Declaración del Grupo de Trabajo del Foro de São Paulo acerca de la ratificación de la sentencia al compañero ex-Presidente Luis Inacio Lula da Silva

El Grupo de Trabajo del Foro de Sao Pablo ante la ratificación y agravación por parte del Tribunal de Revisión Federal 4, de la sentencia de primera instancia contra el ex – Presidente Lula da Silva expresa:

Una parte importante del Poder Judicial brasileño se ha transformado en un instrumento con objetivos políticos dirigidos a perseguir al Partido de los Trabajadores, a sus principales referentes y particularmente al ex Presidente Lula.

Esto se inscribe en el papel jugado por las élites políticas, las empresariales y los grandes medios de comunicación que vienen llevando adelante desde hace años una ofensiva política, mediática y jurídica para retomar el control de las decisiones políticas y económicas en Brasil. Dicha ofensiva implicó el Golpe Parlamentario a la Presidenta Dilma Rousseff, la persecución selectiva de dirigentes del PT, y como emblema, la persecución judicial al ex Presidente Lula, particularmente para impedir su candidatura en las próximas elecciones presidenciales, para evitar que vuelva a la Presidencia de la República Federativa de Brasil como pronostican todas las encuestas.

El objetivo de retomar el control político y económico, como ha quedado demostrado desde el desplazamiento de la Presidenta Dilma Rousseff, ha estado dirigido a revertir los avances en materia social y en la construcción de una sociedad más justa y soberana. No solo se ha congelado el gasto social por 20 años, se han arrasado los derechos de los trabajadores, se tiene en agenda acabar con los derechos en materia previsional y se han puesto a disposición de las grandes transnacionales y del capital financiero internacional las reservas petroleras del PRESAL. A todo lo anterior se debe agregar el objetivo de terminar con la política soberana en materia de política internacional y subordinarla a los intereses de los Estados Unidos.

La sentencia de primera instancia y su revisión por el TRF4 ha sido cuestionada y rechazada por importantes juristas a nivel internacional, por la evidente falta de imparcialidad, por la falta de garantías del debido proceso y por un enjuiciamiento basado en convicciones y carente de pruebas. Dicho proceso pone en cuestión la institucionalidad democrática de Brasil, con lo que implica para la estabilidad política del país y de la región.

Este accionar de las élites políticas empresariales, comunicacionales y judiciales no resulta nuevo en la región. Lo hemos visto operar en otros países propiciando golpes de Estado destituyentes, generando inestabilidad política en países con gobiernos de signo progresista, o persiguiendo liderazgos de igual signo.

La cuestión central en nuestro continente es la Democracia y la Justicia Social. Todo lo que las restrinja o debilite hace peligrar los derechos conquistados.

Desde ya denunciamos que un proceso electoral que excluya al ex – Presidente Lula, basado en sentencias sin pruebas y en procesos judiciales manipulados, se transformará en un inmenso fraude electoral por afectar la posibilidad de que el pueblo brasilero pueda expresar libremente su voluntad.

Por este medio, los partidos del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo enviamos nuestros saludos solidarios al histórico dirigente de nuestro continente Luiz Inácio Lula da Silva.