Acompañamiento Internacional a la implementación del Acuerdo Final entre el Gobierno colombiano y las FARC EP y apoyo al diálogo con el ELN

MISIÓN DE OBSERVACIÓN POLÍTICA DEL FORO DE SAO PAULO
Acompañamiento Internacional a la implementación del Acuerdo Final entre el Gobierno colombiano y las FARC EP y apoyo al diálogo con el ELN

Entre los días 18 y 22 de mayo del presenta año, una delegación internacional compuesta por la Diputada Nacional de El Salvador, Nidia Díaz; el Diputado Nacional de Uruguay, Roberto Chiazzaro; la Diputada Nacional de Argentina, Silvia Horne; la Secretaria Ejecutiva del Foro de Sao Paulo e integrante del Partido de los Trabajadores de Brasil, Mónica Valente; el integrante del Movimiento Evita de Argentina, Ernesto Pallialef; el Secretario General del Partido Convergencia de Guatemala, Pablo Monsanto; el miembro de la Secretaría Internacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Leonel Espinoza; la integrante del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico, Aurora Muriente Pastrana; y la representante del Grupo de Trabajo para América Latina del Partido de Izquierda Europea, Anna Camposampiero en el marco de la Misión de Observación Política del Foro de Sao Paulo se reunió con organizaciones sociales, sindicales, populares urbanas y rurales, la vicepresidencia del gobierno colombiano, representantes de las embajadas de los países garantes y acompañantes y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). Como resultado de estos intercambios, declaramos:

1. El Foro de Sao Paulo ratifica su respaldo al proceso de construcción de paz que se inicia en Colombia, con la implementación del Acuerdo Final entre las FARC-EP y el gobierno colombiano y el proceso de diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que esperamos logre el mejor acuerdo posible con la participación de la sociedad.

2. El Foro de Sao Paulo saluda la decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las FARC-EP por mantener en firme la bandera de la paz estable y duradera, a pesar de las dificultades que conlleva la implementación y las que recientemente surgen con el comunicado de prensa proferido por la Corte Constitucional. Apoyamos decididamente este compromiso patriótico de las partes ante su pueblo y la comunidad internacional.

3. El Acuerdo Final tiene un carácter integral, que requiere cumplir y avanzar en la implementación de todos los componentes del acuerdo: la democratización de la propiedad rural y apoyo a la producción campesina; la apertura del sistema político para la construcción de una democracia plena; la puesta en funcionamiento del Sistema de Verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las Victimas; las garantías para la reincorporación política, económica y social de los  y las integrantes de las FARC-EP, así como el proceso de dejacion de armas.

4. La Misión de Observación Política del Foro de Sao Paulo, a partir de las diferentes reuniones y visitas realizadas, observa con preocupación:
A.      Las dificultades en la implementación legislativa del Acuerdo Final, agravadas con el reciente comunicado de prensa de la Corte Constitucional, generan incertidumbre y desconfianza entre las partes y la sociedad civil, añadiendo inestabilidad jurídica y política. La certeza y la confianza son factores esenciales para avanzar en la construcción de la paz estable y duradera.

B.   Tras la visita a la Zona Veredal de Transición y Normalización (ZVTN) Mariana Páez ubicada en el municipio de Mesetas – Meta, observamos las inmensas necesidades que viven los hombres y mujeres de las FARC-EP en proceso de reincorporación.

Dignificar la vida de los y las combatientes cumpliendo con lo pactado, es la mejor señal de reconciliación tras un conflicto de 52 años tan largo y doloroso. Instamos al gobierno colombiano a acelerar la construcción y adecuación de las ZVTN, especialmente en los temas de suministro de agua potable, dotación de ropa y calzado, educación, capacitación, alimentación, sanidad e infraestructura vial. Genera particular preocupación la situación de salud de las mujeres gestantes y lactantes, los niños y niñas y los lisiados de guerra que viven en estas zonas.

C.    El asesinato de líderes y lideresas sociales, reclamantes de tierras, defensores y defensoras de derechos humanos, activistas por la paz e integrantes y familiares de las FARC-EP, enciende las alarmas ante lo que podría configurar una estrategia de terror para amedrentar las comunidades truncando la construcción de la paz, a partir de la expansión de las organizaciones sucesoras del paramilitarismo en antiguos territorios donde estaban las FARC-EP.

En este sentido, llamamos al gobierno colombiano a combatir efectivamente a estos grupos, protegiendo a las comunidades, movimientos sociales y dirigentes comprometidos con la paz. Así mismo, brindar todas las garantías y condiciones de seguridad para las FARC-EP en tránsito a movimiento o partido político legal.

Recomendamos a las partes solicitar ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una segunda misión que vele por la seguridad de las comunidades y excombatientes de las FARC-EP, así como el cumplimiento de los demás compromisos asumidos anteriormente entre las partes.

Sugerimos respetuosamente a todos los poderes públicos, en especial al legislativo y judicial a acelerar el proceso de implementación, apegado al Acuerdo Final y su espíritu democratizante, recordando que éste ha sido incorporado en los tratados internacionales tras ser depositado en el Consejo de la Confederación Suiza.

Como resultado de la Misión de Observación Política desarrollada por cinco días en Colombia, ha sido evidente para nosotros y nosotras el compromiso de las partes para lograr implementar el Acuerdo Final y avanzar en la construcción de la paz estable y duradera que merecen y reclaman todos los colombianos y colombianas.

Acompañamos al pueblo colombiano en sus esfuerzos, expresados en las calles en apoyo irrestricto a la paz, para aportar al sueño latinoamericano planteado por la Cumbre de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), de hacer de Nuestra América región de paz.

Expresamos nuestra disposición solidaria como partidos latinoamericanos y caribeños, de hacer las gestiones necesarias para abonar al cumplimiento de los acuerdos de paz.
22 de mayo de 2017. Bogotá D.C.