento al Socialismo (P-MAS) expresamos ante todo el respeto a la República, sistema político escogido por el pueblo de Honduras y de América Latina y el Caribe, que se basa en la elección de toda su estructura por el voto popular y reside en el pueblo la ultima raíz de legitimidad y soberanía, lo que, para el oviedismo, es una mera formalidad escrita en un papel, que puede arrugarse y tirarse al basurero cuando no resulta afín a sus caprichos, como ya lo demostraron patrocinando los golpes de Estado del 1996 y el 2000; bañando, como si fuera poco, la plaza del congreso con la sangre de jóvenes que lucharon por la democracia en marzo del 1999.

El Estado Republicano es el respeto a la voluntad del pueblo. Ese es un concepto, al parecer, demasiado profundo, para el nivel de comprensión de la pandilla de truhanes que conforma la bancada de legisladores del UNACE.

Considerar este atraco a la democracia, como “aleccionador de militares institucionalistas”, no puede ir más allá del balbuceo infantil de criminales disfrazados de demócratas, contrabandistas, traficantes de drogas y armas; que utilizan la política como un medio para defender sus oscuros intereses.

El P-MAS condena y repudia todo tipo de acciones golpistas que, de manera ilegitima y a espaldas de las clases populares, pretendan imponer los fascistas, aquí y en cualquier parte del mundo. Y es compromiso nuestro el de denunciar esta clase de atentados contra el pueblo paraguayo y contra cualquier pueblo hermano.

10 de julio de 2009

Conducción Nacional