Declaración de solidaridad con Lula del Frente Amplio (Costa Rica)

El avance de la izquierda progresista en América Latina es un hecho incontrastable y que ha marcado y signado el inicio del siglo XXI. La sucesión de gobiernos en muchos países y el avance evidente de partidos en otros, no puede ser obviado. Sin embargo, como era de esperar y nos ha enseñado la Historia, los sectores oligárquicos, conservadores y que se habían beneficiado de las medidas neoliberales, han iniciado una ofensiva encaminada a restaurar el viejo orden de cosas. Pero a diferencia del siglo pasado, esta vez no lo hacen mediante los cuarteles y los fusiles. La nueva estrategia es la del “golpe blando”.

Esta estrategia se ha intensificado en sus acciones de forma generalizada en nuestra Patria Grande. Sistemas judiciales tomados y al servicio de estos intereses reaccionarios y con el uso de los medios de comunicación propiedad de las oligarquías, montan espectáculos mediáticos y apelan a la mentira y la falsedad para minar la confianza y el apoyo popular que, por demás, se ha manifestado recurrentemente en las urnas otorgando triunfos electorales inapelables al progresismo.

Este es el caso de Brasil hoy. La derecha conservadora ha ido constituyendo las condiciones para tratar de revertir sus derrotas electorales mediante un golpe en contra de la presidenta Dilma e instaurar un régimen de excepción arbitrario que les permita volver al control del gobierno.

Es en este contexto que consideramos que las acciones desplegadas el día de ayer en contra del compañero Lula da Silva, constituyen una nueva acción en la escalada desestabilizadora que se vive en el Brasil. Ante esta situación, dejamos patente nuestra solidaridad con Lula, con Dilma y con todas las fuerzas políticas y sociales que trabajan cada día porque la sociedad brasileña cuente con una estructura solidaria, inclusiva, participativa, justa y con el ser humano y los sectores populares como actores centrales.

Llamamos a todas las fuerzas progresistas de América Latina para que, como una sola fuerza, desarrollemos las acciones necesarias para brindar nuestro apoyo a Lula, Dilma y al Partido de los Trabajadores en este momento difícil y fundamental. Cada logro de la restauración conservadora en un país, afecta al conjunto de nuestros procesos, estemos o no el gobierno.

¡Unidad latinoamericana para resistir, luchar, avanzar y vencer!

San José de Costa Rica, 4 de marzo de 2016

Download: Download en PDF