Comunicado sobre plebiscito de estatus en Puerto Rico

El Partido Nacionalista de Puerto Rico, Movimiento Libertador, llama a la nación puertorriqueña a abstenerse de participar del llamado plebiscito programado para el próximo mes de junio por éste no contar con la condición fundamental que define un proceso como verdaderamente democrático y descolonizador: la soberanía.

Los plebiscitos en la historia de la humanidad se han celebrado para justificar conquistas territoriales.

En Puerto Rico, lo que ha movido a los colonialistas para celebrar un plebiscito, no ha sido el de resolver su destino político, sino una farsa para perpetuar el régimen colonial y restar méritos a la causa de la independencia.

Se combate el plebiscito porque se combate el voto que no es expresión de la soberanía de un pueblo a la vez que se señala el aparato corrupto de miles de burócratas colonialistas que hacen posible la perpetuación de una maquinaria política como gobierno colonial.

Puerto Rico es una nación intervenida militarmente que vive desde el 1898 bajo un régimen colonial impuesto por el invasor: Estados Unidos de Norteamérica. Participar en esta farsa consagraría la monstruosidad de darle valor legal a un plebiscito mediante el cual un pueblo decidiera vivir en el coloniaje.

Recordemos que es nula en derecho la voluntad de un pueblo expresada en forma de continuar como colonia, como es nula la voluntad de un hombre de continuar como esclavo. El imperio ha admitido que nunca existió una transferencia de poderes ni hubo pacto o convenio alguno con Puerto Rico y que éste es una mera posesión de la cual puede disponer según sea su antojo.

Lo único que resta es que de paso a un proceso de descolonización bajo la supervisión de la comunidad internacional. El plebiscito propuesto no cumple con los requisitos de descolonización del Derecho Internacional y sólo servirá para que Estados Unidos se lave la cara a costa de nuestra esclavitud colonial.

Instamos a la nación boricua a no dejarse manipular y no participar de ese ejercicio fútil y sin sentido.

¡El 11 de junio levanta tu bandera, ríndele homenaje, asiste a Manatí y honra nuestro símbolo nacional!

¡NO al plebiscito! ¡No al imperio! ¡Viva Puerto Rico Libre!