Alianza Progresista: El proceso de destitución en Brasil es una farsa

Estamos profundamente preocupados por la decisión del Senado brasileño. El Senado sometió a juicio político a Dilma Rousseff, la primera mujer en ser elegida presidenta de Brasil, y la destituyó de su cargo.Esta destitución pone fin a 13 años de gobierno del Partido de de los Trabajadores de Brasil, un período en el que millones de personas salieron de la pobreza y el país ganó gran reputación a nivel global.

Con este juicio político los partidos conservadores abusaron de un instrumento democrático importante para deponer a la presidenta democráticamente legitimada. Este es un precedente peligroso para la democracia brasileña y el ataque más duro contra la democracia brasileña de los últimos decenios.

La decisión del Senado hace caso omiso de la voluntad de los votantes brasileños y anula el resultado de las elecciones de 2014. No se deberá permitir que encuestas de opinión y marchas de protesta tengan un mayor peso que los principios constitucionales y las elecciones democráticas.

La Alianza Progresista rechaza este proceso parlamentario irregular y hace un llamamiento por el cumplimiento de los principios democráticos y la celebración de nuevas elecciones con la mayor brevedad posible.

Originalmente publicado aquí.