Díaz-Canel: Cuba planteará en Foro de São Paulo fortalecer movilización ante arremetida imperial

Prensa FSP- PSUV 26.07.2019.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, significó la importancia del XXV Foro de Sao Paulo como un escenario para fortalecer la integración de las fuerzas de izquierda ante la ofensiva del imperio estadounidense contra toda nación que se niegue a subordinarse a sus intereses.

Esa posición la fijará Cuba en el foro que se estará realizando en Caracas, Venezuela, hasta el 28 de julio, ratificó.

«Estos mensajes de la Cuba de principios políticos invariables los llevaremos al Foro de Sao Paulo reunido en Caracas esta semana, para fortalecer la integración de las fuerzas de izquierda y su movilización frente a la ofensiva imperial que se ha propuesto quebrarnos, dividirnos, enfrentarnos», aseveró el Jefe de Estado cubano durante su intervención en el acto político cultural celebrado en la Plaza de la Patria de Bayano, en conmemoración del 66 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. |

En este escenario, Díaz-Canel denunció que el Gobierno de Estados Unidos (EEUU) agudiza las acciones coercitivas y agresiones contra Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«El cerco se cierra cada vez más sobre nuestro país como en torno a Venezuela, Nicaragua y cualquier otra nación que se niegue a aceptar el plan imperial para su destino», alertó.

Al referirse al bloqueo que por más de 50 años impone el Gobierno de EEUU a Cuba, el Presidente develó que la administración imperialista «ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba», reveló.

Refirió que tras seis décadas de bloqueo, las pérdidas acumuladas alcanzan 922 mil 630 millones de dólares y precisó que «sólo en el último año, de marzo de 2018 hasta abril de 2019, el bloqueo nos provocó pérdidas por valor de 4 mil 343 millones de dólares.»

«Con crueles acciones extraterritoriales de bloqueo, hoy se trata de impedir por todos los medios el arribo a puertos cubanos de los tanqueros, amenazando brutalmente a compañías navieras, a gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro», señaló.

No obstante estas agresiones, Díaz-Canel ratificó que Cuba no renunciará a su declarada voluntad de construir una relación civilizada con Estados Unidos, «pero tiene que basarse en el respeto mutuo a nuestras profundas diferencias. Cualquier propuesta que se aparte del respeto entre iguales no nos interesa», reafirmó.

Al pueblo norteamericano, el Presidente manifestó que se mantiene la invitación a visitar Cuba para que conozca la realidad del país, «nuestras puertas están abiertas. Vengan, vean y conozcan la realidad del país que les niegan visitar, en nombre de la libertad, derecho humano esencial que, según dicen, falta en Cuba y abunda allí», añadió.